Enfermedad de Crohn

Enfermedad de Crohn
Enfermedad de Crohn
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto[s]

La enfermedad de Crohn se trata de una enfermedad caracterizada por la inflamación crónica del tracto digestivo, esta enfermedad tiende a manifestarse en forma de brotes. En especial la inflamación se sitúa en el íleon terminal, el área comprendida entre el intestino delgado y el colon.

La sintomatología de la enfermedad de Crohn se distínguete sobre todo por la diarrea crónica, un síntoma muy característico de la enfermedad. En ocasiones se acompaña con la presencia de espasmos de dolor, un dolor tipo cólico que se genera especialmente en el abdomen inferior derecho.

El diagnóstico de la enfermedad de Crohn consiste en la realización de distintas pruebas a través de diferentes métodos: colonoscopias, estudios radiográficos con contraste, ecografías y pruebas de laboratorio.

En relación a las causas que desencadenan la enfermedad de Crohn, su causa específica aún no está aclarada. El tratamiento de la enfermedad de Crohn depende de diferentes condiciones, una de ellas es el índice de gravedad de la enfermedad.

Por lo general el tratamiento de la enfermedad de Crohn consistes en las siguientes pautas:

– Medicamentos para inhibir la diarrea.
– Tratamiento con cortisona.
– Antiinflamatorios.
– Fármacos para suprimir el sistema inmunológico.
– Intervenciones quirúrgicas.

Se estima que el tratamiento para la enfermedad de Crohn tiene la capacidad de reducir las molestias hasta en un 70% en todos los pacientes afectados por la enfermedad de Crohn. Actualmente la enfermedad de Crohn no se puede curar totalmente. Durante todo el proceso de la enfermedad, en muchas ocasiones son requeridas las intervenciones quirúrgicas.

 

Definición de la Enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn se define como aquella enfermedad que genera una inflamación crónica del tracto gastrointestinal y por tal razón, así mismo que la llamada colitis ulcerosa o inflamación crónica del colon, es una de las formas de la llamada enfermedad inflamatoria crónica intestinal.

La palabra Crohn proviene del médico estadounidense Burrill Bernard Crohn, que describió la enfermedad (en latín, morbus).

La enfermedad de Crohn no es contagiosa, únicamente se manifiesta a través brotes que afectan a todas las capas de la pared intestinal. Los episodios agudos se clasifican en asociación con la gravedad de la actividad inflamatoria en leves, moderados y graves.

La enfermedad de Crohn a la vez se asocia con las siguientes denominaciones:

– Enfermedad de Crohn.
– Enteritis regional.
– Enteritis terminal.
– Ileitis terminal.
– Enteritis cicatrizante.

En la enfermedad de Crohn tienden a expandirse afectando otras partes del tracto gastrointestinal incluyendo el esófago y la boca., caso contrario de la colitis ulcerosa que se limita únicamente al colon.

No obstante, existen zonas que son muy frecuentemente afectadas de manera limitada:

– La región final del intestino delgado (íleon terminal) aproximadamente en un 30%.
– El tramo final del intestino delgado y a la vez el tramo de unión con el intestino grueso y parte inicial de este (íleocolon) ronda el 40%.
– El intestino grueso y el canal anal en alrededor del 25% de los casos de afectados.

En cuanto a incidencias, en España la enfermedad de Crohn cuenta con una tendencia de 5,5 nuevos casos por cada 100.000 habitantes aproximadamente. Esta enfermedad afecta a hombres y mujeres, sin acepciones. A esta enfermedad se le asocia cierta predisposición tanto familiar como étnica, es decir las personas de raza blanca tienden a desarrollarla aproximadamente con el doble de frecuencia que las personas de color.

La enfermedad de Crohn puede presentarse y afectar en cualquier edad, incluyendo a niños. La enfermedad de Crohn tiende a comenzar entre las edades de 15 y 35 años. Aproximadamente de 15 al 25% de los casos manifiestan los primeros síntomas antes de los 20 años de edad, en ocasiones pueden iniciar incluso durante la infancia. En los últimos 20 años el número de diagnósticos se ha elevado considerablemente.

 

Causas de la Enfermedad de Crohn

Actualmente las causas responsables de originar la enfermedad de Crohn continúan siendo desconocidas.

De acuerdo a estudios y seguimiento de los expertos aproximadamente el 50% de las personas con enfermedad de Crohn manifiestan alteraciones genéticas específicas: mutaciones en un gen particular, llamado gen NOD2/CARD15, razón por la cual se estima que la predisposición genética interviene como un papel importante como causa de la enfermedad intestinal.

Además se estima que existe una diversidad de factores de influencia para el surgimiento de la enfermedad de Crohn:

– Alimentos o componentes alimentarios ligados al consumo u abuso de hidratos de carbono refinados como azúcar blanco.
– Sistema inmune deficiente.
– Factores psicosomáticos.
– Factores del entorno, en especial fumar.
– Posibles virus y bacterias como se Mycobacterium paratuberculosis.

Existen teorías comprobadas que los factores psicosomáticos tienden a ser desencadenantes de la enfermedad de Crohn. Las tensiones mentales y así mismo situaciones conflictivas o estrés tienden a originar prematuramente nuevos episodios o empeorar uno existente.

 

Síntomas de la Enfermedad de Crohn

En la enfermedad de Crohn se caracteriza por presentar un sintomatología bastante distintiva, los síntomas más frecuentes en aproximadamente el 70% de todos los casos, son la presencia de heces entre acuosas y líquidas, diarrea, acompañados además de espasmos y dolor abdominal adicionalmente. El dolor se produce especialmente en el abdomen inferior derecho. En casos extraños las heces contienen sangre o mucosidad.

Consecuencia de la diarrea característica de la enfermedad de Crohn, las personas afectadas suelen pierden muchas contenido de proteínas, por tal razón surge la pérdida de energía, además pierden peso y se sienten debilitadas, abatidas y sin apetito. Es común que los pacientes sientan una sensación general de malestar e incomodidad.

Los síntomas y signos típicos y más característicos de la enfermedad de Crohn son los siguientes:

– Fiebre.
– Aumento de glóbulos blancos (leucocitosis).
– Disminución de glóbulos rojos (anemia).

 

Diagnóstico de la Enfermedad de Crohn

El diagnóstico de la enfermedad de Crohn gira alrededor de la realización de una variedad pruebas a través de diferentes métodos, tales como colonoscopias, estudios radiográficos con contraste, ecografías y pruebas de laboratorio.

En situaciones donde la enfermedad del colon llega a afectar al intestino delgado, a pesar de un amplio y profundo estudio diagnóstico, se estima que en aproximadamente un 10% de estos pacientes no se es posible distinguir la enfermedad de Crohn de la colitis ulcerosa. En lo especial de estos casos, el diagnóstico definitivo se refleja más tardíamente.

 

Tratamiento de la Enfermedad de Crohn

El tratamiento dirigido a la enfermedad de Crohn consiste en abarcar los siguientes objetivos:

– Reducir los síntomas.
– Prolongar los intervalos entre las recaídas.
– Evitar las complicaciones.
– Retrasar la cirugía lo más posible.

La enfermedad de Crohn tiene la ventaja de ser tratada con diferentes medicamentos:

En casos donde la enfermedad de Crohn conlleve trastornos graves, se prescribe un tratamiento con medicación oral con el afán en primera instancia de detener la diarrea. Esto es posible con medicamentos indicados para contrarrestar la diarrea, los llamados antidiarreicos, como la loperamida. Ademase en el tratamiento oral frente a la enfermedad de Crohn, se puede incluir también cortisona. Cuando aparecen los brotes de la enfermedad inflamatoria, se utiliza regularmente antiinflamatorios corticosteroideos.

Derivado de posibles complicaciones, en algunos panoramas es recomendable un procedimiento quirúrgico para retrasar la evolución grave, esto es consistente en los siguientes casos:

– Abscesos.
– Fístula.
– Tumores.
– Fibrosis de los órganos u otros tejidos.
– Conglomerados de asas intestinales.

 

Evolución de la Enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn en cuanto a su evolución, esta se distingue por una evolución crónica o bien en brotes. En un 50% de los casos de enfermedad de Crohn es imprescindible la cirugía como opción de tratamiento.

Aunque la enfermedad no puede curar por completo, una terapia adecuada ayuda a minimizar las molestias en el 60 al 70% de los casos.

La enfermedad de Crohn seguidamente puede abrir brecha una serie de complicaciones que afectan directamente al colon.

Además pueden aparecer complicaciones de la enfermedad de Crohn fuera del intestino, pero son menos comunes:

– Cálculos renales.
– Artritis.
– Inflamación de los ojos.
– Inflamación del conducto biliar (más común en hombres).
– Alteraciones en la piel en forma de nódulos dolorosos.

 

Prevención de la Enfermedad de Crohn

No es posible prevenir la enfermedad de Crohn, pero se puede mitigar el riesgo y su recurrencia en brotes llenado un estilo de vida saludable.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *