Rotavirus

Rotavirus
Rotavirus
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto[s]

La infección por el virus rotavirus es una infección que tiende a afectar especialmente a los niños entre los seis meses y los dos años de edad, siendo el responsable de la mayor parte de las gastroenteritis agudas presentadas en lactantes y niños pequeños. El rotavirus se caracteriza por ser muy contagioso y vigoroso y este se transmite por modo fecal-oral. La deshidratación es uno de los tópicos que representa una de las complicaciones más grave ligadas a la gastroenteritis por rotavirus. Existen hoy en día vacunas para prevenir la gravedad del rotavirus y evitar de tal forma las hospitalizaciones que suele desencadenar.

Es representativo de una infección por rotavirus que se presente con síntomas como diarrea intensa, vómitos, fiebre y dolor abdominal. En el caso de los niños menores de 2 años, específicamente a partir de los seis meses de vida, se encuentran en la línea más propensa de sufrir estos síntomas. En relaciona los adultos, sin embargo también pueden desarrollar una infección por estos virus. La deshidratación es uno de los factores que conlleva el mayor riesgo que puede generar el rotavirus, en el caso especial de cuanto más pequeño sea el niño.

La manifestación del virus en el intestino se puede verificar a través de un análisis de heces. No existe actualmente un tratamiento en concreto para el rotavirus. El tratamiento consiste fundamentalmente en aliviar los síntomas, acompañado con la rehidratación de líquidos y electrolitos para la diarrea y los vómitos y a su vez el reposo. La infección por rotavirus se considera como la primera causa de hospitalización por diarrea en menores de dos años en España.

Para prevenir una infección por rotavirus es de vital importancia considerar y llevar a cabo medidas higiénicas. Aun conservando y manteniendo estas medidas, esto no tiende a ser suficiente para prevenir la infección ya que este virus es característico por ser muy contagioso y resistente.

Hoy en día es posible vacunar a los niños contra el rotavirus. La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja y da a conocer la importancia de prevenir el rotavirus a causa de la gran carga sanitaria global que se asocia con esta infección.

 

Definición de la infección por rotavirus

El rotavirus se define como un virus esférico que compone a la familia Reoviridae. Su división en grupos se ha realizado con base a la proteína VP6 y existen siete en hoy en día, determinados por las letras (A-G). Los rotavirus de los grupos A, B y C se localizan en humanos y animales, sin embargo en los grupos D, E, F y G únicamente han sido aislados en animales. El grupo A se asocia con la producción de diarrea grave en la infancia.

Una infección por rotavirus es la causa responsable más recurrente de diarrea específicamente en niños menores de dos años. Los rotavirus del serotipo

A son los componentes causantes de la mayor parte de casos relacionados con las infecciones intestinales a nivel global. Mientras tanto en los países subdesarrollados una infección de este tipo puede ser riesgoso y mortal. Por otra parte, en los países desarrollados las muertes por rotavirus se generan de manera muy aislada, pero aun así se le atribuye una importante carga económica.

 

Causas de la infección por rotavirus

El medio de trasmisión del rotavirus es la fecal-oral. Este virus característico por ser muy contagioso y resistente. Por otra parte, las personas se pueden llegar a contagiarse por medio del agua, los alimentos, artículos como ser los juguetes o el contacto en pasamanos o picaportes.

El periodo de incubación, es decir el tiempo entre el contagio y la manifestación de la infección intestinal es de aproximadamente entre dos y tres días.

Es posible que una persona infectada por el virus sea capaz de trasladar la infección durante todo el lapso de tiempo en el que se encuentre afectada por la infección. Por lo general, este periodo tiene duración de aproximada de ocho días más o menos. Sin embargo, puede ser variable, en cada persona.

 

Síntomas de la infección por rotavirus

La magnitud de los síntomas derivados de una gastroenteritis por rotavirus puede ser diversos, en relación de un paciente a otro. En el caso de los niños pequeños y los lactantes son los que tienden a ser los que presentan síntomas más fuertes y graves. Así, los síntomas más recurrentes de una gastroenteritis por rotavirus pueden ser:

– Diarrea
– Náuseas y vómitos
– Dolor abdominal
– Fiebre

Se estima que aproximadamente que entre el 30 y el 40% de los casos pueden manifestarse síntomas respiratorios. Incluyendo las diarreas y los vómitos que pueden generar deshidratación.

Los indicativos de una deshidratación son:

– Sed.
– Nerviosismo y agitación.
– Sequedad lingual, acompañada de mucosas en general.
– Confusión.
– Apatía.
– Ojos hundidos.
– Disminución de la diuresis (oliguria).

Es importante señalar las diferencias entre las gastroenteritis por rotavirus y por norovirus. El norovirus se trata de otro tipo de virus que es capaz de causar una infección intestinal, y esta habitualmente se tiende a confundir con una infección por rotavirus.

El método que se emplea para diferenciar una infección de norovirus de una de rotavirus consiste en llevar a cabo un análisis de heces.

 

Diagnóstico de la infección por rotavirus

El diagnostico de una infección por rotavirus se puede sospechar por varias vías. La presencia de síntomas característicos como diarreas acuosas, vómitos y dolor abdominal es muy indicativa de la presencia de esta patología. Además, si se conoce que otras personas del entorno han contraído la infección es probable que el diagnóstico de infección por rotavirus sea el más correcto. Sin embargo, una diarrea es un síntoma que se puede presentar en muchas patologías diferentes, sobre todo, si el paciente es un niño.

Para confirmar el diagnóstico de gastroenteritis por rotavirus es necesario realizar un análisis de heces.

 

Tratamiento de la infección por rotavirus

El tratamiento dirigido a tratar la infección por rotavirus consiste por lo general en enfocarse en la pérdida de líquidos y electrolitos que es causada por la diarrea y los vómitos a través de soluciones orales. Esto es fundamenta, especialmente en los lactantes en los cuales se puede generar con mayor facilidad una deshidratación.

De acuerdo a las condiciones que se presenten, será requerido el ingreso en el hospital en situaciones de:

– Deshidratación grave.
– Apariencia séptica.
– Vómitos.
– Empeoramiento de la diarrea o de la deshidratación.
– Diarrea en pacientes de riesgo, lactantes de 3 meses, paciente con inmunosupresión u otra patología de base.

 

Evolución de la infección por rotavirus

En una infección por rotavirus es típico que se desarrolle con diarreas leves, pero sin embargo, pueden elevarse a síntomas muy graves especialmente en lactantes donde el sistema inmunitario no se encuentra desarrollado completamente. Una infección por rotavirus tiende a durar entre 2 a 6 días, siendo de tal forma la duración media de una semana. Entre las complicaciones más grave que esta infección puede conllevar, es la deshidratación que puede desencadenarse como consecuencia de la diarrea y los vómitos.

 

Prevención de la infección por rotavirus

Una infección por rotavirus no se puede prevenir únicamente con estrategias higiénicas ya que el virus cuenta con una intensa capacidad infectante y a la vez resistente, frente a jabones como a productos desinfectantes. A pesar de, es aconsejable proseguir una gama de medidas higiénicas, especialmente si se entra en contacto con personas con una gastroenteritis causada por rotavirus o cualquier otro germen.

Sin embargo, hoy en día se disponen en el mercado con dos vacunas para prevenir la infección por rotavirus. Dichas vacunas están dirigidas para lactantes. Se administran por vía oral y de acuerdo a la marca comercial serán requeridas 2 o 3 dosis. En ninguna de las dos vacunas se debe restringir la ingesta de alimentos.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *