Paperas

Paperas
Paperas
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto[s]

Las paperas, también denominadas parotiditis epidémica, refieren a una infección es representativa por ser transmitida por medio de la tos o los estornudos. Las paperas es una patología que se incluyen dentro de las enfermedades virales que su vía de trasmisión se define como fácil, especialmente durante la infancia.

Los síntomas representativos que se presentan por una infección por parotiditis, conllevan fatiga, fiebre y otros síntomas de término general, especialmente la inflamación de las glándulas parótidas, generando los representativos carrillos inflamados.

Si las paperas se presentan durante la infancia las paperas, estas por lo general tienden a contar con un curso inocuo y las complicaciones son raras. En los casos donde la infección se presenta después de la pubertad y esta afecta a los testículos, puede desencadenar infertilidad. La prevención de las paperas gira alrededor de la vacuna frente a la misma.

 

Definición de paperas

Las paperas, definidas también como parotiditis epidémica, refieren a una enfermedad viral aguda que normalmente desencadena una inflamación dolorosa de las glándulas parótidas y es acompañada por la fiebre. En ocasiones el virus de las paperas llega a infectar el cerebro, el páncreas o los testículos, en otros escenarios pueden verse perjudicados otros órganos, por ser los ovarios, tiroides, ojos, corazón, riñones o las articulaciones.

Las paperas o parotiditis epidémica, es establece como una enfermedad cuya notificación es de carácter obligatorio en España desde el año 1982.

Las paperas (parotiditis epidémica) tienen presencia en todo el mundo. La infección por el patógeno de las paperas se manifiesta por lo general y con un alto número de frecuencia entre el quinto y el noveno año de edad.

Se estima que el 90% de todos los niños de hasta 15 años de edad que padecen de la enfermedad y a los cuales no se les ha administrado la respectiva vacunación preventiva, fallece por paperas. No obstante, entre el 50 al 60% de todas las personas infectadas que presentan la enfermedad son por lo general niños, mientras tanto el resto de la población no refleja ningún síntoma, pero sin embargo no dejan de ser contagiosos.

A través de la implementación de la vacunación rutinaria contra las paperas, la tendencia en España se ha reducido significativamente

 

Causas de las paperas

La causa responsable de desencadenar las paperas – parotiditis epidémica, son específicamente los virus de las paperas, estos pertenecen a los determinados paramixovirus. Una infección por estos patógenos puede desencadenar paperas únicamente en los seres humanos. Las vías de transmisión de la enfermedad se dan a través de gotitas de saliva, lo que constituyen los estornudos y la tos. La infección además puede realizarse por contacto directo, como por ejemplo médiate los besos y en condiciones extremas por la vajilla y los cubiertos compartidos.

 

Síntomas de las paperas

La sintomatología de las paperas marca una tendencia que del 30 al 40% de las infecciones de paperas – parotiditis epidémica, no manifiestan síntomas. En caso que la enfermedad presente síntomas, estos síntomas por lo generan implican fiebre e inflamación de las glándulas parótidas.

Por otra parte, durante las etapas iniciales de las paperas se desarrollan síntomas inespecíficos como ser una pérdida significativa de apetito, náuseas, y posiblemente dolor de cabeza y de las extremidades.

Posteriormente, en un lapso que comprende uno o dos días se manifiesta una inflamación dolorosa de las glándulas parótidas – parotiditis, y se genera las representativas mejillas hinchadas, acompañadas de un incremento de tamaño del lóbulo de la oreja. Comúnmente, alrededor del 20% de los casos tal inflamación se genera únicamente en un lado y el otro lado se hincha después de otros dos o tres días.

En ciertos casos se inflaman además otras glándulas salivales y los ganglios linfáticos locales. La acción de masticar y generar movimientos de la cabeza, tiende a ser dolorosos. El grado de intensidad de los síntomas individuales de paperas comúnmente se incrementa con la edad.

Las paperas, por otra parte, pueden desarrollar otros trastornos. Uno de ellos y el más importante es una inflamación de las meninges, definida meningitis aséptica. Los dolores de cabeza intensos son representativos y pueden ser indicios relacionados con la inflamación de las meninges. Mientras tanto, en hombres, una inflamación de los testículos – orquitis puede tener lugar simultáneamente, entre tanto en la infancia no tiende a presentarse inflamación de testículos.

 

Diagnóstico de las paperas

El diagnóstico normalmente se establece mediante la observación y el análisis de los síntomas clínicos: la típica inflamación de la parótida – parotiditis y las mejillas inflamadas.

En caso que los síntomas no sean representativos y la inflamación de las glándulas parótidas no es totalmente clara, se recurre a la detección de proteínas específicas, lo que se denomina anticuerpos, en el laboratorio, de tal forma se puede ratificar el diagnóstico del virus de paperas en la sangre. En casos especiales la detección del patógeno puede realizarse mediante muestras de la garganta, saliva, fluido cerebral, orina o tejidos.

 

Tratamiento de las paperas

No existe hasta la fecha un tratamiento específico de las paperas que implique medicamentos para erradicar los virus. El punto central se trata de mitigar los síntomas con medicinas como por ejemplo para bajar la fiebre – antipiréticos y calmantes – analgésicos, o medidas físicas, que pueden ser compresas refrescantes.

Si durante el curso de las paperas se desarrolla una meningitis grave, el tratamiento precisa de hospitalización. En situaciones donde se presente inflamación de los testículos a causa de las paperas, es preciso guardar reposo en cama y mantener los testículos elevados.

Frente a casos de las paperas los padres de familia deber tomar mano de ciertas medidas y consejos preventivos:

– Aislar al niño hasta una semana después de la inflamación de las glándulas, con el objetivo fundamental de que el niño no pueda contagiar a otras personas.
– Si se manifiesta fiebre e inflamación de los testículos es vital que el niño guarde reposo en cama lo más posible.
– Si se presenta fiebre, es fundamental la ingesta suficiente de líquidos.
– Para bajar la fiebre es recomendable emplear medidas físicas como ser las compresas frías o administrar antipiréticos.
– Es importante alimentar al niño con papillas y tratar de evitar los líquidos ácidos, con el propósito de no someter a esfuerzo a las glándulas salivales.
– Es aconsejable cepillar los dientes regularmente y ayudar al niño a realizar gárgaras con sustancias desinfectantes.

 

Evolución de las paperas

En términos generales, las paperas sostienen una evolución sin complicaciones – parotiditis epidémica. Los síntomas normalmente se resuelven transcurridas una o dos semanas. En las paperas las complicaciones se presentan en ocasiones totalmente aisladas. En determinados casos se desarrolla una meningitis que es provocada por las paperas, que está ligada con una inflamación del oído interno que desencadena una pérdida de la audición. Por otra parte pueden verse afectadas otras glándulas como el páncreas, además de la glándula parótida. Las complicaciones clásicas en los hombres son inflamación de testículos y del epidídimo, situaciones que pueden desembocar en una infertilidad.

 

Prevención de las paperas

Las paperas parotiditis, pueden ser prevenidas con éxito a través de una vacuna, para tal caso se dispone de la llamada vacuna viva o atenuada (vacunación activa con un patógeno atenuado).

En España en el año 1985 se estableció el programa de vacunación infantil entrelazada contra el sarampión, las paperas y la rubeola. La vacunación es esencial y especialmente en los niños, adolescentes y adultos que trabajan en instalaciones comunitarias como ser guarderías o escuelas.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *