MENUMENU

Cáncer de ovario

Cáncer de ovario
Cáncer de ovario
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto

El cáncer de ovario, se trata de un tumor maligno que se origina y desarrolla de las glándulas sexuales femeninas, los ovarios.

El conjunto de tipos de cáncer de ovario se compone por los carcinomas serosos, los adenocarcinomas y los carcinomas mucinosos. Y los tumores germinales, estos últimos son muy raros, sin embargo son los que tienden a afectar mujeres más jóvenes y estos contribuyen positivamente al tratamiento.

En países en desarrollo estos últimos tumores aumentan cada vez más sus incidencias, en torno al 20% de los casos.

Respecto a España, las estadísticas apuntan a un estimado de 3.300 mujeres que cada año son diagnosticadas de cáncer de ovario. Dicha tendencia se mantiene estable aunque se ha elevado ligeramente en los últimos años. Así mismo acontece en otros países del sur de Europa. En términos generales el cáncer de ovario afecta principalmente a mujeres de media edad, en edades de 45 y los 75 años, sin embargo afecta a un número significativo de mujeres en edades tempranas, después de los 30 años. Frente al cáncer de ovario no existe ningún método efectivo para diagnosticar la enfermedad en un estado temprano, por lo que la mayoría de los casos se descubren o dan síntomas en fases muy avanzadas.

El cáncer de ovario tiende a aparecer especialmente mujeres mayores y su sintomatología no se presenta hasta que este se encuentre en un estadio avanzado. El cáncer de ovario se posiciona como el sexto tipo de cáncer más frecuente entre el sexo femenino, por detrás del cáncer de mama, los tumores colorrectales y el cáncer de cuello de útero.

Los síntomas suelen ser imprecisos, y en general se suelen relacionar con problemas de estómago. Entre de los síntomas que determinan una señal son el aumento del diámetro abdominal y dolor en esta área, algunas dificultades durante la alimentación o sensación de estar llena continuamente, ganas de orinar con frecuencia, estreñimiento, diarreas o náuseas razón o causa alguna, dolor de espalda, cansancio, sangrado vaginal, cambios en el ciclo menstrual, perdidas de peso.

Frente al cáncer de ovario, el tratamiento consiste, en primera instancia en la extirpación quirúrgica del tumor y, posteriormente se procede a las sesiones de quimioterapia.

El pronóstico del cáncer de ovario se asocia sobre todo con el estadio en que se ha detectado y tratado la enfermedad: en un estadio temprano se cuentan con buenas expectativas de una curación permanente.

 

Definición de cáncer de ovario

La existencia de tumores malignos en las glándulas sexuales de la mujer, definen al cáncer de ovario.

Si el cáncer sale de la cápsula exterior del ovario, se puede esparcir con la posibilidad de desarrollar metástasis en la cavidad abdominal (denominada carcinomatosis peritoneal). Además el cáncer de ovario se puede propagar a través del sistema sanguíneo y linfático y producir metástasis órganos como el hígado, pulmones, pleura y ganglios linfáticos a lo largo de la aorta o de las arterias de la cavidad pélvica.

La denominada clasificación FIGO (Federación Internacional de Ginecólogos y Obstetras) segmenta el cáncer de ovario en cuatro estadios diferentes basados en función de su extensión:

FIGO I: El tumor se inclina únicamente hacia el tejido de los ovarios (pueden estar afectados uno o ambos ovarios).
FIGO II: La enfermedad ya se ha propagado por la pelvis.
FIGO III: El cáncer de ovario ya se ha esparcido hacia la cavidad abdominal (carcinomatosis peritoneal) o a los ganglios linfáticos.
FIGO IV: Ya hay metástasis fuera de la cavidad abdominal (el pulmón).

 

Causas del cáncer de ovario

Las causas en relación al cáncer de ovario son inexactas, pero una serie de condiciones y/o circunstancias influyen en aumentar el grado de riesgo de padecer cáncer de mama: edad avanzada, no haber tenido hijos, hábitos de alimentación poco saludables, como consumo en exceso de carne, el sobrepeso, modificaciones de la información genética (mutaciones).

A la vez se considera que os embarazos tempranos y consecutivos, incluyendo los tratamientos a de anticonceptivos hormonales orales a largo, inhiben la ovulación, son factores que disminuyen el riesgo de cáncer de ovario.

 

Síntomas del cáncer de ovario

En el cáncer de ovario, los síntomas tienden a manifestarse en un estado avanzado de la enfermedad, siendo estos: debilidad, dolor en la parte baja del abdomen, sensación de estar llena a pesar de haber comido poco, aumento del perímetro abdominal o estreñimiento, hemorragias fuera de la menstruación normal (pérdidas intermenstruales).

Cuando la cavidad abdominal se encuentra afectada por metástasis, se manifiesta hinchazón abdominal consecuencia de lo avanzado de la enfermedad, a pesar de que pierden peso.

 

Diagnóstico del cáncer de ovario

El diagnóstico del cáncer de ovario por general se basa en la palpación de las paredes abdominales y de los órganos sexuales femeninos determinar tumores que refuercen la teoría frente al cáncer de ovario. Luego se procede a una ecografía sobre la pared abdominal y sobre la vagina para continuar con la búsqueda de tumores. La ecografía señala el tamaño, la posición y la naturaleza del tumor descubierto. La tomografía computarizada y la tomografía por resonancia magnética también contribuirán con datos que reforzaran el diagnostico.

 

Tratamiento del cáncer de ovario

El tratamiento frente al cáncer de ovario consiste en el uso de dos métodos fundamentales: la cirugía y la quimioterapia. El factor determinativo que indicara que método es el más oportuno, es el estadio del tumor, pero en una gran número de los casos se emplea la combinación de ambos métodos.

 

Evolución del cáncer de ovario

La evolución del cáncer de ovario está ligado a dos escenarios influyentes:

– La extensión de la enfermedad, en relación al estadio del tumor.
– El tamaño del tumor residual tras la cirugía.

Los exámenes postoperatorios en el cáncer de ovario se sujetan a un esquema temporal de seguimiento que consiste en:

– En los primeros tres años tras el tratamiento: control trimestral.
– En los siguientes dos años: control semestral.
– Posteriormente: control anual.

 

Prevención del cáncer de ovario

La prevención frente al cáncer de ovario consiste en prestar atención a los síntomas de alerta y acudir inmediatamente la médico para tratar las causas de dichas molestias como ser molestias en la digestión, hemorragias (después de la menopausia o entre menstruaciones), pérdida de peso.

Haber dado lactancia materna es un factor que actúa como un escudo protector frente al cáncer de ovario, además se incluye la toma de anticonceptivitos hormonales orales.

En casos donde la mujer no desea tener más hijos, una de las opciones es la extirpación de los ovarios y esto se puede convertir en una posibilidad para disminuir el riesgo de padecer cáncer de ovario. Cuando existen antecedentes familiares es recomendable buscar asesoramiento con una Unidad de Consejo Genético.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *