Asparaguina

Asparaguina

La Asparaguina es un aminoácido no esencial que interviene en el control metabólico de las funciones celulares en el tejido nervioso y cerebral este es sintetizado a partir del ácido aspártico y el amonio.

La Asparaguina es creada por el cuerpo en el hígado y se utiliza para ayudar a alimentar al sistema nervioso, este aminoácido no es esencial pero es importante en nuestro organismo, cuando el hígado no puede producir las cantidades suficientes de Asparaguina el sistema nervioso se ve afectado, creando dolores fuertes de cabeza y aumenta la irritabilidad en algunos casos se pueden dar síntomas de olvido o crear problemas de depresión. El ácido ayuda al sistema nervioso a mantener el equilibrio emocional, este se utiliza para la prevención del desarrollo a un alto grado de sensibilidad al sonido y al tacto.

La Asparagina es de mucha utilidad para los atletas, ya que ayuda a resistir la fatiga, a pesar de que la Asparagina la produce el cuerpo pero al ser combinada con la que consumimos mediante una dieta esta se hace suficiente para las necesidades de la persona.

 

Funciones que desempeña la Asparagina en el organismo

– Tiene un destacado funcionamiento en la actividad cerebral.
– Juega un papel importante en la síntesis del amoniaco.
– La Asparagina interviene en los procesos metabólicos del sistema nervioso central.
– Ayuda a sintetizar la masa muscular del cuerpo.
– Colabora en la síntesis de la glucoproteínas.
– Junto a la vitamina B6 es precursor del neurotransmisor GABA (ácido gamma amino butírico), cuya acción sedante sobre el sistema nervioso es importante.

 

La falta de Asparagina puede ocasionar

– Alteraciones metabólicas.
– Trastorno de la memoria.
– Dolores de cabeza.
– Aumento de la irritabilidad.
– Alteraciones en las funciones cerebrales.
– Alteraciones del sistema nervioso.

 

Alimentos ricos en Asparagina

ORIGEN ANIMAL: productos lácteos, carne de ternera, aves de corral, huevos, pescado.

ORIGEN VEGETAL: ajo, apio, altramuces, avena, cebolla, cerezas, dátil, espárragos, pimiento, semilla de soja legumbres, grosella negra, patatas, plátanos, tomates, trigo.

FRUTAS: fresas, naranja, frutos secos.

 

Requerimiento diario de Asparagina para el organismo

Todos los medicamentos a base de Asparagina son en micromoles por litro (micro mol/L) los valores normales pueden variar de acuerdo a la necesidad requerida indicada por un profesional de la medicina.
Niños de 15 a 40 micro mol/L
Adultos de 45 a 130 micro mol/L

 

Enfermedades en las que se aconseja el uso de Asparagina

– Alzheimer.
– Trastorno del sistema nervioso provocando ansiedad, angustia, depresión, insomnio.
– Trastornos del comportamiento.
– Trastornos de la personalidad.
– Trastornos metabólicos.
– Trastornos musculares.

 

Precauciones a tener en cuenta con el uso de Asparagina

Personas con afecciones hepáticas o renales no deben ingerir grandes cantidades de estos aminoácidos sin las recomendaciones de un profesional de la medicina.

Personas que padezcan pancreatitis o hayan tenido antecedentes de este padecimiento, se han observado hemorragias debido a pancreatitis aguda, tras la administración de Asparagina.

Personas con problemas de adicción al alcohol deben evitar este aminoácido.

Si al administrar el fármaco se nota una aparición de choque de confusión, hipersensibilidad al fármaco, convulsiones, debe suspenderse la administración del producto.

Un aumento en el nivel total de aminoácidos en la sangre puede deberse a:
– Eclampsia.
– Intolerancia a la fructosa.
– Cetoacidosis (por problemas diabético).
– Síndrome de reyes.
– Insuficiencia renal.

Una disminución en el nivel total de aminoácidos en la sangre puede deberse a:
– Hiperfunción cortico suprarrenal.
– Artritis reumatoidea.
– Síndrome nefrótico.
– Enfermedad de hartnup.
– Fiebre por flebótomos.
– Desnutrición.
– Fiebre.

La concentración de altas o bajas de administración plasmáticos individuales se tienen que interpretar junto con otra información clínica. Los resultados anormales pueden deberse a la dieta, los problemas hereditarios con la capacidad del cuerpo para manejar el aminoácido o a efecto del fármaco.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *