MENUMENU

Vitamina B1 – Tiamina

Valore esta información

La Vitamina B1 también conocida como Tiamina, es un compuesto soluble en agua pero que no se puede disolver en elementos alcohólicos. La Vitamina B1 al igual que la Vitamina B2 cumple un rol indispensable en las funciones metabólicas, siendo este uno de los principales protagonistas de la síntesis de hidratos de carbono lo cual le permite al cuerpo tener energías.

La estructura de la Vitamina B1 (Tiamina) consta de dos estructuras cíclicas conectadas, un anillo de pirimidina con un grupo amino y un anillo tiazol azufrado unido a la pirimidina por un puente metileno.

Generalmente las personas toman tiamina para las enfermedades producidas por un bajo nivel de tiamina, incluyendo el beri-beri y la inflamación de los nervios que están en el exterior del cerebro, esta enfermedad es asociada con el embarazo o con una enfermedad de deficiencia de vitamina llamada pelagra. Además de utilizarse en problemas digestivos, incluyendo la falta de apetito, la colitis, ulceras y diarrea crónica.

 

Función de la Vitamina B1 (Tiamina) en el organismo

– Es coadyuvante en el tratamiento del herpes zoster.
– Mejora la capacidad mental y el aprendizaje.
– Participa en el metabolismo de los carbohidratos.
– Resulta eficaz contra los mareos.
– Algunas investigaciones relacionan la carencia de esta vitamina con el cáncer de útero.
– coadyuvante en el tratamiento del alcoholismo.
– Coadyuvante en el tratamiento de la depresión.
– Coadyuvante en el tratamiento del beri-beri y la polineuritis.
– Coadyuvante en el tratamiento de la esclerosis múltiple y la miastenia gravitis.
– En la trasformación de los alimentos en energía, puesto que las enzimas que intervienen en este proceso metabólico necesitan Vitamina B.
– La absorción de glucosa por parte del sistema nervioso.
– Buen estado de la vista.
– La tiamina es la principal protagonista de la síntesis y metabolización de los hidratos de carbono, ya que las enzimas que participan en el proceso requieren de la Vitamina B1 para llevarlo a cabo.
– También participa en la absorción de glucosa por parte del sistema nervioso. En este proceso interviene la Vitamina B1 (Tiamina)
– Ayuda a prevenir enfermedades renales en personas que padecen de diabetes tipo 2.

 

La falta de Vitamina B1 (Tiamina) puede ocasionar

– Trastornos metabólicos.
– Carencia de tiamina.
– Trastorno cerebral debido a la carencia de tiamina.
– Una falta de tiamina puede causar debilidad fatiga, psicosis y daños neurológicos.
– Confusión mental.
– Trastornos neurológicos.
– Crecimiento del corazón y enfermedades cardiacas.
– Pérdida del apetito.
– Dolores abdominales.
– Inflamación del nervio óptico.
– Estreñimiento.
– Algunas investigaciones relacionan la deficiencia de Vitamina con la aparición de cáncer en el útero.
– Estreñimiento.
– Inflamación del nervio óptico.

 

Causas que favorecen la deficiencia de Vitamina B1 (Tiamina)

Abuso de harina blanca.
Abuso de aceite refinado.
Exceso en el consumo de café, alcohol y tabaco.
Consumo excesivo de antiácidos.
Consumo excesivo de sulfamidas.
Consumo excesivo de pescado crudo.
Consumo excesivo de ostras.
La cocción de los alimentos favorece su desnutrición.

 

La disminución de Vitamina B1(Tiamina) en la sangre puede deberse a

– Una desnutrición.
– Vómito, diarreas, afecciones intestinales.
– Alcoholismo.
– Alto consumo de café.
– Personas mayores de edad.
– Alteraciones del metabolismo glucidico.
– Diabetes.
– Embarazo.
– Lactancia.
– Esfuerzos intensos.
– Fiebre.
– Hipertiroidismo.
– Enfermedades congénitas dependientes de tiamina.

 

Un aumento de Vitamina B1(Tiamina) en la sangre puede deberse a

– Ciertas leucemias.
– Enfermedades de hodgkin.
– Poliglobulia de vaquez.
– Cáncer gástrico e intestinal.

 

Alimentos ricos en Vitamina B1(Tiamina)

La Vitamina B1 (Tiamina) es muy fácil de encontrar en los alimentos por lo que a veces no resulta necesario tomarlo como un suplemento dietético, sino que con tener una dieta balanceada y equilibrada ya estaremos ingiriendo las cantidades adecuadas de Vitamina B1 (Tiamina).

ORIGEN ANIMAL: Carne de vacuno, pollo, pescado, cerdo, hígado de ternero.

ORIGEN VEGETAL: Frutos secos que también contienen vitamina B3, la Vitamina B1 (Tiamina) se encuentra presente en la mayoría de las frutas y verduras entre las que contienen un nivel más elevado tenemos: cereales integrales y sus derivados, guisantes, naranjas, patatas, coles brúcela, espárragos.

 

Requerimiento diario de Vitamina B1 (Tiamina) para el organismo

La cantidad de cada vitamina que se necesita depende de la edad y sexo. Otros factores como el embarazo y las enfermedades, también son importantes, las mujeres adultas y embarazadas o en periodo de lactancia necesitan niveles mayores de tiamina.

Ingesta en la dieta de Vitamina B1 Tiamina

Bebes: 0 a 6 meses 0.2 mg/día.
7 a 12 meses 0.3 mg/día.

Niños: 1 a 3 años 0.5 mg/día
4 a 8 años 0.6 mg/día
9 a 13 años 0.9 mg/día

Adolescentes y adultos
Hombres de 14 en adelante 1.2 mg/día
Mujeres de 14 a 18 años 1.0 mg/día
Mujeres de 19 años en adelante 1.1 mg/día
Durante el embarazo y lactancia 1.4 mg/día

 

Enfermedades en las que se aconseja el uso de Vitamina B1 (Tiamina)

La mayoría de las personas que llevan una dieta equilibrada y balanceada, la deficiencia de esta vitamina no suele presentarse, pero existe situaciones o circunstancias, donde la Vitamina B1 (Tiamina) debe tomarse como suplemento en forma de comprimido, teniendo en cuenta que su adsorción será optima siempre que vaya acompañada de otras vitaminas del complejo B.

Insuficiencia cardiaca y enfermedades relacionadas: la tiamina mejora la actividad coronaria, este suplemento de vitamina, contrarresta la pérdida de vitamina que producen otros medicamentos.
Demencia: mejora el funcionamiento cerebral.
Depresión: las personas con un cuadro clínico depresivo presentan deficiencia de tiamina, por lo tanto el suplemento vitamínico reduce los efectos negativos de la depresión estabilizando y equilibrando emocionalmente a la persona.
Estrés
Alcoholismo: la adicción de alcohol destruye la Vitamina B1 (Tiamina).
Acidez estomacal: la tiamina reduce los niveles de acidos gástricos segregados por el estómago.
Cuando se padece de enfermedades crónicas o durante un post-operatorio.
En el embarazo.
La lactancia.
Otros:
Aprendizaje.
Beri-beri.
Cáncer de útero.
Corazón.
Demencia.
Enfermedades crónicas.
Enfermedades del sistema nervioso.
Esclerosis del sistema nervioso.
Esclerosis múltiple.
Estreñimiento.
Falta de apetito.
Herpes zoster.
Mareos.
Memoria: perdida de la memoria.
Miastenia gravis.
Debilidad muscular.
Neuritis.
Retención de líquido
Vista: inflamación del nervio óptico, glaucoma, trastorno de la visión.

 

Precauciones a tener en cuenta con el uso de Vitamina B1 (Tiamina)

Siempre deben de ir acompañadas por otras vitaminas del mismo grupo vitamínico para que su efecto sea más potente. Sin embargo no debemos olvidar que la ingesta continuada de una vitamina de este grupo puede provocar la deficiencia de otra del mismo grupo.

Los factores que inhiben su absorción son los taninos estos se encuentran presente en infusiones como el té, café o bebidas como el vino, por tanto no debemos olvidar incorporar durante o después de las comidas cuando lo que se pretende es aumentar los niveles de esta vitamina en el organismo.

La vitamina C ayuda a mejorar la absorción de Vitamina B1 o tiamina al igual que el resto de las vitaminas B.

La Vitamina B1 o tiamina es altamente inestable por ello se pierde ante la cocción, según la temperatura y la acidez del medio.

La congelación por un periodo prolongado de tiempo los alimentos ricos en esta vitamina pueden alcanzar una pérdida significativa de la misma.

Algunas personas con problemas del hígado que beben mucho alcohol o tienen otras enfermedades pueden tener problemas con la absorción de tiamina.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *