Esquizofrenia

Esquizofrenia

La esquizofrenia a una enfermedad mental que tienden a perjudicar en su totalidad la personalidad de una persona de diversas maneras, la esquizofrenia se presenta en diferentes patrones en distintas escalas. Por lo general los pacientes afectados por la esquizofrenia presentan una conexión con la realidad alterada. La esquizofrenia se caracteriza por manifestarse por ejemplo, con alucinaciones acompañadas de delirios.

En relación con los síntomas de la esquizofrenia, por lo general parte de los síntomas suelen pasarse por alto, sin embargo los síntomas más representativos de la esquizofrenia están asociados con:

La alteración del pensamiento: el flujo del pensamiento tiende a ser interrumpido y tienden a ser lento.
El aplanamiento afectivo: significa el aislamiento del afectado y su insensibilidad.
La reducción del movimiento: hasta el punto de caer a una rigidez, denominado también estupor catatónico, o bien moverse únicamente de forma muy limitada.

Los expertos y especialistas en psiquiatría mantienen una clasificación en relación a la esquizofrenia, cada clasificación se asocia de acuerdo a los síntomas predominantes, en casos donde dominan las alucinaciones y los delirios, esto se asocia con una esquizofrenia paranoide-alucinatoria.

Actualmente no se cuentan con causas especificas de la esquizofrenia, no obstante todo señala a que son diversos los factores que intervienen en su aparición, esto también se conoce como modelo multifactorial). Se estima que contribuyen tanto la carga genética familiar como los trastornos biológicos, el historial personal del afectado y la personalidad de los pacientes.

Para el diagnóstico de la esquizofrenia es preciso una anamnesis integra a cerca de los síntomas y signos en relaciona la existencia de antecedentes familiares, luego se descartan otras enfermedades con síntomas similares a la esquizofrenia, estas por ejemplo pueden tratarse de una encefalitis o una intoxicación. Para un diagnóstico completo es preciso acudir a exploraciones complementarias, como por ejemplo como una analítica o imágenes por tomografía computarizada (TC) o resonancia magnética (RM).

Como tratamiento de primera base indicada a la esquizofrenia, se recurre a los llamados fármacos antipsicóticos o neurolépticos, dichos actúan sobre el sistema nervioso central. También la psicoterapia es recomendable como completo de ayuda a los afectados para que ellos pueden aprender a controlar su enfermedad y a convivir con ella.

 

Definición de la esquizofrenia

La esquizofrenia se define como una enfermedad mental, esta es una de las enfermedades que integran el grupo principal de los trastornos mentales. Esta enfermedad interviene en la modificación de la experiencia interna y la percepción del entorno.

Por lo general los pacientes afectados con esta enfermedad manifiestan anomalías en casi la totalidad de las esferas de la personalidad. Se altera la percepción, el pensamiento, la vida emocional, los impulsos y el movimiento (motricidad) de los pacientes. La esquizofrenia se caracteriza por emerger comúnmente en forma de brotes. Los pacientes tienden a verse perjudicados por psicosis durante un lapso de tiempo determinado. La psicosis se trata de un estado mental patológico que hace alusión a una pérdida de contacto con la realidad.

En psiquiatría los especialistas cuentan con diferentes patrones de esquizofrenia, de acuerdo a lo síntomas predominantes:

– Si prevalecen el delirio y las alucinaciones se trata de esquizofrenia paranoide alucinatoria.
– Si se manifiestan síntomas que afectan a la actividad motora se hace referencia a una esquizofrenia catatónica.
– Si surgen cambios en el estado emocional de refiere a una esquizofrenia hebefrénica.
– En casos donde la falta de estímulo, la pobreza sentimental y aislamiento social se posicionan en primer plano se trata de esquizofrenia residual; los síntomas positivos están presentes de forma parcial.
– La esquizofrenia simple es un patrón de esquizofrenia donde los afectados manifiestan un reducido número de síntomas poco dominantes. Los delirios y las alucinaciones no se manifiestan en este tipo de esquizofrenia.

 

Causas de la esquizofrenia

Dentro de las causas de la esquizofrenia se estiman diferentes factores influyentes, entre ellos la predisposición genética es el factor que desempeña el rol principal. En situaciones donde existe una predisposición genética, el consumo de drogas y en especial los acontecimientos personales relevantes como ser la como la muerte de un familiar, intervienen como desencadenantes comunes de la esquizofrenia.

Además, en asociación al modelo de vulnerabilidad-estrés, se estima que la esquizofrenia estaría ligada tanto por factores neurobiológicos como por factores psicológicos y sociales.

 

Síntomas de la esquizofrenia

La esquizofrenia es una enfermedad que presenta un conglomerado de síntomas los cuales son divididos por los especialistas de la siguiente manera:

– Síntomas positivos: en especial delirios y alucinaciones, estos también son considerados síntomas productivos.
– Síntomas negativos: entre los cuales se consideran la falta de estímulo y la pobreza emocional.

De acuerdo al patrón que presenta la esquizofrenia, prevalecen unos u otros síntomas, tal es el caso de la esquizofrenia paranoide, la esquizofrenia de tipo paranoide-alucinatoria donde predominan especialmente los delirios y las alucinaciones.

Entre otros síntomas de la esquizofrenia:

– El trastorno del yo es un síntoma que se manifiesta en una de cada dos esquizofrenias.
– Trastorno formal del pensamiento.

 

Diagnóstico de la esquizofrenia

Para fundamentar un diagnostico en relaciona a la esquizofrenia se requiere que diversos de los síntomas representativos de la esquizofrenia se mantengan durante, como mínimo un mes, además es necesario descartar otro tipo de enfermedades que podrían explicar también los síntomas del paciente.

Las exploraciones y pruebas requeridas tras un diagnostico conciten en:

– Realización de una anamnesis.
– Exploración física.
– Hemograma.
– Exploraciones complementarias del cerebro, una electroencefalografía (EEG) y estudios de imagen (RM, TC).

Los especialistas precisan al menos de uno de los siguientes síntomas como parte de uno de los criterios para dictar un diagnóstico:

– Inserción del pensamiento.
– Conceptos delirantes de ser controlado o influenciado.
– Voces alucinatorias que intervienen en su comportamiento.
– Delirios permanentes completamente irreales y extravagantes.

Otra base de criterio preciso para concretar un diagnostico requiere de la presencia de al menos dos de los siguientes síntomas:

– Delirios que no cumplan las características anteriores.
– Alucinaciones persistentes.
– Bloqueos del curso del pensamiento.
– La inmovilidad en plena conciencia, comportamientos autómatas o gravemente desorganizados.
– Ausencias mentales, empobrecimiento del lenguaje.

 

Tratamiento de la esquizofrenia

El tratamiento de la esquizofrenia se enfoca en la diversidad de factores que pueden involucrase en su desarrollo, por lo tanto el tratamiento de la esquizofrenia se compone de:
– Tratamiento con psicofármacos indicados actuar en la psiquis de los afectados.
– Psicoterapia.
– Socioterapia.

 

Evolución de la esquizofrenia

La evolución de la esquizofrenia es variable en cada caso, por lo general las estadísticas estiman que entre un 35 al 40% de los pacientes, la esquizofrenia se presenta de forma recurrente, sin embargo con la inclusión de un tratamiento efectivo los síntomas desaparecen casi totalmente. Entre otras estimaciones, en 35 a 40%, aparecen con el tiempo síntomas de manera consecutiva, tales como delirios y alucinaciones de forma permanentes. La evolución crónica grave solo se manifiesta en un 5% de los casos.

 

Prevención de la esquizofrenia

La prevención de la esquizofrenia es compleja ya que los factores que intervienen en su aparición se asocian con factores hereditarios, razón por la cual para las personas con predisposiciones genéticas es recomendable que eviten tanto como sea posible el estrés, el consumo de drogas, especialmente los alucinógenos como el LSD ya que estos pueden desencadenar una psicosis esquizofrénica.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *