FOSFORO

FOSFORO

El Fosforo es un mineral esencial para nuestro organismo se encuentra presente en todas las células y fluidos del organismo este se mezcla con el Calcio Para la formación de huesos y dientes, durante este proceso se consume un 8 % de Fosforo, la parte restante de Fosforo el cuerpo la necesita para la transferencia de energía. El fosforo es el segundo mineral que se encuentra más abundante en el organismo, este representa el 1 % del peso total de una persona. Se encuentra muy relacionado con la vitamina D y calcio, su forma natural de eliminación es a través de la orina. El Fosforo participa como antes se mencionó principalmente en la formación de huesos y dientes pero también cumple funciones de vital importancia para nuestro organismo como ser el cerebro, corazón, riñones y sangre.

 

Función del Fosforo en el organismo

– El Fosforo con ayuda del calcio se encargan de formar y mantener dientes, encías y huesos fuertes.
– Es parte fundamental para el fortalecimiento óseo y vigor para reforzar el sistema óseo, es de vital importancia para las personas que padecen de osteoporosis.
– Ayuda a aliviar los dolores provocados por la artritis.
– Es de gran ayuda para las personas que sufren de problemas gastrointestinales, proporciona gran alivio a los trastornos del intestino como la diarrea y el estreñimiento.
– El Fosforo ayudan a mejorar el estado de ánimo, aumenta la energía, ayuda a reducir el cansancio físico y mental.
– Es esencial para el funcionamiento de las células y neuronas en general, para que nuestro cerebro funciones adecuadamente se necesita consumir una dieta diaria rica en fosforo.
– Una de las tareas del Fosforo en el organismo es ayudar a la formación de proteínas, lo cual favorece la reproducción, permitiendo que nutrientes como los carbohidratos y las grasas se utilicen al máximo lo cual ayuda a la reparación celular.
– La presencia de Fosforo en el organismo es indispensable para la correcta asimilación de las vitaminas B2 Y B3.
– Su presencia en el organismo es de vital importancia para la correcta transmisión de los impulsos nerviosos.
– Ayuda en el aprovechamiento de la ingesta diaria de nutrientes.
– Ayuda a regular el balanceo de las hormonas, ayudando que las hormonas que se asocian a la reproducción se estimulen.
– Ayuda a que haya una correcta secreción de leche materna.
– La presencia de Fosforo es necesario para el correcto funcionamiento de los riñones.
– es necesario en la formación de los ácidos nucleicos ADN y ARN.

 

La falta de Fosforo en el organismo podría ocasionar

– Fragilidad en dientes, encías y huesos.
– Molestias en las contracciones musculares.
– Confusión y desorden del lenguaje.
– Desorden respiratorio.
– Trastornos metabólicos de las grasas.
– Decaimiento.
– Temblores.
– Desorden respiratorio.
– Raquitismo.
– Fatiga mental y física.
– Alteraciones del correcto funcionamiento renal.
– Alteraciones en la trasmisión de impulsos nerviosos.
– Anemia

 

Causas que favorecen la deficiencia de fosforo en el organismo

– Hiperparatiroidismo.
– Inadecuada alimentación rica en azucares, harina y grasas.
– Carencia de vitamina D.
– Alcoholismo.
– Alteraciones en el equilibrio de calcio
– Personas con problemas diabéticos.
– Estrés continúo.
– Consumo de antiácidos fijadores de Fosforo.
– Excesivas cantidades de hierro, magnesio y aluminio.
– Deficiencia de ácido nicotínico.

 

Alimentos ricos en Fosforo

ORIGEN ANIMAL: Pollo, pato, ganso, pavo, Queso parmesano, calamar, abadejo, lija, bacalao, solla, platija, gallineta nórdica, arenque del báltico, sardinas, salmón, halibut, trucha, coregono, lucio, lucioperca, anguila.
CEREALES: Copos de avena instantáneos, trigo en grano, copos de avena integrales, escanda verde.
PAN: moreno, pan de centeno, pan de trigo moreno e integral, pumpernickel.
ORIGEN VEGETAL: Hortalizas y alcachofas.
SETAS: Champiñones.
LEGUMBRES: Guisantes amarillos descarrillados, garbanzos, judías blancas, habas lima, habas de soja, lentejas.

 

Requerimiento diario de fosforo en nuestro organismo

Bebes:
0 a 6 meses: 100 mg / día.
07a 12 meses: 275 mg / día.

Infantes:
1 a 36 meses 460 mg / día.
4 a 8 años 500 mg / día.
9 a 18 años 1250 mg / día.

Adultos:
19 a 50 años 700 mg / día.
51 a más años 700 mg / día.

Embarazadas y lactantes:
Menores de 18 años 1250 mg / día.
Mayores de 18 años 700 mg / día.

 

Enfermedades en las que se aconseja el uso de fosforo

– Alcoholismo.
– Trastornos renales.
– Caries.
– Encías sangrantes.
– Gingivitis.
– Piorrea.
– Trastornos de la dentición.
– Alteraciones del colesterol.
– Triglicéridos.
– Taquicardia.
– Trastornos musculares cardiacos.
– Ansiedad.
– Angustia.
– Depresión.
– Artritis.
– espondilo artritis anquilosante.
– Raquitismo.
– Reuma.
– sinovitis toxica.
– Esclerosis múltiple.
– Uso de antiácidos.
– Retraso en el crecimiento insuficiencia en la secreción de leche materna.
– Falta de calcio.
– Temblores.
– Infertilidad masculina.
– Retraso del crecimiento.
– Fatiga mental y física.
– Anorexia.

 

Precauciones a tener en cuenta con el uso de fosforo

El consumo excesivo de alimentos ricos en fosforo y pobres en calcio puede generar una alta concentración y esta terminar en una enfermedad llamada hiperparatiroidismo secundario nutricional, lo cual conduce a un aumento del recambio óseo, disminución de la masa y densidad del hueso y la aparición de fracturas por fragilidad ósea.

Un exceso en fosforo también se puede dar por el consumo de gaseosas ricas en fosforo.

El exceso de Fosforo en el organismo puede generar una enfermedad llamada hiperfosfatemia esta se da mayormente en personas con insuficiencia renal, hipoparatiroidismo los síntomas que se presentan es disminución de calcio en la sangre, problemas de riñones, en el vaso, cornea, piel, pérdida del apetito, anemia, insuficiencia respiratoria, dolor y debilidad muscular, susceptibilidad a infecciones, dolor óseo, entumecimiento de las extremidades, dificultad para caminar, alteraciones neurológicas, alteraciones cardiacas.

El fosforo y el calcio en exceso o en una carencia en nuestro organismo puede afectar la capacidad de absorción del otro un exceso de Fosforo puede generar una baja de calcio.

Podemos encontrar que el consumo de antiácidos puede generar un exceso de Fosforo, La administración de glucosa mediante la vía intravenosa, suplementos de vitamina D en exceso, laxantes que contengan fosfato de sodio.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *