Artrosis

Artrosis

La artrosis tiene su origen cuando existe un desgaste del cartílago articular. Esto significa que si existe un daño en el cartílago de las articulaciones, puede originarse la artrosis.

Un daño en el cartílago puede suceder como consecuencia de realizar esfuerzos sobrepasados y de forma inapropiada.

Existen ciertas lesiones y defectos congénitos del cartílago que pueden desembocar en un desgaste de las articulaciones. En general la artrosis tiende a desgastar la cadera y la rodilla y su evolución se basa en un desgaste lento del cartílago pero que se mantiene continuamente.

Es importante considerar un tratamiento preventivo, ya que existen modificaciones en huesos adyacentes que pueden ser afectados y estos se pueden presentar en estadios tardíos produciendo la destrucción de la superficie de la articulación.

El efecto más relevante de la artrosis es el dolor, y en condiciones avanzadas las articulaciones pueden llegar a endurecerse y deformarse.

Para establecer un diagnóstico sobre una artrosis es necesaria una anamnesis completa, además de la exploración física y si es necesario se considera una radiografía para establecer la magnitud de la degeneración de las articulaciones.

Cuando los tratamientos para la artrosis no surten efecto y las articulaciones se encuentran limitadas a la movilidad, se requiere en primera instancia una operación de trasplante de articulación (prótesis).

 

Definición de artrosis

El término artrosis hace referencia al desgaste continuo y progresivo del cartílago de las articulaciones, esto es causado cuando se realizan acciones que conllevan un excesivo esfuerzo de forma inapropiada provocando dolor y rigidez en las articulaciones. También el desgaste de las articulaciones pueden ser generadas por lesiones o defectos congénitos del cartílago.

Cuándo un tejido del cuerpo humano se desgasta y se degeneran a través del tiempo, se define como “degeneración”, es por tal razón que la artrosis se trata de una enfermedad articular degenerativa comenzando con la degeneración del cartílago y luego pasa por un proceso de remodelación de los huesos adyacentes y finalmente a la destrucción de la superficie articular.

Cuando la artrosis afecta la rodilla se denominan como gonartrosis cuando afecta la cadera se define como coxartrosis. También la artrosis puede afectar las vértebras llamándose esto espondiloartrosis, también se pueden ver afectadas las articulaciones de la mano en especial la de los dedos, las interfalángicas proximales y la articulación carpometacarpiana del pulgar esto llamándose artrosis trapeciometacarpiana o rizartrosis

 

Causas de la artrosis

El que una persona pueda padecer de artrosis puede ser derivado por varias causas. Con frecuencia esta patología se presenta y se desarrolla consecuencia de una mala postura y la realización de esfuerzos sobrepasados causando que el cartílago de las articulaciones no soporte la acción lo que con el tiempo desencadena la degeneración del cartílago.

También se consideran causas de artrosis El sufrir fracturas de huesos o lesiones de las cápsulas que generan inestabilidad en la articulación.

Se considera que la inflamación de las articulaciones en este caso la artritis, pueden ser causas de sufrir una artrosis también se incluyen trastornos metabólicos como gota, diabetes mellitus y pseudogota condrocalcinosis.

La artrosis hemofílica, la hemofilia, puede ser considerada un elemento que genera un tipo de artrosis. Esto se debe a las hemorragias ocasionadas en el interior de las articulaciones.

La artrosis tiene lugar cuando se ocasiona un desgaste del cartílago que protege hasta descubrir el hueso o parte de este. Cuando existe un desgaste el cartílago ya no protege a los huesos de golpes, esfuerzos y rozamiento por lo que el hueso trata de soportar la carga produciendo una sustancia ósea que conlleva a la deformidad y el engrosamiento nodular de las articulaciones que son afectadas.

Cuando el cartílago sufre un desgaste provoca inflamaciones de la membrana sinovial por tal razón se presentan las articulaciones calientes y enrojecidas, también se pueden ocasionar derrames articulares líquido en la articulación.

 

Síntomas de la artrosis

Los síntomas característicos de la artrosis son fundamentalmente la presencia del dolor y de la rigidez de la articulación.

Cuando se tienen espacio de reposo prolongado, posterior a esto los movimientos de las articulaciones suelen ser muy dolorosos. El dolor y rigidez ocasionada por la artrosis puede presentarse generalmente por las mañanas.

Cuando la artrosis se presenta en un estado avanzado, la articulación se presentan irritada y muchas veces inflamadas a causa de líquido y ésta puede generar una deformación.

 

Diagnóstico de la artrosis

El diagnóstico se define a través de la anamnesis acompañada de la exploración física de las articulaciones. También se realizan evaluaciones del rango de movimiento, la estabilidad de los ligamentos, inflamación, ciertas alteraciones en la piel y las zonas de presión donde tiene presencia el dolor.

Las radiografías suelen ser un respaldo más para la confirmación certera de que un individuo esté padeciendo de artrosis. Las radiografías pueden mostrar alteraciones como el estrechamiento del espacio articular, compresión del hueso bajo el cartílago, defectos del hueso y formación de extensiones del hueso en espolones.

 

Tratamiento de la artrosis

En primera instancia el tratamiento para la artrosis consiste en poder brindar un alivio al dolor que sufren los pacientes y ayudar a recuperar su movilidad y su rendimiento. Por ejemplo el ejercicio terapéutico.

El tratamiento de la artrosis consiste en prestar atención especial en aspectos importantes como las posturas, el esfuerzo físico, el sobrepeso y la falta de ejercicio
También existen fármacos que pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación de la artrosis, como analgésicos y antiinflamatorios e inyecciones y limpieza para articulación con corticoides.

 

Evolución de la artrosis

La evolución de la artrosis suele ser diferente en cada caso y ésta puede perdurar de acuerdo a la intensidad de las molestias. Los tratamientos para la artrosis pueden ayudar a brindar un alivio temporal del dolor sin embargo estos no pueden evitar un progreso de la artrosis. La osteotomía puede ayudar a retrasar el desgaste natural de acuerdo al estadio de la enfermedad.

 

Prevención de la artrosis

La prevención de la artrosis se puede prevenir dar mediante el entrenamiento muscular y las actividades físicas que ayuden a fortalecer los músculos. De acuerdo a la resistencia de cada persona se pueden realizar ejercicios de alta y de baja intensidad.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *