SODIO

Valore esta información

El Sodio es un macro mineral que podemos encontrar muy presente en la sal de uso culinario en nuestra cocina y muy importante para nuestro organismo, es similar al Potasio y el Cloro, dado que también es un electrolito. Su función principal es el metabolismo celular, además de ayudar a mantener el volumen y la osmolaridad, es esencial para la trasmisión nerviosa y las contracciones musculares.

El Sodio es absorbido en el intestino delgado este es llevado hasta los riñones, donde se infiltra y regresa a la sangre para mantener los niveles apropiados de Sodio en el organismo.

La manera de eliminación de Sodio en el organismo es de un 90 a 95 % mediante la orina y el resto es eliminado a través de las heces y sudor.

Este mineral es uno de los cuales se puede incluir en nuestra dieta diaria puesto que la mayoría de alimentos contienen sodio, por lo cual se recomienda tener cuidado con la ingesta excesiva de Sodio.

 

Función del Sodio en el organismo

– Ayuda a mantener equilibrados los fluidos dentro y fuera de las células.
– El Sodio cumple con papeles importantes junto al Potasio se encargan de realizar una serie de funciones entre las cuales están: Regular el reparto de agua en el organismo, aporta energía, se encargan de contribuir con el proceso digestivo, manteniendo la presión que ejercen líquidos o gases que se extienden y mezclan a través de una membrana permeable o tabique, participa en la conducción de impulsos nerviosos.
– Ayuda a reponer los electrolitos perdidos durante el entrenamiento para un atleta.
– Regula la presión arterial y el volumen sanguíneo.
– Facilita el funcionamiento de los músculos y nervios del organismo.
– Ayuda en el control del balance o equilibrio del ácido básico metabólico.
– Regula el trasporte activo a través de las membranas celulares.
– Forma parte de los cristales minerales de la matriz ósea de los huesos.

 

La falta de sodio en el organismo puede ocasionar

– Alteraciones circulatorias.
– Debilidad, confusión mental.
– calambres musculares.
– Incapacidad para digerir los carbohidratos.
– Hipotensión.
– Alteraciones de los impulsos nerviosos.
– Alteraciones del ritmo cardiaco.
– Deshidratación.
– Neuralgia.
– Mareos.
– Incomunicación celular.
– Falta de energía corporal.

 

Causas que favorecen la deficiencia de Sodio en el organismo

– La exposición al sol por una gran cantidad de tiempo.
– Alimentos ricos en harina y grasas.
– Mantener una dieta baja en Sodio.
– Abuso de diuréticos.
– Abuso de azúcar refinada.
– Tomar café, té y alcohol en exceso

 

Alimentos ricos en Sodio

ORIGEN ANIMAL: Manteca, mayonesa, fiambres, quesos curados, encurtido, embutidos, enlatados.
OTROS: Sal, harinas leudantes y polvos para tarta, empanadas, sopas en polvo, cubitos, salsa, tacos, pan, amasado de pastelería, margarina.

 

Requerimiento diario de Sodio

La cantidad específica de Sodio recomendado para bebes, niños y adolescentes no está clara pero si podemos agregarle que:

Los niños en estado lactante su requerimiento en Sodio es mayor puesto que el volumen extracelular está en rápida expansión, se considera que la leche materna proporciona los niveles necesarios de Sodio para el bebe.

Durante la gestación se debe tener un consumo mayor de Sodio dado que se aumentan el flujo extra celular en la madre, a los propios requerimientos del feto y a los niveles de sodio en el líquido amniótico.

En la lactancia se da una perdida mayor de Sodio por lo cual su ingesta debe ser mayor

Los adultos sanos deben tener una ingesta de Sodio no mayor a 2300 mg / día.

Adultos con problemas de hipertensión arterial no deben consumir más de 1500 mg / día.

Las personas con afecciones como ser insuficiencia cardiaca, cirrosis hepática o nefropatía pueden necesitar una ingesta menor a los 1500 mg / día.

 

Enfermedades en las que se aconseja el uso de Sodio

– Osteoporosis.
– Enfermedad de meniere.
– Fatiga crónica.
– Calambres musculares.
– Diarrea.
– Presión arterial alta.
– Vomito.

 

Precauciones a tener en cuenta con el uso de Sodio

La ingesta excesiva de sodio en el organismo puede desencadenar una serie de enfermedades por lo cual se debe tener sumo cuidado con las cantidades a consumir y que estas no sobrepasen las cantidades adecuadas para nuestro organismo entre las dosis adecuadas estas no deben sobrepasar los 14 g / día para evitar efectos secundarios.

El exceso de Sodio perjudica de manera más drástica a los bebes que a los adultos, dado que los bebes no han desarrollado totalmente sus riñones, por lo cual sus riñones no pueden hacer frente a grandes cantidades de sodio en el organismo por tal razón el nivel de sal en las comidas para un bebe no debes ser iguales que las que consume un adulto puesto que esto puede desencadenar problemas graves a la salud del mismo.

Su exceso en el organismo puede provocar una acumulación grave de líquidos en personas con insuficiencia cardiaca congestiva, cirrosis o nefropatía.

Dentro de los principales síntomas que desencadena un exceso se pueden encontrar: hinchazón de las articulaciones, pérdida ósea, sobrepeso, enfermedades renales, presión arterial alta, aparición de celulitis.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *