Trankimazín

Valore esta información

El Trankimazín (Alprazolam) es un medicamento utilizado especialmente para tratar cuadros clínicos relacionados con la ansiedad y también a las depresiones crónicas que suelen presentar la ansiedad dentro de sus síntomas frecuentes. Su presentación principal es en comprimidos de 0,50 mg. Se encuentra dentro de la categoría de medicamentos tranquilizantes (ansiolíticos), catalogado específicamente dentro de las benzodiazepinas.

 

Para qué sirve trankimazín

Al ser un ansiolítico, se utiliza para casos clínicos (de gravedad aguda o crónica significativa) de ansiedad, específicamente en pacientes con alguno de estos trastornos:

-Fobias

-Ataques de pánico con o sin agorafobia (agorafobia es el miedo exagerado e irracional a salir a espacios abiertos y/o exponerse)

-Trastornos obsesivos – compulsivos, pues la persona maneja altos niveles de ansiedad si las cosas se salen del orden esperado del paciente.

-Trastorno por estrés post-traumático

-Trastorno de ansiedad inducido por sustancias, durante su consumo o en el proceso de abandono de la sustancia.

Fuera del espectro de los trastornos de ansiedad, puede recetarse también en pacientes depresivos crónicos que suelen presentar la ansiedad como uno de sus síntomas y en otros cuadros psiquiátricos del trastorno de ánimo que ameriten su aplicación, pero como parte secundaria del tratamiento, pues su efecto principal es ansiolítico.

Puede aplicarse también para el tratamiento de algunos casos de insomnio así como de epilepsia y para dopar a una persona previa a una operación dental o invasiva, pues como mencionamos, se encarga de apagar el sistema nervioso.

 

Como tomar trankimazín

Este fármaco, en comprimidos, se tomará sin masticar con un poco de agua. Él médico será el que le indique qué presentación de Trankimazin es la más adecuada para cada paciente, según la dosis que necesite. Normalmente, las dosis de trankimazín habituales para problemas de estados de ansiedad y ansiedad asociada a síntomas de depresión son: en un principio 0,25 mg a 0,5 mg de Alprazolam tres veces al día.

La dosis normal va entre 0,5 mg y un máximo de 4 mg al día distribuidos entre 3 ó 4 tomas. Si se están tratando trastornos por angustia, la dosis inicial será de 0,5 mg a 1 mg de Alprazolam al irse a dormir.

Después el médico irá ajustando las dosis según vaya viendo cómo responde el enfermo al tratamiento. Estos ajustes se harán de forma gradual y no supondrán incrementos mayores a 1mg cada 3 ó 4 días.

Pueden ponerse dosis de trankimazín adicionales hasta llegar a las 3 ó 4 veces al día.

Los ancianos con problemas crónicos de respiración, dolencias cardíacas o renales tomarán al principio una dosis de 0,25 mg de alprazolam, 2 ó 3 veces al día, que se podrá incrementar de forma gradual si es necesario y se tolera bien el fármaco. Nunca se deberá rebasar los límites totales indicados para las dosis diarias. A no ser que el médico lo indique de forma expresa.

Por otra parte, la duración del tratamiento con trankimazín deberá ser lo más corta posible. Esto quiere decir que no será superior a 12 semanas teniendo en cuenta además el periodo de retirada del fármaco. Si el médico estima conveniente alargar el tratamiento, lo hará por periodos limitados y seguirá viendo de forma regular al paciente para ver cómo reacciona. Ningún tratamiento con medicamentos debe interrumpirse de forma brusca. El médico será la persona que diga cuándo debe concluir y disminuirá de forma progresiva la dosis hasta el final del tratamiento. El paciente hablará con su médico si cree que el tratamiento con trankimazín no le está surtiendo efecto o, por el contrario, lo hace de forma muy fuerte.

 

Efectos secundarios de trankimazín

• Adormecimiento.
• Problemas del habla.
• Falta de coordinación en los movimientos.
• Letargia.
• Confusión.
• Hipotonía.
• Bajada de la tensión en las arterias.
• Problemas respiratorios.
• En casos excepcionales, se puede entrar en estado de coma y morir.
• Sueño excesivo.
• Pérdidas de equilibrio.
• Coordinación anormal.
• Falta de concentración.
• Hipersomnia.
• Somnolencia profunda y prolongada (letargia).
• Temblor.
• Confusión.
• Alteración de la libido (deseo sexual).
• Desorientación.
• Cambio de peso y pérdida de apetito.
• Náuseas.
• Problemas de visión y de piel.

 

Marcas comerciales de trankimazín

Alpram, Alplasert, Alprawin, Alplax, Alprax, Alprine, Alpro, Alprop, Alsert, Altalin, Altin, Alwel, Alzex, Alzolam, Alzolite, Alzoset, Ambulax, Ambusyn, Anxiflu, Ansielix, Anxit, Anzofit, Anzal, Ateez, Azo, Balmusa, Belfa, Bayzolam, Benzolam, Betapax, Bioclock, Calmol, Cardilax, Destres, Elflu, Emeral, Finezol, Flumusa, Fluxozam, Loral, Manorest, Meloprax, Pifzot, Pro ziety, Proprazolam, Rivcam, Tafil, Tagut, Tensium, Tranquinal, Xanax, Zamoprax.

 

Presentaciones de trankimazín

Compr. 0,5 mg, 1 mg, 2 mg, 0,25 mg de 30 comprimidos.
Trankimazin 2 mg en envases de 30 y 50 comprimidos.
Trankimazin 0,75 mg/ml gotas orales en solución en envases de 20 ml.

 


 

Información obtenida de https://medlineplus.gov/spanish/ y de https://www.aemps.gob.es/cima/fichasTecnicas.do?metodo=detalleForm

Desde el portal www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma ya que se basa en información obtenida de terceros.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *