Leucina

Aminoacidos

La Leucina es un aminoácido considerado esencial que interactúa con los aminoácidos isoleucina y valina, este se emplea en el hígado, tejido adiposo y tejido muscular. Es un aminoácido el cual se convierte en el único utilizado en la práctica deportiva, además de ayudar a reparar los músculos y aporta energía en el entrenamiento de alto esfuerzo.

Imita a la insulina y ayuda a mezclar el azúcar en las células, la Leucina también sustituye a la glucosa durante periodos de ayuno convirtiéndose en una propiedad que no es compartida por los demás aminoácidos.

 

Funciones que realiza la Leucina en el organismo

– Ayuda en la formación del tejido muscular.
– Ayuda a evitar las lesiones hepáticas.
– Imprescindible para la curación de traumatismo y heridas.
– mantiene equilibrados los niveles de azúcar en la sangre.
– Ayuda al correcto funcionamiento de la salud mental.
– Colabora en la síntesis de algunos opiáceos endógenos.
– Participa en el balance de nitrógeno.
– Previene la atrofia muscular.
– Ayuda en el aumento de la producción de las hormonas del crecimiento.
– Indirectamente cumple una función reguladora en la correcta secreción bilateral, además de cumplir funciones hormonales en las hormonas sexuales masculinas y femeninas.

 

La falta de Leucina puede provocar

– Mayor predisposición a padecer lesiones en el hígado.
– Trastornos mentales.
– Deficiencia en el crecimiento.
– Peor cicatrización de heridas y traumatismo.
– Alteraciones de la glucosa.
– Alteración en la masa muscular.
– Alteración de la conducta.

 

Alimentos ricos en Leucina

ORIGEN ANIMAL: carnes rojas, embutidos, vísceras, pescados, quesos, yogur, huevos.

ORIGEN VEGETAL: arroz integral, cereales integrales, legumbres, levadura de cerveza, maíz, patata, semilla, sésamo, soja, trigo, vegetales.

FRUTOS SECOS: almendras, avellanas, nueces, cacahuates, pistachos, piñones.

 

Enfermedades en las que se aconseja el uso de la Leucina

– Diabetes.
– Lesiones en la piel.
– Trastornos del crecimiento.
– Depresión.
– Ansiedad.
– Angustia.
– Luxaciones/Dislocaciones.
– Traumatismo.
– Trastorno y degeneración muscular.
– Post traumatismo.
– Roturas fibrilares.
– Personas que padecen feniceltourina.

 

Precauciones a tener en cuenta con el consumo de la Leucina

El exceso de Leucina puede lixiviar su sistema de otras vitaminas, tales como la vitamina B3 o niacina.

Una Toxicidad por Leucina causa delirios y obliga al sistema nervioso, lo cual puede ocasionar la muerte.

Las personas que padecen de afecciones hepáticas o renales no deben consumir grandes cantidades de aminoácidos sin las recomendaciones de un profesional de la medicina.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.