Hipertiroidismo

Hipertiroidismo
Hipertiroidismo
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto[s]

En un escenario donde se presenta un hipertiroidismo, la glándula tiroides tiende a producir más hormonas de las que habitualmente necesita el organismo. Esto genera un exceso de producción de hormonas tiroideas que a un mismo tiempo estimula los procesos metabólicos.

La tiroides, cuya forma se es semejante a una mariposa, se encuentra localizada debajo de la laringe. El órgano produce las dos hormonas tiroideas, las denominadas tiroxinas (T4) y la triyodotironina (T3). Las hormonas tiroideas se ven implicadas en todos los procesos metabólicos del cuerpo. Es por tal razón que un hipertiroidismo produce un gran número de síntomas diversos. Entre los cuales los síntomas globales de un hipertiroidismo suelen ser:

– Pérdida de peso, aun manteniendo una alimentación apropiada y suficiente y un mayor apetito.
– Caída del cabello.
– Aumento de la sudoración e intolerancia al calor. Lo que significa que los pacientes inmediatamente sienten el calor como desagradable.

En general el hipertiroidismo suele causar efecto sobre los diferentes sistemas del cuerpo, como ser el sistema cardiovascular. Esto consecuencia que las hormonas tiroideas provoca que el cuerpo se vuelvan más sensible a las hormonas del estrés, como ser la adrenalina o la noradrenalina, razón por la cual además se genera una aceleración del sistema cardiovascular.

El hipertiroidismo puede ser desencadenado por diferentes enfermedades. Las causas más comunes de la hiperfunción tiroidea tienden a ser:

– La enfermedad de Graves-Basedow.
– El bocio multinodular hiperfuncionante.

Frente a un diagnostico de un hipertiroidismo, el médico procede a establecer la concentración de las hormonas tiroideas en la sangre, y en su momento puede solicitar además una gammagrafía. Además, por otro parte también se pueden buscar anticuerpos específicos que son signos una enfermedad autoinmune, como por ejemplo la enfermedad de Graves-Basedow.

El tratamiento que se establece en un hipertiroidismo se enfoca en impedimento de la formación de hormonas tiroideas a través de medicamentos. Estos fármacos, que son denominados antitiroideos son el metimazol, el carbimazol y el propiltiouracilo. En caso de este último, es empleado por lo general en el continente americano. Además de lo anterior, como tratamiento contra el hipertiroidismo se puede recurrir a una intervención quirúrgica de tiroides o la administración de yodo radioactivo para erradicar tejido tiroideo apto para funcionar y minimizar de tal forma la producción de hormonas. Si tras la cirugía o radioyodo permanece demasiado poco tejido tiroideo la consecuencia pueden desembocar en un hipotiroidismo. En estas situaciones será necesario sustituir el déficit hormonal, lo que se conoce como terapia hormonal sustitutiva.

 

Definición de hipertiroidismo

El termino hipertiroidismo hace alusión y define a un trastorno funcional propio de la tiroides. La tiroides produce en abundancia hormonas tiroideas, lo que genera un exceso de producción de hormonas tiroideas que a un mismo tiempo aceleran los procesos metabólicos.

La forma anatómica de la tiroides es semejante a una mariposa y se encuentra localizada bajo la laringe. En términos médicos, a la tiroides también se le define como glándula tiroidea, termino derivado del latín glandula y del griego thyreos = escudo. El hipertiroidismo además se denomina tirotoxicosis.

El hipertiroidismo puede ser originado por distintas enfermedades de la tiroides. Entre las cuales se encuentran en forma especial y frecuente la enfermedad de Graves-Basedow y el bocio multinodular hiperfuncionante.

El hipertiroidismo incide con mayor frecuencia en mujeres en comparación con los hombres. La enfermedad de Graves-Basedow perjudica cinco veces más a las mujeres en relación a los hombres. Se estima que anualmente unas 40 personas de cada 100.000 son pronosticadas de enfermedad de Graves-Basedow, y un tercio de los pacientes tienen menos de 35 años.

 

Causas del hipertiroidismo

El hipertiroidismo puede tener diferentes enfermedades que pueden desencadenarlo, entre las enfermedades causantes más frecuentes se encuentran la enfermedad de Graves-Basedow y el bocio multinodular hiperfuncionante.

Solo en casos extraños, el hipertiroidismo es originado por una enfermedad de Graves-Basedow o a un bocio multinodular hiperfuncionante, sino que deriva de otra enfermedad. Así mismo son causas poco frecuentes y raras la hiperfunción de la tiroides una tiroiditis o tumores de la hipófisis que generan hormonas.

 

Síntomas del hipertiroidismo

La sintomatología que presenta un hipertiroidismo es la evidente manifestación de que el metabolismo del cuerpo se encuentra acelerado por el exceso de producción de hormonas tiroideas. Además en el hipertiroidismo se presenta un aumento de la sensibilidad del organismo frente a las hormonas del estrés, la adrenalina y la noradrenalina.

Es característico que los síntomas que se manifiestan en cada caso en un hipertiroidismo se asocien también con el desencadenante del trastorno, por ejemplo, enfermedad de Graves-Basedow. Entre los indicativos generales de un hipertiroidismo se enlistan:

– Pérdida de peso acompañado con el aumento del apetito, a pesar de sostener una alimentación abundante.
– Caída del cabello.
– Aumento de la sudoración.
– Intolerancia al calor, esto significa que los pacientes inmediatamente sienten el calor como desagradable.

El hipertiroidismo tiene alcance en el sistema cardiovascular por lo que conlleva síntomas como:

– Pulso acelerado
– Desde palpitaciones hasta taquicardia
– Arritmia cardiaca
– Hipertensión arterial

Consecuencia de su efecto sobre el sistema nervioso central el hipertiroidismo también presenta los siguientes síntomas:

– Nerviosismo e intranquilidad
– Temblor en las manos
– Trastornos del sueño con aumento del cansancio
– Cambios de humor
– Agitación
– Dolor muscular y debilidad muscular

Por otro lado el hipertiroidismo también causar diarreas debido a la aceleración del metabolismo, en mujeres se presentan alteraciones del ciclo menstrual.

 

Diagnóstico del hipertiroidismo

En el hipertiroidismo el fundamentar un diagnóstico gira alrededor de la concentración de la hormona tiroidea en la sangre. Para desestimar el hipertiroidismo, es suficiente con comprobar un valor medio de la hormona estimulante de la tiroides (TSH). En una hiperfunción de la tiroides, el valor de TSH debe ser bajo.

Lo más habitual es que el hipertiroidismo sea un signo de la enfermedad de Graves-Basedow o de un bocio multinodular hiperfuncionante:

La enfermedad de Graves-Basedow puede diagnosticarse a través de tres síntomas: protrusión ocular (exoftalmos), tiroides aumentada y taquicardia.

Entre tanto una gammagrafía puede establecer si detrás del hipertiroidismo se posiciona un bocio multinodular hiperfuncionante.

 

Tratamiento del hipertiroidismo

En los casos de hipertiroidismo el tratamiento consiste en primera base en mejorar los síntomas. Esto puede lograrse a través de medicamentos, una intervención quirúrgica o una radioyodoterapia (es decir, con la administración de yodo radioactivo).

 

Evolución del hipertiroidismo

Tanto la evolución del hipertiroidismo y el pronóstico, se asocian sobre todo de lo que ha causado el trastorno del funcionamiento de la tiroides.

– La enfermedad de Graves-Basedow: esta enfermedad se caracteriza por una evolución recurrente y reaparecer tras varios años, pero por lo general se resuelve espontáneamente hasta en un 30% de los casos presentados.

– El bocio multinodular hiperfuncionante: cuenta con un pronóstico más negativo, esta no se resuelve espontáneamente. En el desarrollo posterior de este trastorno, la cantidad de tejido autónomo puede aumentar con los años.

 

Prevención del hipertiroidismo

Como regla global el hipertiroidismo únicamente se puede prevenir limitadamente, ya que esta alteración de la tiroides está asociada muy frecuentemente por enfermedades sobre cuyo origen no podemos influir.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *