Estrabismo

Estrabismo

El estrabismo se trata de una patología que se representa por una desviación anormal de la posición de los ojos. Es común que en esta patología ambos ojos se desvíen hacia adentro, lo que se denomina estrabismo convergente o hacia afuera estrabismo divergente. Como bien es conocido, el estrabismo no se trata solo un problema estético, en asociación del grado el estrabismo también puede conllevar una disfunción visual grave.

Por lo general las impresiones visuales de los dos ojos tienden a combinarse en una sola imagen, razón por lo cual se obtiene una visión tridimensional. No obstante, cuando el estrabismo se caracteriza por ser pronunciado provoca una visión doble. En referencia a los niños, el cerebro responde al estrabismo suprimiendo las impresiones visuales de un ojo de tal forma que, si no se trata, esta patología puede conllevar serias consecuencias. El ojo que no se usa puede llegar a desarrollar un trastorno visual que se define como ambliopía, eso se puede causar que se vuelva algo permanente si no se toman las medidas oportunas a tiempo. Como medida de prevención es vital tratar el estrabismo en niños cuanto antes posible, por tal razón en el caso de los bebés, por lo general precisa a partir del sexto mes de vida.

El estrabismo se diferencia gracias a diferentes patrones, una de las más comunes se trata de la heteroforia también denominada como estrabismo oculto o latente. Po lo general, este no precisa de un tratamiento ya que solo se refleja bajo determinadas circunstancias, por ejemplo, una de ellas cuando se está cansado o bajo la influencia del alcohol. No obstante, otro patrón como el estrabismo comitante y el estrabismo paralítico donde los músculos del ojo permanecen paralizados como resultado de una inflamación o bien de alguna lesión, es preciso ser tratados tan pronto posible, en cuanto se detecten.

Es común que como tratamiento frente al estrabismo, especialmente en niños se suele acudir a utilizar durante años un método que no implica la cirugía. En estos casos el tratamiento gira alrededor en el uso de gafas con el propósito de corregir cualquier ametropía, acompañado de ejercicios oculares con el fin de erradicar la visión doble. En casos especiales puede ser requerido un tratamiento quirúrgico que ayude a corregir la posición de los ojos y que estos vuelvan a estar paralelos, tal es su forma natural. Existen escenarios donde el estrabismo está originado por una parálisis, en estos casos precisos el tratamiento debe estar dirigido a corregir este problema. Sin embargo, si el estrabismo es permanente se suele utilizar el denominado cristal de prisma para corregir la visión doble.

 

Definición de estrabismo

El estrabismo se trata de un mal posicionamiento de los ojos, este consiste en que uno de los dos ejes de los ojos se desvía de la posición paralela natural y cada uno se posiciona hacia una dirección diferente.

La desviación puede originarse en todas las direcciones. No obstante en la mayoría de los patrones se dan lugar en el eje horizontal, razones por la cual surge el estrabismo convergente o al estrabismo divergente.

Hoy en día se conocen diferentes patrones de estrabismo en asociación a la dirección de la desviación del ojo, de tal forma se clasifican entre los más destacados:

– Estrabismo latente (heteroforia).
– Estrabismo comitante.
– Estrabismo paralítico.
– Esotropía o endotropía, o estrabismo convergente.
– Exotropía, o estrabismo divergente.
– Hipertropía e hipotropía, desviación vertical de un ojo en relación con el otro.

En España, así mismo en los países vecinos se estima que alrededor del 3 al 4% de la población es afectada por un mal posicionamiento del ojo; esta patología no solo les afecta a nivel estético, sino que a su vez también supone un deterioro visual grave.

 

Causas del estrabismo

Se conocen diversas causas que pueden dar lugar a él estrabismo, de acurdo al patrón del cual se trate. En relación con el estrabismo comitante así como el estrabismo latente, estos son provocados por un desequilibrio de los músculos del ojo:

En el panorama donde se presenta un estrabismo comitante, sus efectos no son permanentes, ya que para compensar este desequilibrio los músculos del ojo suelen fusionar las impresiones visuales de los dos ojos en una sola imagen. En su mayoría no se conocen a ciencia cierta los desencadenes de este trastorno. No obstante se estima que las causas hereditarias pueden intervenir comúnmente en la mayoría de los casos de estrabismo comitante, los padres u otros familiares de las personas perjudicadas también sufren estrabismo. Es habitual que a su vez tiendan a sufrir simultáneamente miopía o hipermetropía.

La heteroforia se genera por la discapacidad de ambos ojos de fusionar las impresiones visuales y este se refleja por ejemplo cuando la persona afectada se encuentra fatigada.

En el caso del estrabismo paralítico, este se origina por la parálisis de los músculos extraoculares, lo cual resulta en un estrabismo repentino. Las probables causas de la parálisis son:

– Lesiones sufridas durante el parto.
– Enfermedad muscular.
– Tumor en el área del ojo o en el cerebro.
– Trastornos circulatorios.
– Inflamaciones.

 

Síntomas del estrabismo

El estrabismo se caracteriza por presentar síntomas externos como ser el mal posicionamiento de los ojos y estos síntomas a su vez pueden generar síntomas internos como ser:

– Ojos temblorosos.
– Dolor de cabeza.
– Fotosensibilidad.
– Dificultades de concentración.
– Incapacidad para leer.
– Escozor en los ojos.
– Guiños y parpadeos frecuentes.
– Carencia de habilidad con el manejo de objetos.

 

Diagnóstico del estrabismo

Por lo general el diagnóstico del estrabismo consiste en observar y analizar la posición de los ojos y a su vez los síntomas de la debilitación visual.

Habitualmente las pruebas de diagnóstico consisten en:

– Pruebas de reflexión de la luz en la córnea y la prueba de cobertura (cover test).

Para pronosticar un estrabismo en niños es necesario hacer las pruebas a partir de los seis meses.

 

Tratamiento del estrabismo

En relación a los patrones de estrabismo que se presentan, los tratamientos pueden variar.

En los casos donde se presenta un estrabismo comitante, el tratamiento consiste en lograr una visión espacial a través de los dos ojos en una imagen conjunta, agudeza visual completa y un resultado estético efectivo.

Cuando se trata del estrabismo en niños, el tratamiento gira alrededor del uso de gafas correctoras, entrenamiento de refracción por fusión y el tratamiento oclusivo para trabajar la debilitación visual.

En determinadas condiciones es preciso un tratamiento quirúrgico de los músculos del ojo.

Referente al tratamiento del estrabismo paralítico este se encuentra condicionado por la causa subyacente.

 

Evolución del estrabismo

Frente al estrabismo es oportuno tomar medidas preventivas especialmente en bebes, si no se toman las medidas oportunas, el estrabismo comitante puede conllevar hacia un defecto visual permanente.

 

Prevención del estrabismo

El estrabismo se trata de una enfermedad que no se puede prevenir, lo más recomendable es tratarlo tras su diagnóstico.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *