Herpes Genital

Herpes Genital

El herpes genital es una patología que tiende a originarse tras una infección de determinados virus del herpes y esta patología se clasifica como una de las enfermedades sexuales más comunes y frecuentes.

Los síntomas representativos del herpes genital son aquellas pequeñas ampollas que tras su manifestación generan dolor y picor específicamente en los órganos sexuales. En el mayor número de los casos de herpes genital, está patología es provocada por el virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2) y en muchas ocasiones también por el virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1). Ambos tipos de virus dar pie a un herpes labial. Los virus del herpes simple se encuentran bastante esparcidos a nivel mundial y se determinan como los responsables de un extenso panorama de enfermedades que van desde heriditas en la mucosa o la piel a nivel local incluso hasta determinadas infecciones severas que se esparcen por todo el cuerpo.

El tipo 2 es el responsable de originar el herpes genital y se transmite especialmente por contacto sexual. Entre tanto el tipo 1, sucede caso contrario, este tiende a transmitirse en la mayoría de los casos presentados en edad infantil de la madre al hijo. Además se ha concretado la posible transmisión de un herpes genital durante el parto.

En España son más del 90% de los españoles mayores que rondan una edad de 26 años han padecido una infección provocada por el herpes simples, dentro de los cuales el 20-40% presentan brotes recurrentes. Los virus del herpes se caracterizan por permanecer para siempre en el cuerpo, de tal forma que la infección puede irrumpir reiteradamente. El tratamiento contra el herpes se asocia en gran parte con la gravedad del cuadro clínico que este genere. El Aciclovir es un antiviral, totalmente efectivo contra los virus del herpes y este se encuentra disponible con respectiva prescripción médica en pomada y pastillas. En casos de riesgo también puede administrarse por vía intravenosa.

 

Definición del herpes genital

El herpes genital se define como una infección vírica y se trata de una de las enfermedades sexuales más comunes. Actualmente se cuentan con un cumulo extenso de enfermedades que implica el término herpes como parte de su definición, esto además del herpes genital, también se encuentra el herpes zóster. Incluso existen muchos tipos de virus del herpes perteneciente a la familia herpesviridae, que pueden llegar a originar la aparición de la enfermedad. Por ejemplo uno de ellos se trata del virus del herpes simple (VHS) que además se define como el virus del herpes humano (VHH). En el lenguaje común se tiende a definir herpes a las infecciones por virus simples, tal como el herpes genital. Además existen ocho tipos diferentes del virus de herpes simple. Los virus del herpes simple tipo 1 y 2 (VHS-1 y VHS-2) pueden generar las siguientes clasificaciones de herpes:

– Herpes simple genital: se estima que entre el 70 y el 80 de todos los casos presentados, se originan por un HSV-2 y solo entre un 20 y un 30 por HSV-1.
– Herpes labial: este patrón suele aparecer por VHS-1 y rara vez por un VHS-2.

El herpes genital se clasifica como una de las enfermedades de transmisión sexual que se origina con más frecuencia. Las estadísticas comprueban que entre un 10 y un 30% de la población mundial se encuentra infectada con virus simple del tipo 2 (VHS-2).

 

Causas del herpes genital

Tratándose de las casusas responsables, se cuenta con la existencia dos patógenos responsables de un herpes genital: el virus del herpes simple (VHS) o virus del herpes humano (VHH) del tipo 1 y del tipo 2.

Los virus simples integran el grupo de los virus del herpes, que son virus del tipo ADN.

El contagio de un herpes genital puede ser originado por diversas causas. La transmisión de los virus del herpes se relaciona con el tipo de virus.

Por ejemplo el virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2) se transmite especialmente a través de contacto sexual y también por medio del virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1) es una infección por patógenos en el aire y por contacto.

 

Síntomas del herpes genital

El herpes genital se distingue por presentar una sintomatología bastante semejante a los del herpes labial.

Como en el caso del herpes labial, en esta patología la piel perjudicada por un herpes genital se manifiesta típicamente irritada, muy sensible y con presencia de picor. Seguidamente se manifiestan ampollas inflamadas/vesículas y que por lo general son dolorosas, acompañadas con depósitos de pus y costras en las mucosas del área genital. En uno que otro de los casos de herpes genital los ganglios linfáticos anexos también pueden presentar inflamación.

A través de los síntomas exteriores no es posible determinar si el herpes genital ha sido provocado por un virus del herpes simple tipo 1 o 2.

 

Diagnóstico del herpes genital

Frente a un pronóstico, tal es el caso del herpes genital, este procede a realizarse de acuerdo a los síntomas representativos en este caso las ampollas en los órganos genitales señalan evidentemente un escenario de herpes genital.

Como se ha determinado, únicamente con las señales externas no se puede proceder a establecer un diagnostico en relación cuál de los virus del herpes simple (tipo 1 y 2) son los responsables de la infección.

Para tal hecho y para ratificar el patógeno causante, el médico obtiene una muestra del contenido de las ampollas y de la mucosa de la piel o del tejido, en este caso se define como biopsia, y las envía al laboratorio para su respectivo análisis/cultivo. De tal forma se determinará el material genético (ADN) del virus.

 

Tratamiento del herpes genital

El tratamiento del herpes genital se determina en asociación al nivel de la gravedad de los síntomas. Por ejemplo en casos de herpes limitado a la piel o la mucosa, este requiere especial y únicamente un tratamiento tópico. Mientras tanto el herpes genital si precisa de un tratamiento, éste se establecerá de acuerdo a la gravedad de la infección y a las molestias existentes que se necesiten aliviar. En estas situaciones se tiene que tener en cuenta que si se padece un herpes genital es esencial que la pareja sexual también consulte al médico y proceda a su respectivo tratamiento.

 

Evolución del herpes genital

Es común que la primera infección por un herpes genital tienda a pasar por alto. No obstante, los virus del herpes permanecen en el cuerpo para siempre. Cuando llega el momento y estas se reactivan se desencadena una segunda infección del herpes genital donde ya se manifiestan síntomas. El pronóstico del herpes genital por lo general tiende a ser muy diverso y en el caso de personas sanas se suele resolverse por sí solo. Sin embargo, un herpes genital también pude llegar a ser peligroso en ciertas y especificas circunstancias, como cuando se trata de casos de niños, de una infección generalizada, en personas que presentan un sistema inmunitario debilitado e incluso de una infección en el cerebro.

Sin embargo una vez resuelto, el herpes genital puede volver a reproducirse repentinamente en cualquier momento. Estas reincidencias son más señaladas en el caso de infección generada por el virus del herpes simple tipo 2 que por el del tipo 1.

 

Prevención del herpes genital

Todos se encuentran al alcance de poder prevenir la erupción de un herpes genital conocido, llevando a cabo diferentes medidas preventivas:

– Dormir lo suficientemente.
– Conservar una vida sana.
– Evitar el estrés.
– Fortalece el sistema inmunitario.
– Protegerse convenientemente de los rayos UV.

Sin embargo, a pesar de todo, en diversas situaciones el herpes genital puede llegar a aparecer sin un desencadenante visible. No obstante se puede prevenir futuras complicaciones evitando lo más posible tocar las zonas inflamadas y lavándose las manos cada vez que entra en contacto con ellas. Como el herpes genital se trata de una enfermedad de transmisión sexual, también es importante considerar que se puede prevenir la infección si durante la relación sexual recurre al uso de preservativos.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *