MENUMENU

Esclerosis Múltiple

Esclerosis Múltiple
Esclerosis Múltiple
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto

La esclerosis múltiple es una de las enfermedades del sistema nervioso más frecuente entre adultos jóvenes.

La esclerosis múltiple se trata de una enfermedad neurológica inflamatoria crónica y degenerativa del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal). Además es conocida como la “enfermedad de las mil caras” esto debido a que su evolución es bastante variable de un paciente a otro.

El detonante de la esclerosis múltiple es la inflamación de la vaina de mielina de las fibras nerviosas del sistema nervioso central. Esta inflamación se origina debido a que las células autoinmunes del propio cuerpo atacan al sistema nervioso. Actualmente se desconoce las causas específicas de esta enfermedad.

La sintomatología que presenta la esclerosis múltiple puede manifestarse a través de:

– Trastornos de la visión.
– Entumecimiento de la piel.
– Neuralgia.
– Parálisis muscular.

Entre los síntomas más frecuentes de la esclerosis múltiple se encuentran hormigueos o adormecimiento de uno o más miembros, acompañado de la pérdida de agudeza visual, estos síntomas se manifiestan en el 50-53% de los casos en fase inicial. Cuando la esclerosis múltiple avanza hacían un estadio progresivo, ser manifiesta más síntomas motores, esto sucede en aproximadamente entre el 40-45% de los casos, esto puede incluir la debilidad y rigidez muscular.

Otros síntomas bastante comunes son los cerebelosos, estos representan un 20-25% en los casos de los afectados, como inestabilidad en la marcha, y los trastornos esfinterianos en un 10-13% de los casos, con trastornos de micción. Además es común que se origine ansiedad o depresión entre los pacientes afectados con esclerosis múltiple, incluyendo también la fatiga, esta puede afectar a un 65-70% de los casos. El conjunto de síntomas tienden a manifestarse sobre los 28 años y en especial y frecuentemente en mujeres.

El diagnostico conlleva el empleo de métodos como la exploración neurológica, complementando con una exploración del líquido encefalorraquídeo, así como con la estimulación de la actividad nerviosa a través de la electroencefalografía (EEG) o la resonancia magnética (RM).

Actualmente no existe una cura para le esclerosis múltiple, pero si se puede indicar un tratamiento personalizado en cada caso particularmente con el propósito de ralentizar el avance de la enfermedad y minimizar la intensidad de los brotes. Además se pueden tratar los síntomas alternando el uso de medicamentos para ofrecer al paciente una mejor calidad de vida.

Debido a que la evolución de la esclerosis múltiple, cada caso puede contar con un pronóstico diferente, por lo que no es posible establecer un diagnostico general. En porcentaje reducido de los casos, la esclerosis múltiple tiene una evolución benigna, lo que significa que se presentan muy pocos brotes y leves discapacidades. Por lo general muchos afectados continúan realizando su trabajo o trabajan relativamente sin limitaciones en casa, después de un diagnóstico de esclerosis múltiple.

 

Definición de la esclerosis múltiple

La denominación esclerosis múltiple se deriva del término griego skleros (duro) y del término latín multiplex (múltiple). Otra denominación de la enfermedad es la de poliesclerosis (del griego polys = varios, numerosos).

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica inflamatoria del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal). Esta inflamación que destruye las vainas de mielina de las neuronas, tiene lugar cuando las células inmunitarias del mismo cuerpo embisten al sistema nervioso. Cuando está cubierta que rodea las neuronas se desintegra, los impulsos nerviosos se minimizan o se detienen. Razón por la cual la esclerosis múltiple se considera una enfermedad autoinmune.

La esclerosis múltiple (EM) es la enfermedad inflamatoria del sistema nervioso común y tras la epilepsia, se posiciona como la segunda enfermedad neurológica más frecuente.

La Sociedad Española de Neurología (SEN), en España registra un aproximado de 47.000 afectados, 700.000 en Europa y 2,5 millones de pacientes con esclerosis múltiples en todo el mundo. De tal forma la SEN ratifica que cada año se diagnostican 1.800 nuevos casos en España, de los cuales un 70% representan a personas jóvenes de entre 20 y 40 años.

 

Causas de la esclerosis múltiple

Hasta la fecha no existen causas específicas y esclarecidas responsables de la esclerosis múltiple, sin embargo se asocian diferentes factores que influyen en su aparición:

– Proceso autoinmune: la esclerosis múltiple integra el grupo de las enfermedades autoinmunes.
– Causas hereditarias: las personas descendientes de afectados con esclerosis múltiple en relación con el resto de la población, cuentan con un índice de riesgo de 10 y 30 veces más de padecer en algún momento de la enfermedad.
– Infecciones: las infecciones a casusa de determinados patógenos pueden llegar a considerarse como la causa de una inflamación constante del sistema nervioso central.

Entre las posibles causas también se consideras diferentes factores de riesgos que pueden generar un brote agudo:

– El estrés, operaciones y traumatismos graves.
– Infecciones, especialmente infecciones virales como la gripe.
– Determinadas vacunas, como las vacunas para la hiposensibilización en casos de alergia.
– Medicamentos que afectan al sistema inmunitario, como los preparados con echinacea.

 

Síntomas de la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) se caracteriza por presentar una sintomatología múltiple, sin embargo se distinguen algunos síntomas tempranos, por lo general las primeras molestias que se manifiestan son el entumecimiento, las alteraciones de la visión y la parálisis muscular.

 

Diagnóstico de la esclerosis múltiple

Frente al diagnóstico de esclerosis múltiple, en primer lugar se precisa de la historia clínica del paciente y de la exploración del sistema nervioso. Además pueden emplearse métodos como un examen del líquido cefalorraquídeo (punción lumbar), una electroencefalografía (EEG), resonancia magnética (RM).

También es necesario corroborar si los síntomas se mantienen en la línea de los criterios asociados a la esclerosis múltiple con brotes. Existen brotes cuando los síntomas:

– Persisten durante al menos 24 horas.
– Aparecieron al menos 30 días después del comienzo del último brote.
– No se pueden explicar con una temperatura corporal alterada o una infección.

 

Tratamiento de la esclerosis múltiple

El tratamiento frente a la esclerosis múltiple consiste en disminuir el proceso de inflamación existente, a pesar de ello la curación completa de la esclerosis múltiple actualmente no es posible.

El tratamiento frente a la esclerosis múltiple engloba tres procedimientos:

– Tratamiento de los brotes: trata un brote agudo.
– Tratamiento de base: se asocia con un tratamiento a largo plazo que debería detener el avance de la esclerosis múltiple
– Tratamiento sintomático: tratamiento de los síntomas causados por la esclerosis múltiple.

 

Evolución de la esclerosis múltiple

La evolución de la esclerosis múltiple se caracteriza por ser persistente, presentándose en diferentes patrones:

– Remitente recurrente: En este patrón los trastornos aparecen en pocos días.
– Progresiva primaria: Los trastornos y discapacidades se reflejan desde el inicio y de forma progresiva, no se manifiestan brotes agudos.
– Progresiva secundaria: El número de recaídas se minimiza hasta que desaparecen completamente.

Un diagnóstico temprano apunta hacia un pronóstico favorable en relación a su evolución.

 

Prevención de la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple no puede ser prevenida, sin embargo existen factores de riesgo que pueden evitarse con el fin de mitigar la frecuencia de futuros brotes:

– Infecciones, especialmente las virales.
– Determinadas vacunas/la vacuna de la alergia mediante hiposensibilización.
– Medicamentos que influyen en el sistema inmunitario.
– El estrés, intervenciones quirúrgicas o traumatismos graves.
– Fluctuaciones en los niveles hormonales.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *