MENUMENU

Comidas Procesadas

Valore esta información

En la actualidad el cáncer se ha posicionado como una de las enfermedades que conlleva mayores temores de la medicina moderna. Hoy en día se sabe de diversas fuentes de las cuales emerge el cáncer, como ser la genética, estilo de vida, dieta, actividad física, determinados patrones de infecciones, exposición a determinados químicos y radiación, entre otras causas.

Entre tanto, los alimentos procesados se tratan de aquellos que han sido sometidos a cierto tipo de modificación o alteración antes de puedan ser consumidos. Característicamente estos alimentos tienden a contener cantidades incrementadas engrasa, azúcares y sodio, razón por la cual se sugiere reducir su consumo y dar prioridad a los alimentos en su estado natural.

Además este tipo de alimentos, conllevan una cantidad considerablemente alta de ingredientes artificiales, químicos y aditivos alimentarios que a la larga no son de beneficio positivo para la salud. También otra característica son sus sabores que resultan bastantes apetitosos para los consumidores, hasta el punto de resultar adictivos.

En el caso específico del cáncer, estudios han logrado comprobar que sostener una dieta desequilibrada e incrementada en químicos favorece mucho a su origen y desarrollo.

Se considera que una modificación radical y considerable en la dieta puede ser brecha para reducir las tendencias mundiales de cáncer hasta en un 30 a 40%, lo que representa entre 3 y 4 millones de casos alrededor del mundo. Si sumamos el tabaco, se puede determinar que las incidencias rondarían entre un 60 a 70% de los casos de cánceres evitables.

En términos concluyentes y generales, las dietas hipercalóricas, dietas que son abundantes en grasa y proteínas son las más que implican un riesgo elevado de peligrosidad, incluyendo además determinados métodos de cocción como los asados al carbón, barbacoa y ahumados. Entre tanto, la fibra – insoluble especialmente, vitaminas y determinados minerales componen el grupo de protectores frente a los tumores.

Además existe consenso en que los alimentos vegetales pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer. Se estima que las dietas abundantes en grasas y la obesidad, son factores que elevan el riesgo de cáncer de colon y recto, y posiblemente el de mama, próstata y riñón.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *