MENUMENU

Orzuelo

Orzuelo
Orzuelo
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto

Un orzuelo es una patología que es desencadenada cuando existe a presencia de infección en las glándulas sebáceas del párpado. Cuando existe la presencia de infección es representativo que este se inflame, se enrojezca y genere dolor al presionar la zona inflamada. Entre tanto, en el párpado justo dentro de la glándula infectada se acumula el líquido purulento, semejante y tal como un grano de acné infectado.

Normalmente la causa del orzuelo tiende a ser una infección bacteriana, y es principalmente por estafilococos. Todas aquellas personas que cuentan con un sistema inmunitario debilitado o bien que padecen diabetes mellitus, son las personas más expuestas a desarrollar orzuelos. Por otra parte la carencia de higiene y los cuidados inapropiados son factores que pueden favorecer y desencadenar la infección ocular.

De acuerdo a la zona del párpado que se inflame, se diferencia entre dos tipos de orzuelo:

– Orzuelo interno: es representativo por afectar también a la conjuntiva y por lo general no suele ser perceptible.
– Orzuelo externo: es visible a simple vista ya que las glándulas inflamadas son las que se sitúan en el borde exterior del párpado.

Respecto a las complicaciones, un orzuelo no es representativo por manifestar complicaciones. Y este normalmente no suele estar condicionado a un tratamiento, es normal que una vez que el contenido purulento, definido como pus es expulsado, la inflamación desaparece. No obstante se cuentan con tratamientos indicados para acelerar la resolución, por lo general lo más apropiados son las pomadas o gotas antibióticas. No es aconsejable vaciarlo manualmente, a menos que el oftalmólogo proceda a drenarlo y vaciarlo de forma manual.

Definitivamente en ningún caso se recomienda tocarse el orzuelo, con esta acción se corre el riesgo de que la infección se convierta en persistente y se extienda por más tiempo. Entre tanto, los patógenos desencadenantes del orzuelo se caracterizan por ser contagiosos, por lo que la inflamación puede proliferarse con facilidad de un ojo a otro a causa de: por ejemplo, carecer de una adecuada de higiene, además es primordial lavarse las manos con frecuencia especialmente, antes y después de tocarse los ojos.

 

Definición de orzuelo

Un orzuelo es definido y determinado como una infección bacteriana aguda que deriva en la membrana conjuntiva palpebral y desencadenada por estafilococos. Dicha infección es responsable de provocar un absceso purulento en las glándulas del párpado.

Tras la definición de orzuelo, se clasifican dos patrones de orzuelo que se distinguen de acuerdo al lugar en el que se manifiestan:

– Orzuelo interno: afecta las glándulas meibomianas – de Meibomio, en esta clasificación, el orzuelo no puede ser detectado a simple vista.
– Orzuelo externo: este tipo de orzuelo es representativo por afectar a las glándulas sebáceas del borde del párpado. Dicha la inflamación es perceptible claramente en el borde de los párpados o entre las pestañas.

Uno de los métodos para diferenciar un tipo de orzuelo de otro, consiste en prestar atención al aspecto del ojo.

 

Causas del orzuelo

Normalmente un orzuelo es desencadenado y manifestado por una infección bacteriana: principalmente se trata de los estafilococos, responsables de una inflamación que se caracteriza por ser purulenta y con presencia en las glándulas del párpado, sin embargo en determinados casos los estreptococos también puede ser los responsables de generar la infección.

Por otra parte se considera que existen determinados factores de riesgo que coadyuvan al desarrollo de un orzuelo, entre tales factores se precisa que un sistema inmunitario debilitado o algunas enfermedades como la diabetes mellitus, pueden intervenir, ya que en estos determinados casos los afectados son más vulnerables a adquirir infecciones por estafilococos en la piel. Entre tanto, si el orzuelo se manifiesta con regularidad o de manera recurrente es recomendable descartar la posibilidad de padecer diabetes, por otra parte el orzuelo también es más habitual en las personas que padecen de acné.

Además, normalmente un orzuelo también puede ser originado por la falta de higiene y un cuidado inapropiado de los ojos como ser tocarse los ojos con las manos sucias, sin lavar, es una acción que puede desembocar en una infección bacteriana que puede generar un orzuelo.

 

Síntomas del orzuelo

Los síntomas típicos y representativos del orzuelo son normalmente el enrojecimiento e inflamación aguda repentina del párpado, signos indicativos de infección de una glándula palpebral. Cuando la inflamación es presionada se genera dolor. La inflamación se genera debido a la acumulación de pus, tal como sucede en un grano de acné. Cuando el orzuelo es presionado de manera repentina, se drena el líquido purulento.

Como regla general el orzuelo no tienden a manifestar más síntomas. No obstante, en situaciones graves las molestias pueden complementarse con malestar general, fiebre o inflamación de los ganglios linfáticos.

 

Diagnóstico del orzuelo

Al tratarse de un orzuelo externo, el diagnóstico puede realizarse sin complicaciones con es simple y basta observar el ojo inflamado, con un punto blanquecino o amarillento en el borde palpebral, que se asemeja a una espinilla.

Entre tanto el orzuelo interno no es posible diagnosticarse a simple vista, para ello es necesario examinar el interior del párpado.

Frente al diagnóstico del orzuelo, es fundamental descartar otras posibles causas responsables de la lesión, como el tratarse de una inflamación de la glándula lacrimal o un chalazión, estas en comparación al orzuelo, no provocan dolor a la presión.

 

Tratamiento del orzuelo

Para tratar el orzuelo no se procede a emplear ningún tratamiento en concreto. El orzuelo tiende a abrirse y drenar por sí mismo y la zona afectada del párpado se cura por si sola. No obstante es imprescindible no generar ningún tipo de presión en el orzuelo con los dedos para no provocar infecciones añadidas.

Sin embargo existen métodos complementarios que ayudan a la recuperación del orzuelo, como ser la aplicación de calor seco en el área afectada, emplear gotas o pomadas antibióticas oftálmicas.

En situaciones extremas, si pasado un prolongado periodo de tiempo, el orzuelo no drena el pus por sí solo, se recomienda acudir a un oftalmólogo para abrir el absceso.

 

Evolución del orzuelo

Normalmente un orzuelo se caracteriza por contar con una evolución favorable. La inflamación por lo general suele durar pocos días y la lesión desaparece por sí misma. Únicamente en situaciones muy aisladas, la infección puede esparcirse hacia globo ocular.

 

Prevención del orzuelo

Las medidas de prevención son diversas. En situaciones donde se presentan un sistema inmunitario debilitado se aconseja tomar todas las medidas con el fin de fortalecerlo por medio de un estilo de vida saludable, nutrición balanceada, práctica de ejercicio regular. Además es fundamental sostener una higiene adecuada y cuidar bien los ojos, lavarse las manos con frecuencia principalmente antes y después de tocarse los ojos, de manera que se evite el contagio de gérmenes de un ojo al otro.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *