Acné

Acné
Acné
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto[s]

El acné está determinada por ser una de las enfermedades de la piel que con más frecuencia afecta a las personas y que se puede presentar frecuentemente en la adolescencia y también en la edad adulta. Por lo general y en la mayoría de los casos de las personas que presentan este tipo común de acné, éste suele desaparecer por sí sola alrededor de los 30 años.

Durante la adolescencia tanto chicos como chicas se ven afectados frecuentemente y en mayor intensidad por este tipo de enfermedad a causa de los cambios hormonales inherentes al desarrollo humano, y generalmente por los cambios en las hormonas sexuales masculinas, Andrógenos.

El origen del acné se da cuando los granos las pápulas y las pústulas inherentes al acné se juntan cuando las glándulas sebáceas de la piel se encuentran infectadas.

El acné se presenta en diferentes tipos según tal cual este se puede presenciarse sobre todo en la cara en el cuello y en el escote, además puede afectar la espalda axilas y zonas genitales. De acuerdo al origen gravedad e impurezas de la piel el acné puede diferenciarse de 3 maneras:

 

Acné Vulgaris

Es el tipo de acné más común y más frecuente suele hacer presencia a inicios de la pubertad, manifestándose de 3 formas:

• Acné comedonica.
• Acné papulopustulosa.
• Acné llamado conglobata.

 

Acné inversa

Está denominada como la forma más grave de acné.

También existen otras formas de acné, que reciben su nombre de acuerdo al factor que da origen a este mismo o al factor edad en la que aparece, por ejemplo:

• Acné cosmético.
• Acné venenata.
• Acné medicamentosa.
• Acné aestivalis, o acné mallorca.
• Acné neonatorum.

 

Definición del acné

El acné está determinada como una enfermedad de la piel que se caracteriza por ser inocua, que como anteriormente se menciona esta enfermedad de la piel hace presencia en edades de la pubertad y aún en edad adulta.

Esta enfermedad se origina cuando las glándulas sebáceas se obstruyen y comúnmente se inflaman generando una secreción.

De acuerdo a sus causas, tipo de impurezas y la gravedad de estas mismas las formas de acné se clasifican en:

Acné vulgaris: Es el tipo de acné más común.
Acné comedonica: Incluye las espinillas.
Acné papulopustulosa: este tipo de acné presenta pápulas y pústulas inflamadas.
Acné conglobata: Genera lesiones nodulares que presentan inflamación abscesos costras y cicatrices.
Acné inversa: Está denominada como la forma más grave de acné. Esta forma de acné se presenta en zonas donde existe rozamiento de la piel tales como en la zona anal axilar, nalgas y pecho de la mujer, y este se relaciona con el consumo de nicotina.
Acné cosmética: Este acné se origina por el uso de productos cosméticos y pomadas.
Acné venenata: Es causado por el uso de químicos tales como cloro, yodo o alquitrán.
Acné medicamentosa: Es provocado por medicamentos, por mencionar medicamentos preparados de cortisona.
Acné aestivalis: Es desencadenado por las radiaciones UV, a su vez llamado acné mallorca.
Acné neonatorum: Suele aparecer en recién nacidos.

El acné tratándose de una enfermedad de la piel frecuente, este no conlleva incidencias extremas pero existen cifras que demuestran que el 30% de esta enfermedad cutánea requiere de un tratamiento médico el cual se denomina acné clínico.

 

Causas del acné

La aparición de este tipo de enfermedad debe su origen a diversos factores entre ellos factores intrínsecos e extrínsecos, que a menudo se relacionan con un cambio hormonal principalmente durante la pubertad el embarazo o el período de la menstruación en la mujer.

En el caso de los hombres los andrógenos son los encargados de activar la producción de granos y de otras impurezas en la piel, entre tanto los estrógenos en las mujeres ayudan a que es la enfermedad cutánea se mejore.

También el origen del acné puede ser causado por predisposiciones genéticas y factores como productos cosméticos, medicamentos consumo de nicotina y tensiones psíquicas como el estrés. Actualmente también existen factores alimenticios que se relacionan con la aparición del acné, alimentos que contienen elevados índices de glucemia tales como chocolates mermeladas la miel entre otros.

 

Síntomas del acné

El principal síntoma del acné es la obstrucción e inflamación de las glándulas sebáceas seguidas de la impureza de la piel, un elemento típico del acné que se presenta en diversos síntomas: granos y espinillas pápulas y pústulas y la piel grasa.

Generalmente estos síntomas suelen apreciarse en el rostro en la nuca y en el escote pero además puede aparecer en otras partes del cuerpo como en espalda, las axilas, las zonas genitales, las nalgas e inglés.

En casos de acné extremos estos pueden provocar lesiones nodulares inflamadas, abscesos, costras y cicatrices.

 

Diagnóstico del acné

Para concluir en un diagnóstico del acné, es suficiente con notar el estado de la piel, más que todo en la adolescencia.
En otros casos es necesario el análisis del cuerpo de la persona afectada incluyendo alteraciones hormonales y metabólicas.

 

Tratamiento acné

El tratamiento del acné se recomienda dependiendo el tipo de acné que se esté padeciendo. En el caso de un acné leve la mejor recomendación es lavar y cuidar la piel con frecuencia con agua o cremas sin elementos tensioactivos que se pueden obtener en farmacias o droguerías. En situaciones donde el acné se presenta de forma grave se requiere la intervención médica y de recetas médicas prescritas que pueden administrarse de forma tópica en la piel o en casos graves en forma de pastillas sistemáticamente.

 

Evolución del acné

En todos los casos de acné la evolución de este depende del tratamiento que cada persona de al mismo. Un tratamiento preventivo puede evitar la aparición de cicatrices y de otras complicaciones en las zonas afectadas, de lo contrario éste puede desarrollarse al punto de empeorar la enfermedad. Además la dieta alimentaria es muy importante ya que ésta puede intervenir en la evolución del acné ya sea de forma positiva o negativa. Y en casos extremadamente excepcionales se puede llegar a desarrollar un cáncer de piel.

 

Prevención del acné

Una de las formas básicas de prevención del acné se centra en el cuidado intensivo y saludable de la piel, además de una saludable alimentación y cuidar de otros factores tales como el exceso de sol, el uso excesivo y frecuente de productos cosméticos en la piel, medicamentos, el fumar también puede colaborar en la aparición y desarrollo de un tipo de acné grave.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *