MENUMENU

Verrugas genitales, VPH

Verrugas genitales, VPH
Verrugas genitales, VPH
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto

Las verrugas genitales, son producidas por el Virus del Papiloma Humano (VPH), estas se encuentran determinadas y consolidadas como una enfermedad de transmisión sexual con gran incidencia y repercusiones en todo el mundo. Hasta el momento se conocen más de 100 agentes patógenos implicados en la enfermedad, sin embargo únicamente 40 subtipos son transmisibles por vía sexual.

Por otra parte, además se denominan condilomas acuminados, derivan del latín, condylomata acuminata; hacen presencia especialmente en los labios de la vulva, la vagina y el pene, por tal razón se deriva la denominación verrugas genitales, no obstante también intervienen en la uretra, el canal anal, el recto y casos diferentes en el cuello uterino. Por lo general las verrugas genitales producen una sintomatología escasa o bien no puede manifestar ninguna, por tal razón es normal de que pase desapercibida. Sin embargo, en casos en concreto, las verrugas en el área genital que son producidas por el VPH se esparcen y pueden transformarse en tumores malignos.

Como es tendencia en todas las verrugas, el tratamiento de las verrugas genitales radica en aplicar sobre y especialmente en la piel afectada citostáticos o ácido tricloroacético. Las modificaciones de la piel que son producidas por el VPH, como ser las verrugas genitales, además pueden ser combatidas con crioterapia, método de por congelación, electroterapia y láser. No es recomendable la extirpación quirúrgica de las verrugas, la razón es que esta repercute en cicatrices y la verruga por lo general tiende a reaparecer/recidiva. El pronóstico de las verrugas genitales se caracteriza por ser bastante bueno. La complicación que puede presentarse con concurrencia es la transformación en un tumor maligno.

 

Definición de verrugas genitales, VPH

En un comienzo las verrugas genitales se tratan de tumores benignos de la piel y de la mucosa que en ciertos casos logran su cura de manera espontánea, lo que significa por sí solos.

Entre tanto, las verrugas genitales, además se denominan condylomata acuminata o condilomas acuminados, estas pueden ser producidas por alteraciones de la piel que se derivan por el VPH – virus del papiloma humano, que afectan de forma especial la zona genital.

Ya que el VPH se representa por su vía de transmisión, vía sexual, las verrugas genitales que son producidas por el VPH se enlistan dentro de las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

 

Causas de las verrugas genitales, VPH

Las causas de las verrugas genitales, también denominadas condylomata acuminata, se tratan de infecciones derivas de un virus en concreto, se trata del denominado VPH-virus del papiloma humano.

Su diversidad de agentes produce respectivamente tumores con aspecto de verrugas, lo que se determina como papilomas, que manifiestan una tendencia degenerativa. Por los momentos se sabe de más de 100 tipos diferentes de VPH a nivel mundial.

En asociación del riesgo de desarrollar cáncer en relación con cada subtipo de VPH, estos se dividen en tipos de VPH que implican un riesgo bajo y tipos de VPH que implican riesgo alto.

Las causas que derivan la infección por el VPH, el cual es responsable de producir de las verrugas genitales y también conocidas como condylomata acuminata, son lesiones minúsculas, micro-lesiones de la piel y de la mucosa. Los patógenos pueden ser trasladados de distintas formas, consolidándose las relaciones sexuales como la vía de transmisión con más incidencia y una de las más frecuente de infección por el VPH.

 

Síntomas de las verrugas genitales, VPH

Asimismo, en las verrugas genitales, y de igual manera que en otras verrugas que son producidas por el VPH – virus del papiloma humano, los síntomas se condicionan en relación de la zona donde se presenten las alteraciones de la piel. Existen casos donde muchas verrugas genitales apenas son visibles y causan bien pocas o bien ninguna molestia.

Dentro de la sintomatología, en primer lugar se manifiestan son pequeños nódulos – pápulas, planos, individuales o dispuestos de forma irregular y son complejas para su respectiva detección.

Por otra parte, además de las clásicas verrugas genitales, las infecciones por el VPH pueden producir otro tipo de alteraciones de la piel y de la mucosa que representan por síntomas bastante variantes: condylomata plana, tumores de Buschke-Löwenstein, y a su vez eflorescencias papulosas pigmentadas del área genital u otras verrugas habituales en otras zonas del cuerpo.

 

Diagnóstico de las verrugas genitales, VPH

El diagnóstico de las verrugas genitales que son respectivamente producidas por el VPH – virus del papiloma humano, normalmente tiende fundamentarse a través de la observación de su apariencia representativa.

Las pápulas en la piel que se encuentra afectada no realmente visibles, o bien apenas pueden observarse. Para poder observarlas, se procede a frotar con ácido acético al 3% para que puedan obtener una coloración blanca. En verrugas genitales sobre órganos externos – vulva o pene, según sea el caso, se puede aplicar directamente el ácido acético y observar instantáneamente el cambio de coloración.

Puesto a que las verrugas genitales por otra parte pueden estar asociadas con la presencia de un cáncer de piel, en caso desospechas, para consolidar el diagnóstico es requerido extraer una muestra y analizarla en el microscopio.

 

Tratamiento de las verrugas genitales, VPH

En lo que respecta al tratamiento, el tratamiento de las verrugas genitales que son generadas por el VPH – virus del papiloma humano, se encuentra condicionado por el tamaño y de la extensión de las alteraciones manifestadas en la piel.

La diversidad de opciones de tratamiento de las verrugas genitales incluyendo la de otras infecciones cutáneas causadas por el VPH, va desde la automedicación hasta una diversidad de tratamientos médicos.

Para el autotratamiento de las verrugas genitales son de gran utilidad los citostáticos podofilotoxina o imiquimod, con los cuales se untan las verrugas.

Respecto al tratamiento el tratamiento médico empleado para las infecciones de la piel o de la mucosa por VPH, también se dispone de crioterapia – congelación de las verrugas, electroterapia y terapia láser.

 

Evolución de las verrugas genitales, VPH

La evolución por lo general tiende a ser positiva y favorable. En ciertos casos sucede que se curan por si mismas sin tratamiento que intervenga. Mientras tanto, el pronóstico se puede complicar en caso de una afección extendida por la multiplicación de las verrugas – tumores de Buschke-Löwenstein y con la modificación de las verrugas genitales en tumores malignos.

 

Prevención de las verrugas genitales, VPH

Puesto que la infección por el VPH es generada en especial por vía de trasmisión sexual, una medida considerable para la prevención consiste en el uso preservativos durante las relaciones sexuales.

Sin embargo, la protección integra y completa contra la infección por el VPH únicamente es posible a través de la abstinencia sexual o la monogamia de cada uno de los miembros de la pareja.

Es casi normal que en la totalidad los casos de cáncer de cuello uterino se detectan el VPH, es aconsejable como medida preventiva contra el cáncer de cuello uterino, que a todas las chicas a partir de los 11 años se les administre una vacuna contra el VPH. Por otra parte, además es recomendable que los hombres también puedan acudir a la vacuna contra las verrugas genitales, se trata de la vacuna tetravalente (Gardasil) contra el papilomavirus.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *