MENUMENU

Fibromialgia

Fibromialgia
Fibromialgia
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto

Fibromialgia es un término asociado con una enfermedad que se distingue por no ser inflamatoria y representativa por contracturas musculares, esta enfermedad se define como una forma especial del reumatismo de partes blandas.

La fibromialgia se distingue por presentar síntomas tales como el dolor duradero específicamente en la musculatura y en las inserciones tendinosas, acompañado también por una mayor sensibilidad a la presión en específicos puntos de dolor, los denominados puntos gatillo, se habla de un total de 18 puntos de dolor que se encuentran en las inserciones tendinosas. Existe una mayor sensibilidad hacia el dolor en la totalidad del cuerpo.

Los dolores en asociación con una fibromialgia pueden manifestarse en diferentes patrones: sordos, agudos o radiantes, así mismo la intensidad de los dolores tiende a ser por lo general la misma. Es variante en el trascurso del día como en el curso de la enfermedad. El estrés emocional o el frío pueden aumentar los dolores.

En relación a los síntomas, además las molestias clásicas de la fibromialgia pueden manifestarse, entre otras, trastornos del sueño, cansancio, rigidez por las mañanas y modificaciones psíquicas, como por ejemplo depresiones.

Esta patología tiende a perjudicar generalmente más a las mujeres en relación a los hombres, lo que representa un total que oscila entre un dos y un tres por ciento de la población total afectada por dicha patología.

Se estima que la causa de la fibromialgia es aún desconocida. No obstante, no existen trastornos orgánicos subyacentes y no se genera ninguna alteración patológica en músculos ni tendones. Aún existe un debate hacia cierta causa pudiendo ser un trastorno en el procesamiento de la información neuronal en el cerebro para el dolor, además el estrés emocional supone desarrollar un papel esencial.

Respecto al diagnóstico de la fibromialgia, este es posible tras la examinación del historial médico del afectado y la sensibilidad a la presión de los puntos gatillo. El tratamiento gira alrededor de una fusión de asesoramiento psicosomático, terapia física y con medicamentos. Cuanto antes sea posible el tratamiento, se obtiene resultados efectivos. En relación a la evolución de esta patología, esta puede presentar involuciones cuando esta es tratada en los dos primeros años de la enfermedad. Si la fibromialgia se extiende por un lapso de tiempo prolongado, esta suele transformase en crónica.

 

Definición de fibromialgia

Como definición la fibromialgia es determinada como una forma especial de enfermedad no inflamatoria de reumatismo de partes blandas donde se desencadenan contracturas musculares y como resultado se manifiestan síntomas como ser dolor en la musculatura y en las inserciones tendinosas.

En medicina se refiere la fibromialgia cuando se manifiesta dolor en al menos 11 puntos gatillo, como mínimo de tres zonas del cuerpo, por lo que fibromialgia se define como “dolor de fibras y músculos”. Otra denominación conocida de la fibromialgia es la tendomiopatía generalizada.

La fibromialgia se clasifica en fibromialgia primaria, de la cual no se conoce aún una causa especifica. Mientras tanto la fibromialgia secundaria se manifiesta posterior a enfermedades orgánicas como por ejemplo las enfermedades inflamatorias reumatoides o enfermedades autoinmunes, enfermedades infecciosas y especialmente, incluyendo también infecciones víricas tal como la hepatitis C o la beriliosis. También se considera que los tumores malignos o las operaciones pueden dar origen a una fibromialgia.

 

Causas de la fibromialgia

Actualmente no existen causas claras en relaciona a la fibromialgia, se presume de predisposiciones genéticas, también de enfermedades inflamatorias reumatoides, enfermedades autoinmunes o infecciones virales las cuales pueden dar pie a una fibromialgia.

Como probable causa se discute aun en relación a un trastorno de la memoria del dolor en el cerebro.

La fibromialgia tiende a complicarse en estas condiciones:

– Estrés.
– Ansiedad.
– Cansancio.
– Frío.
– Clima húmedo o cambio de tiempo atmosférico.
– Trabajo pesado prolongado

Además una postura precavida apropiada por el afectado puede reforzar los dolores, también se asocia el sueño nocturno con la fibromialgia.

 

Síntomas de la fibromialgia

La sintomatología de esta patología se representa por lo general por fuertes dolores, especialmente en la musculatura y en las inserciones tendinosas, además se manifiestan dolores en la espalda, en brazos y piernas que aumentan tras un esfuerzo físico.

A su vez la fibromialgia reflejar síntomas concomitantes de los cuales se presentan:

– Alteraciones del sueño.
– Cansancio.
– Debilidad.
– Rigidez especialmente por las mañanas.
– Colon irritable.
– Ansiedad.
– Depresiones.
– Dolor de cabeza.
– Escalofríos.

 

Diagnóstico de la fibromialgia

El diagnostico acerca de esta patología consiste en la anamnesis y el examen físico del paciente afectado. Un indicio de esta patología se basa en que si existe dolor en mínimo tres zonas del cuerpo en un lapso de tiempo de más de tres meses, puede tratarse de fibromialgia.

El foco de atención se centraliza en los puntos gatillo en la nuca, espalda, hombros y caderas. Para un diagnóstico determinativo de una fibromialgia se precisa que un mínimo de 11 de los 18 puntos gatillo totales generen reacción alguna con respecto al dolor a la presión y que dichas molestias sean permanentes durante más de tres meses.

 

Tratamiento de la fibromialgia

En relación al tratamiento, este se enfoca en mitigar los síntomas, dividiéndose en tres etapas:

– Tratamiento básico: este consiste en programas especiales de formación de pacientes, tratamiento del dolor a través de terapias conductuales, entrenamiento cardiovascular asociado a la resistencia del paciente, eventualmente la ingesta de antidepresivos y a su vez el diagnóstico y tratamiento de otras enfermedades físicas y trastornos mentales
– Tratamiento secundario: este tratamiento en especial gira alrededor de kinesiterapia en combinación con métodos psicoterapéuticos.
– Cuidados a largo plazo: los cuidados tienen como objetivo reforzar la responsabilidad del paciente y la actividad propia del mismo, entre los cuales se recomienda la persistencia en el entrenamiento cardiovascular; entrenamiento funcional; superación del estrés, las terapias multimodales, entre otras.

 

Evolución de la fibromialgia

La fibromialgia se caracteriza por no destruir las articulaciones ni otras estructuras del sistema esquelético-muscular, además esta no tiende a afectar negativamente la esperanza de vida. La sintomatología de la fibromialgia puede mitigarse por medio de diferentes tratamientos, pero casi siempre estos síntomas se mantienen.

 

Prevención de la fibromialgia

Las causas de esta patología hoy en día no son conocidas, por lo que no es posible directamente evitar la enfermedad. Sin embargo se estima que existe una predisposición genética. Además esta puede desencadenarse posterior a enfermedades previas como ser enfermedades inflamatorias-reumatoides, enfermedades autoinmunes, enfermedades tumorales, infecciones víricas o intervenciones quirúrgicas o accidentes., además se estima si las causas psicosomáticas pueden generar una fibromialgia.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *