Vitamina A – Retinol

Vitamina A – Retinol

A la Vitamina A también se la conoce con el nombre de Retinol, es una Vitamina liposoluble y la función principal es la de colaborar en la función y correcto mantenimiento de los huesos, la piel, y los dientes por lo que resulta ser esencial para nuestro organismo.

 

Función de la Vitamina A (Retinol) en el organismo

– La vitamina A (Retinol) en forma de ácido retinoico también desempeña un papel importante en la regulación de expresión genética. Una vez la célula absorbe el retinol, este es oxidado a retinal, que a su vez puede ser oxidado a ácido retinoico. El ácido retinoico puede unirse a diferentes receptores nucleares para iniciar o inhibir la expresión genética, mediante la regulación de la expresión de genes específicos, el ácido retinoico desempeña un papel destacado en la diferenciación fisiológica muy concreta. La Vitamina E y la Vitamina B1 también resultan muy beneficiosas para la vista, por lo que al combinarlas su efecto es mejor.

– La Vitamina A (Retinol) contiene una cantidad razonable de Retino en nuestro organismo y este ayuda a mejor la visión nocturna, el retinol es trasportado a la retina, la cual está situada en la parte posterior del ojo, donde es oxidado el retinal, en caso necesario el retinal es trasportado a las células bastones, donde se une a una proteína llamada opsina para formar el pigmento visual rodopsina. Los bastones con rodopsina pueden detectar cantidades muy pequeñas de luz, de ahí su importancia para la visión nocturna. La absorción de un fotón de luz cataliza una transformación de retinal y provoca su liberación. Esto desata una cadena de eventos que desemboca en el envió de una señal eléctrica al nervio óptico, que es interpretado por el cerebro, la falta de retinol disponible en la retina resulta una adaptación deficiente a la oscuridad, conocida como ceguera nocturna.

– El Retinol es un elemento fundamental para tener una piel sana, saludable y para prevenir cualquier tipo de afecciones cutáneas relacionadas con la sensibilidad. Sus aportes en la piel son similares a los de la Vitamina B, esto es gracias a su alto contenido de betacarotenos que actúan en nuestro organismo como antioxidantes, el retinol evita enfermedades del tipo degenerativo. Además de ayudar en el proceso de formación de las mucosas corporales, tejidos blandos, huesos, dientes y por supuesto la piel, es esencial en el desarrollo celular y reparación de células de la mucosa, epitelio, piel, visión, uñas y cabello.

– A nivel del sistema inmunológico, el retinol es muy importante para prevenir enfermedades infecciosas, especialmente aquellas del aparato respiratorio, creando barreras que impide el paso de ciertos microorganismos bacteriológicos.

– Su importancia también puede verse reflejada en el retraso de envejecimiento celular y previene algunos tipos de cáncer gracias a sus antioxidantes naturales que protegen al ADN de su acción mutagenica, esta función puede ser complementada por la Vitamina C, que gracias a su alto contenido de colágeno ayuda a proteger el cuerpo y la cicatrización más rápida de las heridas.

 

La falta de Vitamina A (Retinol) puede ocasionar diferentes trastornos en el organismo

– Al no ingresar las cantidades necesarias de vitaminas A (Retinol) nuestro organismo nos puede producir cegueras crepusculares, es decir disminución de la capacidad visual al llegar la noche. Se puede crear una sensibilidad extrema a la luz, desecamiento delos ojos y hasta pueden aparecer ulceras en las corneas.

– La deficiencia tanto de retinol como de vitamina E se encuentran íntimamente relacionados con el acné. El retinol es una de las sustancias fundamentales para el correcto desarrollo de la piel, por ende cando tenemos esta afección cutánea la deficiencia de Vitamina A no resultan benéficos.

– La ingesta exagerada de Vitamina A o retinol es conocido como hipervitaminosis A, los síntomas que sirven como alerta son varios entre ellos la anorexia, la perdida excesiva de peso en poco tiempo, vómito, nauseas, una visión borrosa, irritabilidad, alopecia o pérdida de cabello, dolores intensos de cabeza, insomnio y sobre todo debilidad muscular y fatiga. Cuando es una ingesta elevada de retinol también se puede observar otros efectos adversos como problemas en el hígado, una densidad ósea visiblemente disminuida, desorden en el sistema nervioso central y si esto se produce en etapa del embarazo pueden producirse malformaciones en el feto.

– Grandes cantidades de betacarotenol no lo van a enfermar, sin embargo el aumento de las cantidades de betacarotenol puede volver la piel de color amarilla o naranja el color de la piel retorna a la normalidad una vez se reduce la ingesta del mismo.

 

Alimentos ricos en Vitamina A (Retinol)

Existe un sin número de alimentos que contienen Vitamina A o retinol y es fundamental que para tener una ingesta responsable de la misma estemos bien consiente de llevar una dieta balanceada rica en alimentos que contengan Vitamina A.

ORIGEN ANIMAL: lácteos, huevos, entre las principales fuentes de Vitamina A (Retinol): carne de vacuno, hígado de bacalao, hígado de pollo. Dentro de los lácteos podemos encontrar que los productos que más contiene una alta concentración de retinol: todas las leches de vacuno, leche descremada y fortificada.

ORIGEN VEGETAL: podemos encontrar todos aquellos de color amarillo, rojo y verde entre ellos: zanahoria, batata, calabaza, zapallo, ají, espinacas, lechuga, brócoli, coles de brúcelas, espárragos, tomates, damasco, durazno, melón, papaya, mango.

OTROS: el betacarotenos es una sustancia que se encuentra presente en frutas y verduras tanto de color naranja o rojas algunas de ellas: calabazas, zanahorias, batata o camote, melón, melón cantalupo, calabacín, albaricoque, toronja, brócoli, espinacas, y la mayoría de hojas verdes, naranja, tomate, remolacha entre otros. Este pigmento se trasforma en Vitamina A (Retinol) y es un poderoso antioxidante que retrasa el envejecimiento de la células.

 

Requerimiento diario de Vitamina A (Retinol) en el organismo

La mejor manera de obtener los requerimiento diarios de Vitaminas esenciales es consumir una amplia variedad de frutas, verduras, productos lácteos fortificados, legumbres, lentejas y granos integrales.

La ingesta recomendada de Vitamina A (Retinol) por el comité de nutrición y alimentos del instituto de medicina.

Ingesta recomendada para bebes:
De 0 a 6 meses: 400 microgramos por día (mcg/dia)
7 a 12: meses: 500 microgramos por día (mcg/dia)

Niños:
1 a 3 años: 300 mcg/dia
4 a 8 años: 400 mcg/dia
9 a 13 años: 600 mcg/dia

Adolescentes y adultos:
Hombres de 14 años en adelante: 900 mcg/dia
Mujeres de 14 años en adelante: 700 mcg/dia
Mujeres embarazadas y lactancia: 770 a 1,300 mcg/dia

 

Interacciones de la Vitamina A (Retinol) con otros medicamentos

Algunos medicamentos que se usan para las enfermedades de la piel tienen efectos como los de la vitamina A, el tomar píldoras de vitamina A y estos medicamentos para las enfermedades de la piel podrían producir muchos efectos secundarios.

 

Interacciones de la Vitamina A (Retinol) con plantas, suplementos y alimentos

Hierro los glóbulos rojos necesitan hierro para hacer la hemoglobina, el tomar vitamina A aumenta los niveles de hemoglobina en personas que tienen niveles bajos de hierro y Vitamina A (Retinol)

 

Enfermedades en las que se aconseja el uso Vitamina A (Retinol)

Aparato respiratorio: asma, bronquitis, bronquiectasia, catarro, neumonía.
Pleuresía: resfriados, rinitis, sinusitis, tuberculosis.
Dermatología: acné, alopecia, dermatitis, eccemas, psoriasis, sequedad en la piel, seborrea.
Estomatología: caries dentales, alteraciones en la dentición y esmalte.
Oftalmología: cansancio ocular, cataratas, cegueras crepuscular, degeneración muscular, desprendimiento de retina, glaucomas.
Sistema inmunitario: enfermedades degenerativas, infecciones, gripe.
Sistema reproductor: infertilidad masculina y femenina, desarrollo del feto.
Traumatología/Reumatología: artritis, artrosis, espondiloloartritis anquilosante, osteoporosis, poliartritis reumatoide, raquitismo, reumatismo, sinovitis toxica.
Trastorno de uñas: manchas, uñas débiles y quebradizas

 

Precauciones a tener en cuenta con el uso de Vitamina A (Retinol)

Los ácidos grasos poliinsaturados actúan en contra de la vitamina A, al tomar cantidades superiores a 400 UI/día de Vitamina E, se necesita por lo menos 10.000 UI de Vitamina A (Retinol).

La Vitamina A se mantiene estable a temperaturas ordinarias de conservación y de cocción.

Es relativamente estable a la luz y el calor aunque es destruida por la oxidación (al estar expuesta al oxigeno se pierde la vitamina).

La biodisponibilidad de carotenos aumenta a través de la cocción pero cuando la misma es en exceso esta produce efectos secundarios este disminuye considerablemente.

Se recomienda comer verduras frescas ya que la deshidratación también aumenta la biodisponibilidad de la Vitamina A (Retinol).

Los vegetarianos que no consumen productos lácteos ni huevos necesitan carotenos para satisfacer su necesidad de Vitamina A, es necesario que se incluya en la en la dieta diaria al menos 5 porciones de frutas y vegetales preferiblemente aquellos de hojas verdes y frutas de color amarillo.

El exceso de alcohol irrita el tracto digestivo y a si se inhibe la absorción de Vitamina A (Retinol).

Dosis mayores a 10.000 unidades al día podrían aumentar el riesgo de osteoporosis y fracturas de cadera, especialmente en personas mayores.

El uso de grandes cantidades de Vitamina A, a largo plazo produce efectos secundarios incluyendo fatiga, irritabilidad, cambios mentales, anorexia, malestar estomacal, nauseas, vomito, fiebre leve, transpiración excesiva y otros efectos secundarios, en mujeres que están pasando por la menopausia, el tomar mucha Vitamina A puede aumentar el riesgo de osteoporosis y fracturas de cadera.

El consumo excesivo de verduras puede producir el exceso de carotenos estos se depositan debajo de la piel dando un color amarillo en palma de las manos, los beta carotenos son considerados seguros generalmente ya no están asociados con efectos adversos, su conversión a Vitamina A disminuye cuando los depósitos de esta son suficiente y estos solo pueden producir hipercarotenosis, la cual no es considerada peligrosa para la salud, pero cuando se disminuye la ingesta excesiva, el color de la piel se normaliza, loe efectos adversos se incrementan a ingestas mayores al nivel máximo tolerable, estos niveles no son aplicados en personas que padecen de malnutrición, tampoco en personas que son tratados con Vitamina A (Retinol) para tratar diversas enfermedades como la retinitis pigmentosa.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *