La Organización Mundial de la Salud (OMS), muestra estadísticas que aseveran que la esperanza de vida de los hombres es menor que la de las mujeres a nivel mundial. En concreto asegura que es 4,4 años menos en promedio del tiempo que viven las mujeres. De hecho, es una cifra que ha venido creciendo en un lapso de 16 años.

Nunca antes se había considerado una diferencia de género en las estadísticas que publica cada año la OMS. Pero estas indican que paso de ser 66,5 años la edad promedio de vida en el año 2000, a 74,2 años en la mujer y 69,8 en el hombre en 2016. Por lo que la OMS enfatiza en que estas diferencias deben considerarse para la definición de las políticas sanitarias.

Así mismo, la diferencia de género se presenta en las nuevas estadísticas de ocurrencia de las enfermedades mentales. Hay gran cantidad de enfermedades que no se presentan de igual forma en hombre y mujeres: Inclusive algunas son enfermedades propias de los hombres o de las mujeres. Las enfermedades de la mente son un ejemplo de esa condición.

Escoja siempre el mejor seguro de salud para usted y su familia

La diferencia de sexos o dimorfismo sexual

Las mujeres son más tendentes a sufrir de trastornos como la depresión, el estrés o la ansiedad. Pero los hombres sufren más que las mujeres de autismo, de esquizofrenia o de hiperactividad.

Como bien dice la Organización Mundial de la Salud, es necesario profundizar en la medicina personalizada. Es en definitiva inevitable, para mejorar el aspecto preventivo así como los tratamientos de las enfermedades. Aunque se asoma la posibilidad de que se presente mucha polémica al respecto.

En este sentido, Eduard Vieta, director científico del CIBER de Salud Mental (CIBERSAM) explica que la diferencia de sexos o dimorfismo sexual es una característica propia del hombre y muchos animales también.  Algunas de esas diferencias se modifican a nivel cultural pero otras es muy difícil hacerlo.

Así mismo, añade que hay diferencias muy marcadas desde el punto de vista biológico, el sistema hormonal es muy diferente en hombres y mujeres. Así como también los niveles de esas hormonas en el cuerpo.

Inclusive, en el mismo hombre,

…la exposición a la testosterona, durante la adolescencia puede hacer que un hombre sea más violento. Aunque eso no significa que un hombre más violento vaya a tener mayores niveles de testosterona que uno menos violento. Son factores de riesgo

Otro ejemplo muy claro es que esos niveles de hormona se expresan en forma diferente. Como lo es el caso de que los varones son más propensos a enfermarse cuando niños. Mientras que las hembras son más vulnerables a sufrir enfermedades de la mente  en la pubertad y adolescencia. En los dos casos el factor que desencadena las enfermedades es el estrés.

En este sentido, según algunos estudios como el publicado en Biological Psychiatry Georgia Hodes (Universidad de Virginia) el período más vulnerable en la mujer es durante el embarazo. Así como los años después del Nacimiento. En consecuencia, las principales enfermedades son de tipo social. Tales como trastornos relacionados con el autismo, déficit de atención o de tipo cognoscitivos.

Interesante
Otro estudio realizado en la Universidad del Temple en Filadelfia, coordinado por Debra Bangasser indica que lo que protege a las mujeres de esos padecimientos son los estrógenos. Pero, en la pubertad el embarazo o menopausia, cuando ocurren cambios hormonales, las mujeres son más vulnerables a sufrir de depresión, estrés o ansiedad.

Así mismo, el acoso en mujeres, o cuando son cabeza de familia y deben mantener solas a los hijos o a familiares enfermos, la presión le origina estrés postraumático. O también depresión o ansiedad. También es posible, cuando la mujer embarazada es expuesta a sustancias tóxicas en el útero, pudieran desencadenar problemas de esquizofrenia.

Según cifras del Reino Unido el problema es más grave en mujeres que en hombres, y en especial en jóvenes entre 16 y 24 años de edad. Las estadísticas de 2014 indicaron que el 26% de las mujeres presentó síntomas de algún tipo de enfermedad de este tipo y los hombres solo el 9,1% de igual edad.

Así mismo, según la Encuesta Nacional de Salud, en España, el 9,1% de las mujeres manifestó sufrir de ansiedad crónica y solo el 4,3% de los hombres. Mientras que para la depresión el comportamiento fue muy similar. Un 9,2% de mujeres y un 4% de hombres manifestaron los síntomas de este trastorno.

Revise ahora los mejores seguros de salud low cost y seguros de vida low cost, para realizar siempre la mejor elección

Los factores culturales son un factor determinante

La OMS plantea que los factores culturales tienen cierto impacto en la presencia diferencial de enfermedades mentales en hombres y mujeres. Los hombres cuando sienten presión, ansiedad o estrés muy poco acuden al médico, mientras que las mujeres sí lo hacen. En consecuencia, a las mujeres se les diagnostica depresión y consumen más ansiolíticos, lo cual es de menor consumo por los hombres.

En España por ejemplo, un 13,9% de las mujeres consumen estos fármacos mientras que solo el 7,4% de los hombres están medicados. Sin embargo, es más frecuente que los hombres sufran de adicciones.  Lo cual es más probable que sea una forma de reaccionar ante los problemas que una condición biológica (alcoholismo o drogadicción).

Por otra parte está el suicidio, otro grave problema entre la población. Los datos también muestran una diferencia en este trastorno mental según el sexo. En este sentido, las estadísticas indican que en 2016 se suicidaron 53.500 personas en la Unión Europea, de las cuales el 77% eran hombres (Eurostat). Pero por otra parte, el intento de suicidio en mujeres es mayor que en hombres (Vieta).

De igual forma, indica Vieta, que “Las mujeres emplean formas poco letales para intentar suicidarse. No suelen pegarse un tiro, en parte también porque tienen menos acceso a las armas, ni saltan de un edificio o se ahorcan…en muchas mujeres, los intentos de suicidio son una demanda de ayuda, porque las mujeres, cuando tienen problemas, suelen pedir más ayuda que los hombres”

La salud mental tratada con inteligencia artificial

En consecuencia, el problema de salud mental en España va creciendo. Hay muchos indicios de que la población está más vulnerable a sufrir trastornos mentales. De hecho, las cifras del INE en España, indican que el porcentaje de ingresos a los centros hospitalarios por problemas mentales ha ido en aumento.   De 9,3% en 2023, subió a 9,7% en 2015.

Mientras que en el Reino Unido, en 1993, era de un 6,9% y subió a un 7,9% de la población con problemas mentales en 2000. En 2007 subió al 8,5% y en 2014, iba por el 9,3% de la población.

Utilice siempre el mejor comparador de seguros de salud para encontrar y contratar el mejor seguro para usted y su familia

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES