MENUMENU

Migraña

Migraña
Migraña
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto

La migraña hace referencia a un patrón de dolor de cabeza que característicamente y normalmente se manifiesta en un lado de la cabeza y de manera pulsátil. Con cierta constancia se presentan además otras molestias, como ser el aborrecimiento a la luz y al ruido lo que se conoce a su vez como fotofobia/ligirofobia, náuseas, alteraciones visuales y crisis neurológicas.

De acuerdo a incidencias alrededor de un 6 y un 8% de los hombres y aproximadamente un 12 y un 14% de las mujeres presentan ataques de migraña consecutivos. Entre otras, una de cada cuatro mujeres sufre de episodios de migraña en alguna etapa de su vida. La migraña además puede a presentarse en niños, comúnmente antes de la pubertad este patrón de dolor de cabeza perjudica a un 4 o 5% de los niños.

De acuerdo a la clasificación internacional, los especialistas señalan hacia diferentes tipos de migraña. Los patrones más fundamentales son la migraña sin aura y la migraña con aura. La más habitual es la migraña sin aura. Un aura, hace referencia a síntomas neurológicos, especialmente a trastornos visuales, se manifiesta únicamente entre el 10 y el 15% de las personas que son afectadas migraña.

Los investigadores y especialistas estiman que la causa de la migraña se debe a una variación en el equilibrio de la serotonina, que se presenta cuando se vierten un gran número de específicos neurotransmisores hacia el cerebro. Por otra parte, sí se ha rebatido la teoría de que la enfermedad se genera por una irrigación insuficiente del cerebro.

Por otra parte, las influencias hormonales pueden dar pie a un ataque de migraña. Posiblemente también intervengan en la migraña ciertos alimentos, la falta de sueño y el estrés. Sin embargo, en términos generales los factores que la originan tienen a ser diversos de unos pacientes a otros.

El diagnóstico para esta patología consiste se efectúa en evaluar los antecedentes del paciente, denominado anamnesis y especialmente por la descripción del dolor de cabeza y de otras molestias asociadas. En dolores recientes, el médico descarta otras causas a través de un electroencefalograma (EEG), tomografía computerizada (TC) y/o tomografía por resonancia magnética (TRM).

Referente al tratamiento de la migraña se emplean diversos métodos. Por ejemplo en ataques agudos los más apropiados son los medicamentos para contrarrestar el dolor de cabeza y sus síntomas. Por otra parte, métodos no medicamentosos como serla actividad física, métodos de relajación o el entrenamiento para superar el estrés son de beneficio para complementar el tratamiento.

 

Definición de migraña

Las migrañas son definidas como dolores de cabezas repetitivos y reiterados que se manifiestan en forma de ataques, y que generalmente tienden a manifestarse únicamente a un lado de la cabeza. Junto con los ataque se presentan otros síntomas como ser náuseas y vómitos.

Es habitual que estos dolores de cabeza también se presenten con la denominada aura. Por aura se entienden un conjunto de diversas alteraciones de la realidad, como lo son los vértigos, luces centellantes o puntos ciegos temporales, sensaciones erróneas del gusto y del olfato, síntomas de parálisis (paresia), dificultad del habla (afasia) o percepción de ruidos, sin que exista el correspondiente estímulo externo.

Un ataque de migraña se manifiesta en diferentes etapas, específicamente 4. No todos los afectados sufren todas las fases de la migraña.

– Fase previa (fase prodrómica): se caracteriza por el aumento de la sensibilidad, ataques de hambre, hiperactividad e hipersensibilidad a las impresiones sensoriales.
– Fase de cefalea: las cefaleas son clásicas de la migraña, representativas por ser penetrante, punzante, latente, espasmódica o pulsátil.
– Fase postcefalea: los síntomas descienden poco a poco y los pacientes presentan cansancio y relajación.
– Fase de recuperación: lapso de recuperación del paciente para lograr su completa recuperación.

Por otra parte, la migraña también se presenta en niños, antes de la pubertad, se estima que aproximadamente, entre el al 4 o el 5% de los niños. En estas edades la migraña se presenta en igual medida en chicos y chicas.

 

Causas de la migraña

Hasta la fecha no se han determinativamente las causas específicas de la migraña.
Como causa fundamental de la migraña se hace referencia a una variación del equilibrio de la serotonina, lo que se asocia a una sensibilidad nerviosa alterada.

Factores que intervienen en la patología:

– Factores genéticos.
– Influencias hormonales.
– Anticonceptivos, como ser la píldora o los preparados hormonales.
– Estrés.
– Ritmo sueño-vigilia alterado.
– Alimentación.
– Combinación, por lo general la migraña se origina por el acopio de diferentes factores desencadenantes.

 

Síntomas de la migraña

La sintomatología de una migraña presenta diversos síntomas que varían de acuerdo al patrón de cada migraña, por ejemplo:

– Migraña sin aura.
– Migraña con aura.
– Migraña oftalmopléjica.
– Migraña retiniana.
– Migraña infantil (los llamados síndromes periódicos como precursores de una migraña).
– Migraña sin aura.

Una de las migrañas más comunes es la migraña sin aura. Las pautas migraña sin aura son:

– Los ataques se prolongan de cuatro a 72 horas.
– Deben cumplirse un mínimo de dos de cuatro pautas: dolor unilateral, dolor pulsátil, intensidad del dolor de moderada a alta, dolor que aumenta con el esfuerzo.

Una migraña con aura se diferencia de la migraña sin aura por presentar síntomas neurológicos, que derivan en alteraciones visuales, fenómenos visuales en zig-zag, pérdida del campo visual, ver luces centelleantes o sufrir alucinaciones, alteraciones del habla, parálisis o alteraciones sensoriales.

 

Diagnóstico de la migraña

Para establecer diagnóstico entorno a la migraña, es necesario establecer pautas, como ser:

– Anamnesis, antecedentes clínicos.
– Descripción de los ataques del dolor de cabeza.
– Exploración físico-neurológica.

 

Tratamiento de la migraña

El tratamiento de la migraña se dirige en cada caso en específico. Si una persona es afectada por una migraña durante años, probablemente el tratamiento no sea efectivo durante un breve tiempo. A largo plazo si se conserva una combinación de reglas medicamentosas y no medicamentosas, el tratamiento pueda llegar a resultar exitoso. El tipo de tratamiento se asociara del alcance que obtenga de la migraña, pero de tal forma no posible una curación completa. El propósito del tratamiento de la migraña es mitigar los síntomas y mitigar las recidivas.

Es recomendable la automedicación en las migrañas leves a moderadas. Existen diversidad de analgésicos que no requieren receta, como ser el ácido acetilsalicílico, el paracetamol o el ibuprofeno.

 

Evolución de la migraña

Con la implementación de un tratamiento apropiado y medidas de prevención es probable influir favorablemente en la evolución de la migraña, sin embargo la migraña no tiene curación, razón por la cual es posible la presencia de recaídas.

En el progreso de la migraña pueden presentarse una gama de diversas complicaciones, como ser un estado migrañoso o un infarto migrañoso.
Se refiere a un estado migrañoso cuando, aun del tratamiento apropiado, el ataque de migraña se prolonga por más de 72 horas. El infarto migrañoso puede manifestarse en situaciones de migraña con aura. Si en caso de que los síntomas del aura no desaparecen por completo en un intervalo de siete días, puede dar pie a un ataque de apoplejía (ataque isquémico). Sin embargo, un infarto migrañoso se produce muy aisladamente.

Resultar útil para los pacientes con migraña, sostener un diario de los dolores de cabeza. Es fundamental registrar en un calendario datos a lo largo de varias semanas:

– Gravedad, prolongación y localización del dolor de cabeza.
– Síntomas acompañantes.
– Acontecimientos especiales, poco frecuentes.
– Ingesta de determinados alimentos.
– Tipo y cantidad de los medicamentos tomados, o bien otras medidas implementadas.

 

Prevención de la migraña

La migraña puede ser prevenida en cierta forma, es casos específicos son apropiados medicamentos preventivos durante el intervalo sin molestias.

Los medicamentos que son implementados habitualmente para evitar las migrañas son los betabloqueantes metoprolol y propranolol, así mismo el antagonista del calcio, la flunarizina. Por otra parte el ácido valproico y el topiramato pueden ayudar a prevenir las migrañas.

Por otra parte, las técnicas de terapia conductual pueden ser útiles para prevenir migrañas. Se emplean con el propósito de modificar en sentido favorable patrones específicos de comportamiento que se adoptan durante la vida.

Sin embargo, existen otras técnicas que pueden ser útiles para prevenir una migraña, dentro de las cuales se encuentran el entrenamiento autógeno, la acupuntura, la homeopatía o la hipnosis, sin embargo su efectividad continúa siendo debatida por los científicos.

Otras pautas efectivas para prevenir la migraña son:

– Sostener un ritmo sueño-vigilia regular.
– Técnicas de relajación.
– Protección frente a los ruidos intensos.
– Procurar evitar fuertes variaciones climáticas.
– Ejecutar deporte de resistencia con frecuencia.
– Evitar la presión y el estrés.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *