Ácido Aspártico

Ácido Aspártico
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto[s]

El Ácido Aspártico es un aminoácido no esencial, que nuestro organismo lo puede sintetizarlo de forma natural mediante otros elementos y sustancias que se obtienen atreves de la ingesta de aminoácidos esenciales, este aminoácido proporciona propiedades para el sistema nervioso y la producción de hormonas e interviene en la trasformación de proteínas dentro del ciclo de Krebs. En la actualidad el Ácido Aspártico es una sustancia muy usada por algunos atletas para sus prácticas deportivas ya que tiene efectos de crecimiento muscular, esto es gracias al funcionamiento de las hormonas del crecimiento, generando así un aumento de la masa muscular, la trasformación de la energía al entrar en el ciclo donde se trasforma la glucosa, generando una aceleración en la misma seguidamente pasa a ser absorbida por los minerales, además disminuye la fatiga.

Los efectos del Ácido Aspártico son para las funciones cerebrales y la producción de hormonas, genera más testosterona en su estructura molecular.

El Ácido Aspártico actúa también como un neurotransmisor especializado en las partes del sistema nervioso que participan en la producción de hormonas, es también un estimulador en la liberación de la hormona luteinizante y la hormona del crecimiento de la glándula pituitaria, la hormona luteinizante es el mensajero químico que viaja desde la pituitaria hasta los testículos, donde se activa la producción de testosterona, a su vez mejora la producción de LH, el ácido D-aspártico también ha demostrado tener un efecto estimulante directo en los testículos en la producción de testosterona.

El Ácido Aspártico es muy importante para desintoxicar el hígado y su correcto funcionamiento ya que al combinarse con otros aminoácidos forma moléculas capaces de absorber toxinas del torrente sanguíneo.

Los productos que lo contienen se pueden encontrar tanto por el nombre de Acido Aspártico o Asparagínico.

 

Funciones que desempeña el Ácido Aspártico en el organismo

– Nos ayuda a mejorar la fatiga y la depresión.
– Participa en muchas funciones celulares y el metabolismo, en compañía del potasio y el magnesio, rejuvenece su actividad.
– Es indispensable para el mantenimiento del sistema cardiovascular, en compañía del magnesio y el calcio.
– Protege el hígado ayudando a la expulsión de amoniaco.
– Nos ayuda a eliminar el amoniaco, protegiendo de esta manera el sistema nervioso.
– Es importante en la producción y secreción de hormonas.
– Ayuda a la función del ARN y el ADN, los cuales son importantes para la formación genética.
– Aumenta los niveles de testosterona de forma natural y segura hasta en un 42%.
– Incrementa la absorción, circulación y utilización de los siguientes minerales: calcio, magnesio, zinc, y potasio, atreves de la mucosa intestinal, la sangre y las células.
– Aumenta el crecimiento muscular.
– Mejora la cálida de vida sexual en los barones.
– Es inmunoactivador de la glandula del timo.
– Protege de los efectos dañinos de la radiación.
– Interviene en los procesos metabólicos del sistema nervioso central.
– Participa en la formación del ácido glutáminico o glutamato.
– Estimula y participa en las conexiones cerebrales y el aprendizaje.
– Participa en el ciclo de la urea.
– Participa en la gluconeogénesis (es una ruta metabólica analítica que permite la biosíntesis de glucosa a partir de precursores no glucidicos).
– Estimula los receptores NMDA(N-metil-D-aspartato).
– Participa en la desintoxicación de la sangre.

 

La falta de Acido Aspártico puede ocasionar

– Alteración del sistema nervioso.
– Cansancio y fatiga.
– Alteraciones cardiovasculares.
– Alteraciones metabólicas.
– trastorno hepático.

 

Alimentos ricos en Acido Aspártico

ORIGEN ANIMAL: carne, pollo, pescado, huevos, lácteos.

ORIGEN VEGETAL: legumbres, caña de azúcar, melazas, cereales, avena, maíz, semillas de sésamo, semillas de girasol, espárragos, espinacas, calabazas, patatas, zanahorias, berenjenas, pimientos, apio, lechuga, achicoria, ajos, cebollas, piñones.

FRUTAS: albaricoque, ciruelas, naranjas, peras, papaya, plátano, uvas, mandarinas, higos, manzanas, grosella.

FRUTO SECOS: nueces, pistachos, castañas, almendras.

 

Requerimiento diario de Ácido Aspártico para el organismo

Se puede realizar una fase de carga, de 8 a 10 días, en la que se consumirá 2 tomas de 3 g desde el principio.

Debe emplearse durante un periodo de 4 a 8 semanas, descansando al menos 1 mes antes de iniciar una nueva toma.

Es preferible ingerirlo fuera de las comidas y de otros suplementos, especialmente con otros aminoácidos.

Con dietas altas en grasa se obtiene mayores niveles de testosterona.

Combinado con el aminoácido sarcosina, también parece dar mejor resultados.

En suplementos con Ácidos Aspártico este se encuentra en presentaciones en polvo, pastillas o capsulas es bastante normal aunque lo más común es comprar Acido Aspártico en polvo.

Esta presentación permite regular la cantidad que se debe tomar al día, así como el momento, dependiendo de la necesidad de la persona.

 

Enfermedades en las que se aconseja el uso de Ácido Aspártico

– Al aumentar la absorción del zinc, podría ayudar en los problemas de retención del líquido.
– Trastornos en las funciones sexuales masculinas; impotencia.
– Trastorno del crecimiento.
– Enfermedades en las que el uso de calcio, magnesio, potasio y zinc se haga necesario.
– Cansancio.
– Fatiga crónica.
– Hígado: intoxicación hepática por amoniaco; congestión hepática.
– Trastornos del sistema nervioso: depresión, ansiedad, angustia, estrés, insomnio.
– Trastornos de la conducta.
– Trastornos cardiovasculares, tales como la arteriosclerosis o la falta de elasticidad resistencia en los vasos sanguíneos.
– De forma indirecta podría ayudar en la prevención de osteoporosis.
– Deportistas que precisen un aumento de la masa muscular la potencia y proporciona energía.
– Radiaciones.
– Trastornos del aprendizaje.

 

Precauciones a tener en cuenta con el uso de Ácido Aspártico

– Aumento de la testosterona.
– Masculinización.
– Dolencias hepáticas.
– Enfermedades renales.
– Embarazo y lactancia.
– Enfermedades mentales como epilepsia, Alzheimer.

Si se desea tomar aminoácidos lo más recomendable es que se siga la sugerencia de un profesional de la medicina y este le oriente adecuadamente sobre los niveles necesarios para su organismo.

Es muy importante tener cuidado con el uso de productos dietéticos y suplementos para mejorar el rendimiento deportivo.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *