Cáncer de Próstata

Cáncer de Próstata
Cáncer de Próstata
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto[s]

El cáncer de próstata hace alusión a uno de los tipos de cáncer con gran un grado de impacto elevado, específicamente en los hombres y este se presenta especialmente en varones de edad avanzada. Si el cáncer es detectado en un estado temprano, se cuentan con elevadas y positivas perspectivas de curación. En un gran número de los casos de cáncer de próstata, los síntomas y las molestias tienden a manifestarse en estadios avanzados. Tales síntomas no son específicos del cáncer de próstata, razón por la cual el tumor pasa desapercibido por un considerable tiempo.

Como se encuentra determinado que no existen síntomas típicos, la detección precoz del cáncer de próstata se convierte en un factor imprescindible y clave, el diagnostico da la pauta para un tratamiento satisfactorio. El diagnostico se realiza mediante un examen de detección temprana, en este caso en específico, incluye el tacto rectal, esta práctica se basa en palpación la próstata desde el intestino, y un análisis del PSA (antígeno prostático específico).

Este valor suele estar elevado en los pacientes con cáncer. Seguidamente para ratificar el diagnóstico se procede a la realización de una biopsia.

Hasta hoy en día, no existe evidencia científica que sustente el recomendar el cribado sistemático del cáncer de próstata en las personas asintomáticas.

Los pacientes que soliciten el cribado deben ser asesorados profesional y correctamente en relación a los beneficios y riesgos que conlleva el cribado y del tratamiento.

Estudios actuales sustentan la teoría de la existencia de un sobrediagnóstico y sobretratamiento del cáncer de próstata que procede de por realización sistemática del análisis del PSA. Muchos varones reciben tratamientos potencialmente fuertes que repercuten en consecuencias importantes, como ser la incontinencia urinaria y la impotencia, en escenarios en los que nunca se puede llegar a desarrollar un cáncer de próstata. Por esta razón el PSA no debe de emplearse de forma generalizada en la población de posible riesgo.

Si se establece un diagnóstico de cáncer de próstata, se indicara el tratamiento más preciso. Hay varias posibilidades terapéuticas frente a un cáncer de próstata que dependerán del tipo y del estadio del tumor, así como de una diversidad de condiciones. Entre tanto las principales dependencias para indicar un tratamiento son:

– La probabilidad de que el tumor esté limitado a la glándula prostática.
– El tamaño tumoral y el grado histológico.
– Edad del paciente y estado general, incluyendo enfermedades asociadas.
– Potenciales efectos secundarios de las diferentes formas de tratamiento

En los casos donde se manifieste una metástasis, el cáncer de próstata ya no cuenta con probabilidades de curación, pero sí cuenta con la opción de que este puede ser tratable. Se estima que en muchos hombres puede retrasarse la expansión del cáncer de próstata.

 

Definición del cáncer de próstata

El cáncer de próstata hace referencia a determinado tumor maligno que emerge en las células de la próstata. Estadísticas mundiales posicionan el cáncer de próstata como el segundo cáncer más diagnosticado en hombres, mientras tanto en Europa y España se posiciona en primer lugar.

La gran parte de los pacientes afectados oscilan una edad entre 65 y 69 años de edad. Antes de los 50 años no existen casos respecto al cáncer de próstata.

Estudios de expertos han demostrado que alrededor el 30% de los varones de más de 50 años portan un cáncer de próstata latente, no obstante, un 97% de ellos no tiene probabilidades de fallecer por tal tumor, ya que este no cuenta con posibilidades de extenderse localmente ni se diseminará a otros órganos.

 

Causas del cáncer de próstata

Los agentes de riesgos con grado de responsabilidad para un cáncer de próstata, incluye factores genéticos; la edad, la hormona sexual masculina testosterona, el consumo elevado de grasas animales puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de próstata (este facto fue recientemente estudiado), algunos estudios han sugerido que la prostatitis (inflamación de la glándula prostática) puede estar ligada con el cáncer de próstata, aunque otros no encuentran ninguna asociación, las exposiciones tóxicas en el lugar de trabajo, el área geográfica, esto se sustenta ya que en Norteamérica, en el noroeste de Europa, Australia, y en las islas del Caribe es más frecuente que en Asia, África, Centroamérica y Sudamérica.

En hombres de raza negra en comparación hombres de otras razas, el cáncer de próstata es más frecuente, con doble probabilidad de fallecer a causa por este cáncer en comparación con los hombres blancos. Mientras tanto la tasa más baja de cáncer de próstata se observa en individuos de raza asiática.

 

Síntomas del cáncer de próstata

La sintomatología de cáncer de próstata tiende a no presentar señales de advertencia. Razón por la cual solo puede detectarse en primeras instancia mediante los exámenes de detección precoz. Los síntomas del cáncer de próstata aparecen en un estado avanzado y por lo general son poco característicos. Los posibles indicios del cáncer de próstata son:

– Problemas urinarios; imposibilidad de orinar, inconvenientes para empezar a orinar o para detener el flujo de orina, necesidad de orinar con frecuencia en específico durante las noches, flujo débil de orina, flujo de orina que empieza y se detiene, dolor o ardor al orinar, dificultad para tener una erección, sangre en la orina o en el semen, dolor al eyacular, dolor repetitivo en la parte baja de la espalda, en las caderas o en la parte superior de los muslos, si se manifiesta metástasis en los huesos.

Este repertorio de molestias también pueden aparecer en otras enfermedades, solo uno de cada diez hombres que presentan mencionadas molestias padecen realmente cáncer de próstata.

Diagnóstico del cáncer de próstata

El diagnostico perteneciente al cáncer de próstata consiste en la evaluación a través de un examen de detección temprana, que incluye el tacto rectal, en este método el medico cabecera procede mediante la palpación de la próstata desde el intestino, y un análisis del PSA (antígeno prostático específico).

Este valor suele estar elevado en los pacientes con cáncer. Seguidamente para ratificar el diagnóstico se recurre a la realización de una biopsia.

Frente al diagnóstico seguro del cáncer de próstata, el médico procede a determinar la extensión del tumor en la próstata, para descubrir si ha ocurrido metástasis, a través de los métodos:

– Resonancia Nuclear Magnética (RNM).
– Tomografía Axial Computerizada (TAC).
– Gammagrafía ósea.
– Radiografías.

Para definir los estadios del tumor se utiliza la clasificación TNM internacional, de acuerdo a su clasificación, se determinan las etapas o estadios: estadio I, estadio II, estadio III y estadio IV. También es empleada la Puntuación de Gleason, donde Las células extraídas en el tejido de muestra se clasifican según su aspecto en cinco grupos diferentes (1-5).

 

Tratamiento del cáncer de próstata

El indicar un tratamiento oportuno para el cáncer de próstata depende de condiciones como el tipo y extensión del tumor tanto como de la edad del paciente.

En primera instancia se puede acudir a las siguientes posibilidades de tratamiento:

– Observación activa / supervisión activa.
– Intervención quirúrgica (prostatectomía radical = extirpación completa de la próstata).
– Radioterapia.
– Terapia hormonal.
– Quimioterapia.

Otras formas terapéuticas alternativas:

– Congelación local (crioterapia).
– Ultrasonidos focalizados de alta intensidad (HIFU).
– Ablación por radiofrecuencia.

 

Evolución del cáncer de próstata

La evolución del cáncer de próstata tiende a depender de agentes como la estructura histológica (tipo de tumor) y de lo extendido que esté (si hay otros órganos afectados, tamaño del tumor). En general las perspectivas son buenas cuando este es detectado, diagnosticado y tratado tempranamente.

Alrededor de un 65% de los pacientes afectados por cáncer de próstata en España sobreviven más de 5 años. Es una supervivencia global.

La atención postoperatoria se realiza con el propósito detectar a tiempo una reaparición de la enfermedad (recidiva) y tratarla cuanto antes.

 

Prevención del cáncer de próstata

No existe prevención alguna frente al cáncer de próstata, en primera instancia los exámenes de detección temprana no pueden prevenir un cáncer de próstata en el sentido literal, pero sí son de vital importancia para predecir tempranamente una enfermedad que ya se encuentre desarrollada. El Test IPSS (International Prostatic Symptom Score) en hombres mayores de 40 años de edad, con historial de familiares o mayores de 50 con señales o síntomas compatibles con un cáncer de próstata se solicitará la PSA (antígeno prostático específico).

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *