MENUMENU

CLORO

Valore esta información

El Cloro es un mineral que está íntimamente relacionado con sodio y el potasio, este es esencial para el buen funcionamiento del organismo, lo podemos encontrar muy presente en todos los fluidos corporales, un 70 % se encuentra distribuido en todo el organismo y la parte restante en los huesos.

El Cloro participa de manera muy presente en los procesos digestivos. Este es absorbido por el intestino delgado el cual se encuentra en mayor proporción en el fluido cerebro-espinal.

La cantidad de cloro que nuestro cuerpo debe contener es un 0.15 % de nuestro peso corporal, lo podemos ingerir mediante la dieta alimenticia diaria ya que este mineral se encuentra presente en la mayoría de alimentos tanto de origen animal como vegetal. La manera de expulsar es mediante la orina, el sudor y las heces.

 

Función del Cloro en el organismo

– Ayuda a regularlos niveles de PH en el organismo, además de ayudar a mantener los niveles de acidez del mismo, se encarga de regular el equilibrio acido-alcalino de los líquidos del organismo.
– Ayuda a mantener flexible los ligamentos de las articulaciones.
– Una de las funciones primordiales es mantener sanos y fuertes los dientes, previniendo que estos sean atacados por bacterias que a la larga produzcan caries.
– Es uno de los principales jugos gástricos, esencial para la digestión de los alimentos.
– El cloro ayuda a que nuestro cuerpo pueda eliminar residuos y deshechos.
– Ayuda a prevenir la calvicie.
– Participa en el equilibrio osmótico (concentración de sustancias dentro y fuera de las células).
– Interviene en la digestión de las grasas.
– Favorece la depuración del hígado.
– Favorece la contractibilidad muscular.
– Mantiene en buen estado los tendones.

 

La falta de Cloro en el organismo puede ocasionar

– Problemas digestivos.
– Contracturas musculares.
– Trastornos metabólicos.
– Perdida del cabello.
– Problemas dentales y pérdida de dientes.
– Pérdida del apetito.
– Intoxicación hepática.
– Alteraciones en el equilibrio del sodio y potasio.
– Alteraciones en los tendones.
– La falta de cloro puede desencadenar una enfermedad llamada hipercloremia.

 

Causas que favorecen la deficiencia de Cloro en el organismo

– Mala o desequilibrada alimentación.
– Enfermedades gástricas.
– Alteraciones de sodio y de potasio.
– Enfermedades hepáticas.

 

Alimentos ricos en Cloro

ORIGEN ANIMAL: Algas marinas, carne de cerdo, vísceras en principal el hígado, mariscos, leche y derivados, huevos.
ORIGEN VEGETAL: Alcachofas, tomate, col fermentada, espinacas, lechugas, zanahorias, remolacha, apio, aceitunas.
CEREALES: Trigo, centeno, avena, pan integral,
FRUTAS: Aceitunas, ciruelas, coco.
FRUTOS SECOS: Almendras, nueces, avellanas. Dátiles.
SETAS: Champiñones.
CONDIMENTOS: Pimienta.

 

Requerimiento diario del Cloro para el organismo

Bebes:
0 a 6 meses 0.18 g / día.
7 a 12 meses 0.57 g / día.

Niños:
1 a 3 años 1.5 g / día.
4 a 8 años 1.9 g / día.
9 a 13 años 2. 3 g / día.

Adolescentes y adultos:
Hombres y mujeres de 14 a 50 años 2. 3 g / día.
Hombres y mujeres de 51 a 70 años 2. g / día.
Hombres y mujeres de 71 años en adelante 1.8 g / día.
Mujeres embarazadas y lactantes en todas las edades 2. 3 g / día.

 

Enfermedades en las que se aconseja el uso de Cloro

– Artritis.
– Caries.
– Artrosis.
– Congestión hepática.
– Cirrosis.
– Tendinitis.
– Flatulencias.
– Dispepsia.
– Mala absorción intestinal.
– Gastritis.
– alopecia
– Trastornos digestivos.
– Reuma.
– Fallos metabólicos.
– Sinovitis.

 

Precauciones a tener en cuenta con el uso de Cloro para el organismo

Es un nutriente muy importante y altamente beneficioso para nuestro organismo pero al aportar una ingesta de alimentos demasiado salados puede desencadenar un aumento de Cloruro y esta causar problemas como ser aumento de presión arterial. Causar acumulación de líquidos en personas con insuficiencia cardiaca, cirrosis o insuficiencia renal.

El exceso de Cloro puede ocasionar vómito y nauseas.

Exponerse a respirar a si sea en pequeñas cantidades de Cloro y durante periodos cortos de tiempo afecta negativamente al sistema respiratorio, entre esos efectos puede desencadenar desde una tos y dolor pectoral hasta retención de agua en los pulmones, el Cloro también puede producir irritación en la piel, ojos y del sistema respiratorio.

El consumo diario de agua Clorada genera perdida de las bacterias que nuestro organismo necesita para tener un correcto funcionamiento y combatir bacterias estomacales que son dañinas por lo cual debemos incluir yogur en nuestra dieta para reponer esas bacterias que el cloro mata.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *