Caries

Caries

La caries actualmente se trata de una las enfermedades infecciosas con mayor incidencia a nivel mundial que ha afectado en gran parte a la totalidad de la población. Esos altos índices de incidencia respecto a la caries se debe a la modificación en los hábitos alimenticios de cada persona provocando un aumento frecuente común de caries.

La caries se trata de una enfermedad que puede afectar a las personas en cualquier etapa de su vida y a cualquiera edad afectando directamente cualquier diente, dientes empastados y coronas se exponen a la caries, esto en caso de que la higiene dental no se realice correctamente o esta no sea suficiente.

La caries se deriva de bacterias que se encuentran en los dientes y estas a su vez afectan el esmalte dental con sus productos metabólicos, ácidos. En situaciones donde la caries se encuentre en un estado avanzado esta puede afectar la dentina y por último el nervio dental. En situaciones extremas y de riesgo se puede llegar a perder la pieza dental.

La caries toma su lugar en zonas claras o de color marrón claro, seguidamente aparecen manchas oscuras que luego se convierten en manchas negras.

Un tratamiento oportuno para la caries consiste en la intervención profesional temprana donde el dentista limpiara y obturara la pieza acompañado de una remineralización posterior del diente para lograr frenar el avance de la enfermedad. En casos donde los defectos dentales se consideren extremos y el defecto de la pieza dental no tenga otra solución, se procede a la eliminación de las áreas afectadas con caries mediante una fresa. Los huecos que resultan posterior a la eliminación son rellenados con materiales plásticos o con amalgamas de plata, estas decisiones dependerán de la opinión del dentista.

La profilaxis cuando es empleada correctamente coadyuva de forma eficaz a evitar está molesta enfermedad dental. Es recomendable una adecuada higiene dental, fluoración de dientes, visitas frecuentes al dentista y una sana alimentación.

 

Definición de caries

Caries es una palabra que de origen latino y su significado es podredumbre, esto hace referencia a las bacterias que son las encargadas de desencadenar la caries causando defectos en la estructura dental a raves de procesos químicos de descalcificación y de descomposición.

Parte de la estructura dental que constantemente se expone a las influencias externas son la corona dental del esmalte y la zona expuesta de la raíz del cemento dental. Los ácidos de la boca son elementos que ayudan a la desmineralización y si estos elementos se encuentran en un estado desequilibrado pueden provocar un ataque acido que afecta y promueve la destrucción total del diente.

La caries desde tiempos remotos es una de las enfermedades con mayor incidencia. A principios del desarrollo de la evolución humana esta no tenía tanta relevancia. Con los cambios en los hábitos alimenticios actuales se ha elevado el índice de incidencia para esta enfermedad.

Los alimentos refinados acompañado de un pequeño porcentaje de componentes (abrasivos) más duros, abrieron brecha a la exposición y peligro de la superficie dental y de las hendiduras en el relieve de los dientes (fisuras u orificios). Además de esto la caries afecta la zona del cuello del diente y a los espacios interproximales.

La caries también ha provocado un aumento al ataque de los dientes de leche y de raíces dentales en las personas con mayor edad.

 

Causas de la caries

Las causas de las caries se entrelazan con una serie de factores que se involucran en la mineralización del diente:

– Placa bacteriana
– Microorganismos (las bacterias ponen a fermentar hidratos de carbono para transformarlos en ácidos)
– Alimentación (especialmente determinados hidratos de carbono, como la glucosa)
– Tiempo (para la colonización y multiplicación bacteriana, así como para la formación de la placa)

Un factor que favorece a la evolución de la caries es el tiempo que las comidas azucaradas permanecen pegadas sobre los dientes que se encuentran colonizados por bacterias.

También es importante considerar la saliva, la cantidad y composición de saliva en la boca tienen influencia en la extensión de la caries, la saliva interviene en la neutralización de los ácidos de la boca, el efecto antibacteriano y la remineralización de los dientes.

La caries no se trata de una enfermedad que puede heredarse. Únicamente cuenta una predisposición condicionada por la forma del diente, la higiene dental y habito alimenticios poco saludables. Un sistema inmunitario débil no es causa de caries pero si puede incidir a una evolución grave.

 

Síntomas de la caries

La caries puede determinarse por medio de síntomas como zonas blancas descalcificadas por la caries, manchas de esmalte parduzcas, decoloraciones oscuras o defectos dentales. A estos síntomas también puede estar ligados el dolor frecuente o esporádico, sensibilidad frente a alimentos dulces, calientes o fríos.

Otro de los síntomas a considerar es el aflojamiento o bien la perdida de empastes. En general los síntomas pueden pasar desapercibidos por largo tiempo presentado bajo grado de molestia y dolor.

 

Diagnóstico de la caries

Generalmente la caries se diagnostica a través de la exploración dental, muchas veces se puede acompañar de la implementación de una placa radiológica iluminación especial. Los diagnósticos pueden ser variados dependiendo de los diferentes tipos de caries.

La caries inicial con superficie intacta (inicio de descalcificación): pueden regenerarse con ayuda de minerales.

– Mancha blanca, opaca en el esmalte dental.
– Mancha parduzca en el esmalte.

Caries avanzada con defectos dentales: pueden ser eliminados y rellenados con empaste de amalgama.

– Caries superficial: defecto en el esmalte.
– Caries media: defecto hasta en la dentina.
– Caries profunda: caries en la zona próxima al nervio.
– Caries seca: caries vieja, oscura, dura que ha dejado de avanzar.

 

Tratamiento de la caries

El tratamiento depende al escenario que presente la estructura dental, extensión, localización y cuadro clínico de la caries. El tratamiento puede consistir en una regeneración mediante minerales o de la eliminación y posterior el empaste.

 

Evolución de la caries

La evolución de la caries puede frenarse con la oportuna intervención médica acompañada de una saludable y correcta higiene dental.

 

Prevención de la caries

La profilaxis se le atribuye a una higiene dental regular considerada una medida de prevención eficaz contra la caries. Es favorecedor el un uso de enjuagues bucales, el uso de un correcto cepillo dental, controles regulares en el dentista, una fluoración suficiente de los dientes y una alimentación saludable.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *