MENUMENU

Osteoporosis

Osteoporosis
Osteoporosis
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto

La osteoporosis se trata de una enfermedad ósea la cual es muy habitual, la osteoporosis tiende a afectar especialmente a las mujeres. Las medidas preventivas consisten fundamentalmente en mantener una vida saludable complementada con una alimentación sana y la práctica frecuente de ejercicio físico, estas medidas básicas puede ayudar significativamente a prevenir la osteoporosis.

Entre otra información adicional para entender un poco más acerca de la osteoporosis: La masa ósea de los seres humanos suele ascender hasta aproximadamente los 40 años de edad, partiendo de esta recta, el cuerpo comienza un proceso de desgaste y normalmente al año se pierde entre un 0,5 y un 1% de masa ósea, densidad del hueso, este proceso es un proceso que ocurre de manera natural, no patológica, es por tal razón que en edades avanzadas la pérdida de masa ósea es mayor de la esperada, razón por la cual el paciente pierde mucho más hueso en relación a una persona sana. Esta pérdida ósea definida como patológica, conlleva consecuencias negativas en la estructura y en la función ósea, debido a que el esqueleto pierde estabilidad y el riesgo de una fractura de hueso se eleva.

La osteoporosis puede asociarse a diferentes causas responsables de su aparición. Se estima que alrededor del 5% de los casos, la atrofia ósea es la causa de modo directo de enfermedades o de determinada ingesta de medicamentos pro un prolongado lapso de tiempo – la denominada osteoporosis secundaria. Sin embargo en el mayor número de los casos de personas que la desarrollan, no es posible determinar enfermedades o medicamentos responsables, entre tanto, se trata de osteoporosis primaria que representa un 95%. Dentro de este grupo se integran los siguientes patrones de osteoporosis:

– Osteoporosis en mujeres posterior a la menopausia, lo que se denomina (osteoporosis posmenopáusica).
– Osteoporosis senil, este tipo de osteoporosis se presenta a partir de los 70 años tanto en hombres como en mujeres.

Los primeros indicios sintomatológicos de la osteoporosis no son perceptibles. Sin embargo tras el transcurso del tiempo se presentan fracturas óseas sin causa aparente, acción que se define como fracturas espontáneas. Estas fracturas son causa de dolor. Normalmente los pacientes interpretan la habitual fractura o aplastamiento vertebral que se presenta en la osteoporosis, tal como lumbago o ciática, a causa del dolor de espalda espontaneo que se genera. Sin embargo tras un prolongado tiempo dichas fracturas vertebrales consecuencia de una atrofia ósea intervienen en diferentes escenarios:

– Pérdida de varios centímetros de masa ósea.
– Formación de una joroba (cifosis).
– Marcada curvatura de la columna lumbar hacia delante (lordosis).

En el tratamiento y la prevención de la osteoporosis es esencial y fundamental conservar una alimentación saludable ya que esta desempeña un papel imprescindible.

– Evitar mantener niveles bajos peso, puesto que un peso más bajo de lo normal tiende a favorecer la osteoporosis
– Ingerir suficiente calcio y vitamina D.

Los tratamientos medicamentosos no suelen ser requeridos, sin embargo es preciso un apropiado diagnóstico y detección del estado progresivo de la osteoporosis.

Es recomendable la práctica frecuente de deporte, especialmente musculación, caminar, marcha nórdica, taichi o gimnasia, ya que esto interviene positivamente en el metabolismo óseo ayudando a prevenir el avance de la atrofia ósea.

 

Definición de osteoporosis

La osteoporosis es determinada como una enfermedad en la cual se pierde masa ósea de forma progresiva. La osteoporosis se clasifica en dos tipos:

Osteoporosis primaria:

– La osteoporosis posmenopáusica o tipo I.
– La osteoporosis senil o tipo II.

Osteoporosis secundaria:

La osteoporosis es representativa por tratarse de una enfermedad metabólica ósea que se presenta con más frecuencia en la edad avanzada. Especialmente en las mujeres la osteoporosis está mucho más esparcida en relaciona a los hombres. En la población femenina postmenopaúsica española se estima que las incidencias oscilan hasta el 30%.

 

Causas de la osteoporosis

Las causas de la osteoporosis se asocian principalmente con un metabolismo óseo alterado, situación que supone un incremento de la resorción ósea natural a partir de los 40 años.

 

En asociación a las causas, se conocen dos tipos de osteoporosis:

Osteoporosis primaria: Esta tipo de osteoporosis se conoce por ser una de las más habituales y concurridas y se manifiesta sin causa directa identificable y de acuerdo del momento en que da inicio se define como:

– Osteoporosis posmenopáusica o tipo I, se manifiesta tras la menopausia (climaterio).
– Osteoporosis senil o tipo II, se presenta partir de los 70 años, tanto en hombres como en mujeres.

Osteoporosis secundaria: Esta patrón de osteoporosis oscila entre un 5% de todos los casos, normalmente sus origines tienen conexión directa con:

– Enfermedades en las que se modifica el metabolismo o bien, la función hormonal como ser el hipertiroidismo, diabetes mellitus, enfermedades reumáticas.
– Una ingesta por un tiempo extendido de medicamentos, como ser corticosteroides.
– El consumo en exceso de alcohol y nicotina.
– Alteraciones genéticas, inmovilización prolongada, etc.

 

Síntomas de la osteoporosis

La osteoporosis es representativa por no exponer síntomas hasta el punto en que la masa ósea ha comenzado a disminuir, y en estados más progresivos se hace patente especialmente por las fracturas óseas, que en situaciones específicas hacen presencia aparentemente sin causa especifica alguna, por lo que se denomina fracturas espontáneas.

Posteriormente tras una fractura ósea asociada con la osteoporosis, es posible la manifestación de dolores que en ciertos panoramas pueden llegar a imposibilitar el movimiento.

Las consecuencias tras un periodo de tiempo prolongado de la osteoporosis en fracturas vertebrales son:

– Una pérdida del tamaño de varios centímetros.
– La formación de una “joroba”, lo que también se denomina cifosis.
– Una marcada curvatura de la columna vertebral.

 

Diagnóstico de la osteoporosis

El diagnóstico de la osteoporosis gira alrededor de una serie compuesta por diferentes etapas:

– Anamnesis, referente a la entrevista clínica en la que se conocen los antecedentes clínicos y se describen las enfermedades anteriores o posibles caídas del paciente.
– Examen físico.
– La medición de la densidad ósea – osteodensitometría.
– Radiografía los huesos afectados por osteoporosis.
– A través de una biopsia ósea el médico puede ratificar, en caso de duda, el diagnóstico de osteoporosis.
– Los valores en sangre no tienden a ser representativos cuando se presenta un escenario de osteoporosis, pero sí pueden ser indicativos excluyentes de otras enfermedades o por la cuales se pueden presentar indicios de enfermedades que pueden desencadenar una osteoporosis.

 

Tratamiento de la osteoporosis

El tratamiento de la osteoporosis se condiciona al desarrollo y estado progresivo de la enfermedad. El tratamiento se enfoca principalmente a influir en el metabolismo óseo y a reducir significativamente el dolor que se presenta a causa de la fractura. En casos donde a causa de la osteoporosis se presentan fracturas de huesos, se requiere asistencia médica.

– En la osteoporosis una alimentación saludable es vital en su tratamiento, enriquecida en calcio, con el fin de lograr minimizar el riesgo de una fractura ósea.
– Es fundamental que el aporte de vitamina D sea el apropiado.
– Terapia hormonal sustitutiva con estrógenos.
– Práctica de deporte y ejercicio físico

*los suplementos como el calcio o los suplementos de vitamina D solo se administran tras una previa aprobación médica, ya que consultarlo con el médico, debido a que las personas con cálculos renales no pueden ingerir preparados de calcio.

 

Evolución de la osteoporosis

Es importante que se ejecuten medidas preventivas acertadas acompañadas de un tratamiento temprano, con la finalidad de que se pueda intervenir positivamente en el progreso de una osteoporosis. De tal forma es posible contrarrestar tanto su comienzo como su evolución. Una osteoporosis que no es tratada apropiadamente adopta una evolución progresiva que conllevan alteraciones permanentes como ser:

– Aumento de las fracturas óseas.
– La estatura se reduce.
– Se forma una joroba (cifosis).
– Presencia de dolores como consecuencia de las fracturas.

 

Prevención de la osteoporosis

Es importante sostener una alimentación sana, complementando con un estilo de vida saludable y la práctica frecuente de ejercicio físico. Dadas las circunstancias que una osteoporosis ya existente es compleja para su tratamiento, es fundamental la prevención a tiempo de la osteoporosis.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *