Carnitina

Valore esta información

L-carnitina no es en sentido propiamente un aminoácido, sino más bien un di péptido el cual se sintetiza a partir de dos aminoácidos esenciales: la lisina y la metionina, por esta razón es considerado como un aminoácido esencial.

La Carnitina es un aminoácido importante en el metabolismo energético de las células animales y vegetales, mejorando el metabolismo de las células cerebrales aumentando la resistencia al estrés.

La L-carnitina no es un agente quema grasa, sino un trasportador que facilita que esas grasas sean utilizadas correctamente como fuente energética. Sin la L-carnitina los depósitos grasos no pueden oxidarse y como consecuencia de ello estos se almacenan en el torrente sanguíneo y en las células de nuestro organismo.

La síntesis y producción en nuestro cuerpo ocurre siempre y cuando llevemos una nutrición balanceada correcta.

 

Función de la Carnitina en el organismo

– Ayuda a disminuir el riesgo de depósitos grasos en el hígado.
– Participa en el circuito vascular reduciendo niveles de triglicéridos y colesterol en la sangre.
– Realiza el transporte de ácidos grasos a la mitocondrias, logrando con ello generar energías en forma de ATP.
– Acelera el metabolismo aeróbico de los hidratos de carbono.

 

La falta de Carnitina en el organismo puede ocasionar

Hasta hace unos años atrás se pensaba que era imposible sufrir deficiencia de este aminoácido, sin embargo algunas personas necesitan suplementos nutricionales de Carnitina para mantener un metabolismo normal.

La deficiencia de carnita se clasifica en dos grandes grupos:

a) Miopatía afecta al tejido muscular
b) Sistemática afecta todo el cuerpo.

Afecciones producto de la falta de Carnitina
– Deficiencia de lisina o metionina
– Deficiencia de hierro, vitamina C, B3 O B6.
– Mala absorción de Carnitina.
– Confusión.
– Sensación de mareo.
– Debilidad muscular.
– Cansancio.
– Aumento de la necesidad de Carnitina por una dieta demasiado abundante en lípidos por estrés.
– Aumento de colesterol y triglicéridos.
– Obesidad.
– Cirrosis.
– Trastornos del hígado o hepatomegalia.

 

Alimentos ricos en Carnitina

La presencia de Carnitina en los alimentos es baja:

ORIGEN ANIMAL: carnes rojas, lácteos.

ORIGEN VEGETAL: coliflor, germen de trigo, levadura de cerveza, cacahuates.

 

Cantidad diaria de Carnitina necesaria para el organismo

La L-carnitina se puede tomar vía oral, intramuscular e intravenosa, la dosis habitual es de 1 a 3 g/día en adultos, distribuidos en 2 o 3 tomas por día.

Miopatías y Cardiomiopatía: de 4 a 5 g al día, repartidos en varias dosis, por vía intravenosa o intramuscular.

Miocardiopatías por medicamentos e isquemia miocárdica de 1 a 3 g al día, administrados en varias dosis, por vía intravenosa o intramuscular. En niños la dosis será determinada por el pediatra en función de la edad y la enfermedad a tratar, se recomienda tomar la vía oral junto con otros alimentos.

Interacciones de la carnitina con medicamentos, plantas y alimentos.

La Carnitina interactúa con la coenzima Q10, el ácido pantotenico y en mayor medida con la colina, cuyo consumo reduce la excreción de Carnitina por vía urinaria y aumenta la concentración intracelular de la misma.

Este medicamento puede interaccionar con el acenocumarol ya que puede potenciar la acción anticoagulante y producir riesgos de sangrado

 

Enfermedades en las que se aconseja el uso de Carnitina

– Utilizado frecuentemente para tratar afecciones cardiovasculares y renales, principalmente cuando se intenta mejorar el rendimiento físico.
– Enfermedades cardio vasculares.
– Angina de pecho, infarto agudo de miocardio, necrosis, 5 arritmias inducidas por el consumo de drogas, trastornos cardiacos.
– Síndrome de fatiga crónica.
– Concentraciones elevadas de colesterol asociado a LDL.
– Concentraciones elevadas de triacilgliceroles.
– Bajo rendimiento físico.
– Enfermedades de Alzheimer, depresión senil y falta de memoria relacionada con la edad.
– Enfermedades renales.
– Bajo conteo y movilidad reducida de los espermatozoides (infertilidad masculina).

 

Precauciones a tener en cuenta con el uso de Carnitina

No existen restricciones para su consumo durante el embarazo y lactancia ya que es una sustancia natural, cuya demanda se incrementa durante el embarazo y además, forma parte de la leche materna, tampoco se ha registrado alteraciones fetales.

La carnitina puede alterar algunas pruebas de laboratorio como el nivel de triglicéridos en la sangre, se debe avisar del uso de carnitina en caso de hacer pruebas de laboratorio sobre todo sin son pruebas de sangre.

 

La Carnitina puede ocasionar

– Nauseas.
– Vomito.
– Hiperhidrosis.
– Síntomas parecidos al de la miastenia.
– Se encuentran contraindicaciones en pacientes que sufren de enfermedades renales, sobre todo aquellos que se encuentran en diálisis.

Según información médica, los efectos secundarios de la L-carnitina no son significativos y con el control médico adecuado puede ser útil para bajar de peso, sobre todo si tiene un déficit de levocarnitina.

Vital para la disfunción eréctil.

Es importante respetar el horario pautado, si olvida tomar una dosis tómela pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *