Vitamina K – Fitomenadiona

Vitamina K – Fitomenadiona

La Vitamina K conocida también como Fitomenadiona forma parte del grupo de vitaminas liposolubles y ultima dentro del grupo liposoluble.

La Vitamina K (Fitomenadiona) también se le conoce como la vitamina de la coagulación o antihemorrágica ya que interviene en la formación de numerosos factores que participan en la coagulación sanguínea evitando hemorragias.

Dentro de la familia de la Vitamina K existen tres tipos de compuestos:
– Vitamina K1
– Vitamina K2
– Vitamina K3

 

Funciones que desempeña la Vitamina K (Fitomenadiona) en el organismo

– Es necesario para el buen funcionamiento hepático.
– Puede ayudar a evitar las hemorragias internas y externas.
– Ayuda a reducir el excesivo flujo menstrual.
– Es necesario para la formación de la protrombina, proteína del plasma sanguíneo que es el precursor del enzima llamado trombina, que convierte el fibrinógeno (proteína plasmática) en fibrina (proteína que mantiene reunido los coágulos sanguíneos). La Vitamina K (Fitomenadiona) en el hígado participa en la síntesis de algunos factores que forman parte de la llamada cascada de la coagulación, las cascadas de la coagulación se refiere a una serie de eventos cuyo fin es detener la hemorragia de los vasos sanguíneos dañados a través de la formación del coagulo.
– Participa en el metabolismo de los huesos dado que es necesario para la formación de la proteína osteocalcina, existe un estudio que sugiere que la Vitamina K (Fitomenadiona) ayudaría a aumentar la densidad ósea y evitaría fracturas en personas con osteoporosis.
– La fitomenadiona también contribuye a la disminución de las circunstancias vasculares que dan lugar a las ojeras. Se sabe que la combinación de vitamina K, Vitamina E y Vitamina C aplicada

 

La falta de Vitamina K (Fitomenadiona) puede ocasionar

– La falta de Vitamina K (Fitomenadiona) en adultos sanos es casi nula debido a que la existencia de esta vitamina se puede encontrar en muchos alimentos, también es una vitamina liposoluble la cual se almacena en el cuerpo para ser usado. Aunque cuando se encuentran alteraciones en la absorción y deficiencia de la Vitamina K (Fitomenadiona) los síntomas que se pueden dar son: Coagulación deficiente, sangrados espontáneos, hemorragias.

– La mayoría de los pacientes que sufren una deficiencia de Vitamina K (Fitomenadiona), comienzan a sufrir de sangrados de la nariz, encías, menstruación muy abundante, sangre en la orina, heces y aparición de moretes producto de pequeños roces.

– Los recién nacidos pueden presentar una mayor deficiencia de Vitamina K (Fitomenadiona) especialmente cuando el niño es prematuro, aquellos que son alimentados con leche materna y su madre se encuentra en tratamiento con anticonvulsivos, además los niños que se alimentan con solo leche materna sufren deficiencia pues esta solo posee una pequeña porción de fitomenadiona.

– Al no controlar rápidamente las deficiencias de fitomenadiona en el recién nacido esta deficiencia puede acabar siendo una enfermedad hemorrágica en el recién nacido y se caracteriza por sangrados en las heces y la orina al redor del cordón umbilical y muchas veces, intracraneales. Estas lesiones pueden ser para toda la vida y en ocasiones provocar la muerte.

 

Alimentos ricos en Vitamina K (Fitomenadiona)

ORIGEN ANIMAL: la Vitamina K-2 (se adquiere mediante la ingesta de carnes), yema de huevos, leche

ORIGEN VEGETAL: aceites (aceite de azafrán, aceite de hígado de pescado, aceite de soja), berros, brócoli, cereales integrales, col verde, coles de brúcelas, espinacas, perejil, tomates, yogur, verduras de hojas verde, hortalizas.

OTROS: la Vitamina K-3 es sintética.

 

Requerimiento diario de Vitamina K (Fitomenadiona) para el organismo

Bebes:
0 a 6 meses 2.0 microgramos/día (mcg/día).
7 a 12 meses 2.5 microgramos/día.

Niños:
1 a 3 años 30 mcg/día.
4 a 8 años 55 mcg/día.
9 a 13 años 60 mcg/día.

Adolescentes y adultos:
14 a 18 años 75 mcg/día.
19 años en delante 90 mcg/día.

Adolescentes y mujeres embarazadas 15 mg/día.
Adolescentes y mujeres lactantes 120 mcg/día.

 

Interacciones de la Vitamina K (Fitomenadiona) con medicamentos

La combinación de Vitamina K (Fitomenadiona) con estos elementos potencia su efecto:
– Vitamina F
– Cobre
– Magnesio.
– Hierro.
– Acidophilus.
– Warfarina: la Vitamina K (Fitomenadiona) es utilizada por el organismo para la coagulación de la sangre, la Warfarina se utiliza para retardar la coagulación sanguínea. La Vitamina K puede disminuir la eficacia de la Warfarina.

 

Interacciones de la Vitamina K (Fitomenadiona) con plantas y suplementos

Coenzima Q-10: es similar a la Vitamina K al mezclarlos puede promover más coagulación de la sangre, esta combinación puede ser un problema para las personas que usan Warfarina, Coenzima Q-10 junto a la Vitamina K (Fitomenadiona) podrían abrumar los efectos de la Warfarina y permitir que la sangre coagule.

Tiratricol: existen preocupaciones por que el Tiratricol podría interferir con el papel que juega la Vitamina K (Fitomenadiona) en la coagulación de la sangre.

Vitamina E: dosis altas de Vitamina E pueden hacer que la Vitamina K (Fitomenadiona) sea menos eficaz para la coagulación de la sangre. En personas que toman Warfarina así también en las personas que tienen ingesta baja de Vitamina K (Fitomenadiona) puede evitar que la sangre coagule, la dosis elevada de Vitamina E puede aumentar el riesgo de hemorragia.

 

Enfermedades en las que se aconseja el uso de Vitamina K (Fitomenadiona)

Aparato digestivo: celiacos, colitis ulcerosa, diarrea sostenida y constantes, divertículos, mala absorción intestinal, síndrome de intestino corto.
Hematología: la Vitamina K se emplea con fármaco para reducir el tiempo de coagulación, se administra en pacientes con estados hemorrágicos asociados a enfermedades intestinales y hepáticas.
Hígado/vesícula: enfermedades hepáticas que ocasionan alteraciones en la absorción de las grasas, obstrucción biliar.
Páncreas: pancreatitis crónico.
Traumatología/Reumatología: osteoporosis.

Otros:
– Cistitis.
– Epistaxis.
– Hemorragias.
– Obstrucción biliar.

Aquellas que toman ciertos medicamentos como anticoagulantes, convulsivos, algunos antibióticos y ácidos acetil salicílico.

 

Precauciones a tener en cuenta con el uso Vitamina K (Fitomenadiona)

Como prevención se administra al recién nacido para evitar las enfermedades hemorragias del recién nacido. Esta vitamina interacciona con algunos anticoagulantes.

La deficiencia de Vitamina K (Fitomenadiona) es muy rara y se presenta cuando el cuerpo no puede absorberla apropiadamente desde el tracto intestinal. La vitamina también se puede presentar después de un tratamiento prolongado con antibióticos.

Las personas que padecen deficiencia de Vitamina K (Fitomenadiona) generalmente son más propensas a presentar hematomas y sangrados.

Las personas que toman fármacos para diluir la sangre, posiblemente necesite reducir los alimentos que contengan Vitamina K (Fitomenadiona).

No se han encontrado efectos adversos asociados a una dosis excesiva de Vitamina K1 o menaquinona, por ello el instituto de medicina no ha establecido los niveles de ingesta máxima tolerables.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *