Fenilalanina

Fenilalanina
Fenilalanina
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto[s]

La Fenilalanina forma parte del grupo de aminoácidos esenciales, que nuestro organismo no puede producir por si solo y este debe seguir una dieta rica en algunos alimentos. que lo contienen para proporcionárselo al organismo.

La Fenilalanina junto con la metionina o el triptófano otro aminoácido esencial más conocido, este aminoácido es importante, ya que, es utilizado por el cerebro para producir noradrenalina. además de otras sustancias químicas, como la dopamina y epinefrina. La noradrenalina, es una sustancia que trasmite señales entre las células nerviosas, encargándose de promover el estado de alerta.

La Fenilalanina se destaca por ser un aminoácido esencial y fundamental, el cual nuestro cerebro utiliza para producir cantidades determinadas de neurohormonas y sustancias químicas como ser la dopamina, epinefrina y noradrenalina sobre todo.

Por consiguiente este es un aminoácido que ayuda a mantener activo nuestro cerebro, promoviendo el estado de alerta, el aprendizaje y la memoria.

También es útil a la hora de reducir los síntomas tanto de la depresión como del Alzheimer. También disminuye la sensación de dolor, en casos como ser dolor de espalda, musculares, de cabeza, cólicos menstruales además de ayudar con los dolores de artritis reumatoide.

 

Función que desempeña la Fenilalanina en el organismo

– Ayuda a reducir la sensación de apetito.
– Ayuda a aliviar el dolor.
– Prevención y tratamiento de la depresión, elevando el estado de ánimo.
– Producción de colágeno, el cual es fundamental en la estructura de la piel y el tejido conectivo.
– Ayuda a incrementar los niveles de endorfina.
– Regula el ritmo cardiaco.
– Ayuda a incrementar los niveles de endorfina.
– Actúa como un estimulo cerebral.
– Puede estar relacionado con el sentimiento de estar enamorado.

 

La falta de Fenilalanina puede generar

– Alcaptonuria, enfermedad hereditaria que causa orina negruzca y frecuentes cálculos renales.
– Falta de reflejos y reacción.
– Fenilcetonuria, enfermedad genética que se debe a la carencia de la enzima Fenilalanina hidroxilasa o de la dihidropterina reductasa (DPHR).

Afectando gravemente al cerebro durante el crecimiento y desarrollo.

 

Alimentos ricos en Fenilalanina

La Fenilalanina se encuentra principalmente en alimentos ricos en proteínas entre ellos:

ORIGEN ANIMAL: carne, pescado, huevos, productos lácteos.

ORIGEN VEGETAL: cacahuate, espárragos, garbanzos, lentejas, levadura de cerveza, soja.

OTROS: dulces, bebidas refrescante, algunas plantas ricas en proteína que también contienen Fenilalanina, alimentos dietéticos con edulcorante artificial.

 

Cantidad diaria de Fenilalanina necesaria para el organismo

Su uso es generalmente hasta 100mg día por kilo de peso.

 

La Fenilalanina no se debe mezclar con

Levodopona: la Fenilalanina puede interferir en su absorción y su acción.
Medicamentos antipsicóticos. No se deben mezclar con Fenilalanina.
Cafeína: disminuye la absorción de la Fenilalanina

 

Enfermedades en las que se aconseja el uso de Fenilalanina

– Dolores menstruales.
– Depresión.
– Calambres menstruales.
– Artritis reumatoide.
– Dolor de espalda.
– Esclerosis múltiple.
– Dolores musculares.
– Esquizofrenia.
– Migraña.
– Jaquecas.
– Osteoartritis.
– Obesidad.
– Parkinson.
– Trastorno en la pigmentación de la piel.
– Trastorno del aprendizaje.
– Trastorno en el ritmo cardiaco.
– Vitíligo: para su terapia, se debe ingerir de 30 minutos a 1 hora antes de la exposición a la radiación ultravioleta o solar.

 

Precauciones a tener en cuenta con el uso de Fenilalanina

No se producen efectos colaterales, sin embargo las personas con afecciones renales o hepáticas no deben ingerir grandes cantidades de aminoácidos sin las prescripciones médicas necesarias.

Los pacientes fenilcetonuricos no deben consumir Fenilalanina.

Las embrazadas no deben consumir Fenilalanina, ya que los niveles elevados en sangre materna son nocivos para el feto provocan problemas cardiacos, retraso del crecimiento, microcefalia y retraso mental.

Los niveles de Fenilalanina, están aumentados en ciertas enfermedades como la hipertensión portal, la cirrosis biliar primaria y la cirrosis hepática.

La ingesta de carbohidratos puede elevar su concentración en el cerebro.

Las personas con cáncer en la piel no deben ingerir Fenilalanina.

Las personas con historial de envenenamiento con arsénico no deben ingerir Fenilalanina.

Personas que fueron sometidas a radio terapias tampoco deben ingerir Fenilalanina.

 

En algunas ocasiones la Fenilalanina puede ocasionar

– Diarrea
– Nauseas
– Vomito
– Fiebre
– Dolor de cabeza
– Vértigo

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *