MENUMENU

Candidiasis

Candidiasis
Candidiasis
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto

La candidiasis es la manifestación de una infección micótica que es expuesta en la piel o en las mucosas en forma de pequeñas lesiones o ulceras. Esta infección proviene del hongo del género Cándida.

Si la candidiasis tiene incidencia en varios tejidos u órganos a la vez, se presenta un escenario de candidiasis sistemática. Muy frecuentemente el sexo femenino es afectado por la candidiasis vaginal que consiste en el enrojecimiento de la zona vaginal acompañadas de manchas blancuzcas que se desligan con facilidad, picor intenso, escozor y excesiva secreción de color blanco.

El repertorio de hongos del tipo Cándida es amplio y estos pueden ser los promotores de las aftas y de la candidiasis sistemática, muy relevantemente el tipo Candida albicans que se presenta asiduamente en la piel o mucosas sanas. En precisas circunstancias las levaduras pueden multiplicarse y dar pie a la generación masiva, por ejemplo un sistema inmunitario débil, diabetes mellitus, embarazo, ingesta de antibióticos o cortisona.

El afta se exterioriza mediante pequeñas ulceras de color blanco o de color amarillo en la mucosas afectadas. Entre tanto la candidiasis sistemática donde el germen patógeno se extiende en todo el cuerpo, puede generar serias molestias mediante síntomas graves como infecciones de pulmón, riñones, retina, cerebro o válvulas cardiacas hasta una sepsis por cándidas.

La identificación del hongo desencadenante de la enfermedad es la base para poder establecer un diagnóstico de candidiasis. Esto se realiza a través de un frotis de las mucosas o de la piel que está siendo afectada, por ejemplo el afta para luego ser examinado por el facultativo mediante microscopio.

El tratamiento que se estable para la candidiasis radica en la administración de antimicóticos (anti fúngicos).

Las causas que generan una candidiasis sistemática o la formación de un afta incluyen una variedad de causas que van desde enfermedades, canceres, SIDA, alcoholismo, o diabetes mellitus.

En bebes también puede presentarse la candidiasis en la piel, esto se debe a que la protección de la piel disminuye, en estos casos es cuando se presenta la dermatitis del pañal. El sistema inmunitario debilitado es una brecha para que se mantiene propensa a los ataques de cándidas, por ejemplo en el embarazo, los tratamientos medicamentosos promueven la alteración del equilibrio entre bacterias y hongos lo que genera una sobrepoblación.

Los medicamentos que exponen al sistema inmunitario y lo debilitan son los corticosteroides, los inmunosupresores o los quimioterapéuticos.

 

Definición de candidiasis

La candidiasis se define como una enfermedad micótica que es generada por un hongo del género Cándidas que se exterioriza en la piel o las m mucosas como pequeñas lesiones o ulceras (aftas).

Las aftas que se sitúan en la piel también son denominadas candidiasis mucocutánea, que puede manifestarse en la cavidad bucal, en el esófago o en la vagina.

También se puede presentar un tipo de candidiasis definida como candidiasis sistemática, este tipo de candidiasis sucede cuando en un escenario órganos y tejidos a la vez se encuentran infestados por los hongos desencadenantes de la candidiasis.

Los hongos definidos como cándida son los desencadenantes de cualquier tipo de candidiasis, en este caso del afta y de la candidiasis sistemática que pertenecen al grupo de las levaduras y este amplio repertorio lo integran hasta 150 tipos diferentes, afectando tanto a humanos como a animales y plantas. Se estima que alrededor de un 80% de las candidiasis en humanos tienen estrecha conexión con la Candida albicans.

 

Causas de la candidiasis

La causa principal y detonante de un afta o una candidiasis de la piel o las mucosas, se origina en las infecciones provocadas por determinados hongos.

Los diferentes hongos que conforman el género Cándida, son los agentes patógenos responsables de las aftas en los casos de la piel y las mucosas, y de la candidiasis sistemática (cuando esta afecta a todo el organismo). El motivo más frecuente por el cual se presenta una candidiasis es la Candida Albicans. La Candida albicans comúnmente genera una debilitación del sistema inmunitario, lo que provoca que las defensas bajen la guardia y se alteran de tal forma que los hongos pueden reproducirse con facilidad y multiplicarse masivamente causando una infección.

 

Síntomas de la candidiasis

En casos donde se presenta una candidiasis mucocutánea los síntomas se limitan al lugar de la infección. Los agentes promotores de la candidiasis pueden atacar órganos y tejidos internos que pueden reflejarse con síntomas amenazantes para la vida de una persona.

Afta genital: puede presentarse como candidiasis vaginal en la mujer y balanopostitis candidiásica en el hombre. Los síntomas en la mujer van desde el pico, escozor hasta la secreción generosa y grumosa de color blancuzco. En los hombres se presentan pápulas enrojecidas ya sea en el glande o en el prepucio.

La candidiasis puede afectar; los pliegues de la piel como ser las axilas, el área anal, los muslos, también puede manifestarse en el esófago, boca e intestino.

La candidiasis sistemática puede afectar gravemente pulmones, riñones, retina del ojo, válvulas cardiacas, cerebro.

 

Diagnóstico de la candidiasis

El diagnóstico de la candidiasis se establece con la detección del agente patógeno que está provocando la infección.

En el caso de las aftas es preciso contar con un frotis de la piel para ser examinada microscópicamente. Para el diagnóstico de la candidiasis sistemática donde los tejidos y órganos se ven afectados, es requerida una biopsia para determinar la presencia activa de candida en las capas más profundas de los tejidos.
Para establecer un diagnóstico de candidiasis en riñones o intestinos son necesarias las muestras de orina y heces.

 

Tratamiento de la candidiasis

Los tratamientos con antimicóticos (anti-fúngicos) suelen ser la cura para el afta y la candidiasis sistemática.
Todo tipo de candidiasis es originada por hongos cándidas, por lo que para erradicar este tipo de hongos funcionan efectivamente la niastina, la natamicina, amfotericina B, el ketoconazol, entre otros.

 

Evolución de la candidiasis

La evolución de las aftas y la candidiasis sistemática dependerá mucho del tratamiento que se emplee para contrarrestar sus efectos y evitar su desarrollo y progreso. Es importante prestar atención a enfermedades subyacentes para poder determinar un tratamiento con el cual se puedan evitar complicaciones futuras.

 

Prevención de la candidiasis

Se recomienda dar seguimiento a diferentes enfermedades que puedan ser detonantes de una candidiasis, acompañado siempre de una opinión médica confiable. Además se pueden adoptar medidas locales como la protección durante las relaciones sexuales, una adecuada higiene intima.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *