Dermatitis Seborreica

Dermatitis Seborreica
Dermatitis Seborreica
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto[s]

Los términos eccema seborreico o dermatitis seborreica se enfatizan en una inflamación que tiene origen en la piel en la cual se forman escamas de grasa y estas suelen reflejarse especialmente en el cuero cabelludo, la cara y el tronco. La dermatitis seborreica causa un enrojecimiento de las zonas de la piel afectadas y estas tienden a cubrirse de escamas de grasa amarillentas. El prurito aparece en casos únicamente excepcionales.

Esta inflamación que se caracteriza por ser de forma de escamas de grasa, se extiende y afecta generalmente a zonas de la piel con cuantiosas glándulas sebáceas. Una secreción excesiva de las glándulas sebáceas interviene a que la piel refleje una característica película de grasa.

En una significativa parte de los casos de dermatitis seborreica, los síntomas de la enfermedad no están muy definidos, ya que existen diferentes tipos de eccema (por ejemplo, el eccema alérgico o el atópico) o la psoriasis que pueden generar un cuadro dermatológico parecido. El diagnostico se enfoca en una prueba de alergias y un examen microscópico de las escamas en la piel que afirmaran la sospecha del diagnóstico.

La dermatitis seborreica suele afectar especialmente a los bebés durante sus primeros meses y así mismo a hombres jóvenes. Las causas que generan la dermatitis seborreica son variadas. Se estima que pueden intervenir los siguientes factores: un sistema inmunitario debilitado, determinadas condiciones climatológicas, oscilaciones hormonales o una predisposición genética. A parte de estas causas, los especialistas consideran que una de las causas que originan del eccema podría ser una infección fúngica. De ser afirmativo ante esta casusa el caso, el tratamiento del eccema seborreico se basara en antifúngicos (antimicóticos) en champú o crema. Si se presentan casos graves pueden emplearse por un periodo corto de tiempo, preparados a base de cortisona.

En referencia a los bebés, la enfermedad suele curarse por lo general transcurridos un par de semanas de manera instantánea. No obstante, la dermatitis seborreica en los adultos tiende a reproducirse.

Por lo general el eccema seborreico no puede prevenirse. Pero existen factores indicativos como el si tiene tendencia a piel grasa y sudoración fuerte, es recomendable debe prestar atención y persistir en los cuidados y limpieza de la piel regularmente, muchas veces la limpieza y cuidado suele ser suficiente con jabones neutros o simplemente agua. Agentes como el sol y el aire fresco, especialmente en el mar y la montaña, son factores que disminuyen el desarrollo de la enfermedad. En todo momento es importante no descuidar los peligros de los rayos UV y siempre debe usarse protectores solares adecuados.

 

Definición de la dermatitis seborreica

¿Qué es el eccema seborreico? También denominado dermatitis seborreica, el eccema seborreico es una inflamación que se presenta en la piel, una dermatitis seborreica se presenta en formas escamas de grasa y esta tiende a manifestarse en aquellas zonas de la piel en que hay una gran concentración excesiva de glándulas sebáceas. Además de distingue por una secreción abundante de las glándulas sebáceas que generan que la piel desarrolle y presente una gruesa película de grasa.

La dermatitis seborreica se trata de una enfermedad muy frecuente. En general la padecen alrededor del 1 al 5% de la población. La más frecuente es la dermatitis seborreica que se da en los primeros meses en los lactantes, que también es denominada como dermatitis seborreica infantil. En diferentes casos se presenta un eccema seborreico n la cabeza de los bebés, cuando esto sucede se hace referencia a la costra láctea.

Otra incidencia de la dermatitis seborreica impacta entre los 30 y los 40 años, y suele afectar en especial a los hombres. En el caso de las mujeres, ella puede verse afectadas especialmente tras la menopausia. Esta enfermedad afecta frecuentemente a los pacientes que presentan defensas debilitadas (el 80% de los pacientes con SIDA padecen dermatitis seborreica).

 

Causas de la dermatitis seborreica

Los especialistas suponen que una determinada inflamación de los folículos capilares puede desencadenar un eccema seborreico. Las causas directas de la inflamación son por lo general infecciones por levadura (Malassezia furfur, Pityrosporum ovale y Pityrosporum orbiculare). Estos “habitantes” de la piel humana, en primera instancia son inofensivos, pero a medida se desarrollan pueden acrecentarse gracias a determinadas condiciones y de esta manera causar enfermedades.

Hoy en día se han determinado ciertos factores que influyen en el origen del eccema seborreico; factores hormonales, la testosterona, las condiciones climáticas, los trastornos psíquicos y físicos como una alimentación desequilibrada, carencia de zinc o vitaminas, los estímulos mecánicos y químicos.

 

Síntomas de la dermatitis seborreica

Generalmente el eccema seborreico se caracteriza por manifestarse con las siguientes distinciones:

– Escamas bien delimitadas
– Simétricas
– De color rojizo o amarillento
– Sebáceas

Específicamente aquellas zonas cutáneas más dañadas son las que tienen mayor concentración de glándulas sebáceas, por lo general en el cuero cabelludo y el rostro, especialmente en las cejas y los párpados, la frente, los pliegues entre la nariz y los labios, la zona detrás de las orejas y la nuca.

Suele afectar zonas como el pecho y la espalda, específicamente en los surcos anteriores y posteriores, y la zona genital. Aunque la dermatitis seborreica causa muy pocas veces síntomas como prurito, los afectados por esta enfermedad padecen mucho, puesto que las escamas suelen ser muy visibles y difíciles de ocultar.

 

Diagnóstico de la dermatitis seborreica

El diagnostico consiste en la observación, generalmente se basa en su apariencia característica (diagnóstico a simple vista). No obstante en algunos casos, por lo general los síntomas no están muy establecidos, ya que otros tipos de eccema como ser el eccema alérgico o el atópico, o la psoriasis pueden generar un cuadro dermatológico bastante parecido. El médico al frente de tal caso, puede desestimar estas enfermedades a través de pruebas de alergia y un examen microscópico de las escamas cutáneas.

 

Tratamiento de la dermatitis seborreica

Los tratamientos frente a la dermatitis seborreica por lo general se basa en un tratamiento de dos fases: el tratamiento se clasifica en el tratamiento de la fase aguda y el tratamiento de mantenimiento para la fase entre dos brotes agudos.

En los casos de la fase aguda del eccema seborreico, el tratamiento consiste en el empleo de medicamentos que sirven como fungicidas (antimicóticos), para aplicar sobre la piel, estos pueden ser jabones, lociones o champús. Si se presentan síntomas fuertes y persistentes, el médico recetará antimicóticos también en comprimidos.

Si desarrolla una infección causada por bacterias, se precisara de antibióticos. Contra la inflamación se puede indicar temporalmente glucocorticoides en jabón. Si el tratamiento es a largo plazo, especialmente en la zona del rostro, los glucocorticoides no son adecuados. Si se forman muchas escamas pueden utilizarse queratolíticos.

En los casos donde el eccema seborreico ya no manifiesta síntomas agudos, será preciso llamado tratamiento de mantenimiento, que consiste en el cuidado de la piel, que permite retrasar el siguiente brote el mayor tiempo posible. Son recomendable los productos para la limpieza y cuidado de la piel que incluyan queratolíticos y de pH neutro. El estrés y la tensión influyen negativamente a la dermatitis, por tal razón es favorable los métodos de relajación muscular progresiva.

 

Evolución de la dermatitis seborreica

En la mayoría de los casos de paciente afectados con dermatitis seborreica, el eccema seborreico evoluciona hacia una enfermedad crónica.

En especial en los bebés el pronóstico del eccema seborreico es favorable este se cura de forma espontánea tras el lapso de un par de semanas. En los adultos, sucede todo lo contrario, la dermatitis seborreica puede convertirse en crónica y se pueden presentar síntomas similares a los de la dermatitis atópica o la psoriasis. Las posibilidades de que se llegue a curar por completo, son mínimas. A través de los cuidados y atención correcta pueden controlarse los síntomas y en muchos casos evitar las recaídas (recidiva).

 

Prevención de la dermatitis seborreica

La prevención del eccema seborreico no es posible. Si tiene tendencia a piel grasa y sudoración fuerte, se recomiendan los cuidados y limpieza de la piel frecuentemente, a través de sustancias limpiadoras neutras, muchas veces es suficiente asearse solo con agua.

Si llega a tener un eccema seborreico puede prevenir una recaída con el cuidado especial de la piel con productos especiales con queratolíticos o antifúngicos, además de presta especial atención a la salud emocional.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *