AZUFRE

AZUFRE
AZUFRE
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto[s]

El Azufre es uno de los minerales más importantes este mineral junto al calcio y fosforo constituyen los nutrientes inorgánicos más abundantes del cuerpo. Está compuesto por tres aminoácidos esenciales los cuales forman proteínas, el Azufre se encuentra presente en la queratina, participa en la síntesis de colágeno. El Azufre se encarga de participar en múltiples reacciones metabólicas, además de cumplir con funciones como Azufrar vitaminas y hormonas.

Una manera de aportar beneficios del Azufre es mediante baños termales estos han venido siendo usados por muchos años ya que proporcionan propiedades curativas, ayudando a mejorar muchas dolencias entre ellas estrés, problemas dermatológicos y musculares.

El Azufre es uno de los minerales que nuestro cuerpo necesita en mayor cantidad, El Azufre es absorbido por el sistema digestivo siendo separado de los aminoácidos que lo contienen, después pasa a ser trasportado al torrente sanguíneo y a las células del cuerpo y el pelo.

 

Funciones del Azufre en el organismo

– Es indispensable para que la queratina y el colágeno se sinteticen.
– Ayuda a la respiración de los tejidos.
– Regula la función digestiva.
– Es parte integral de los aminoácidos que ayudan a construir los tejidos.
– Colabora con las vitaminas del grupo B para garantizar la salud de los nervios.
– Es antiséptico se encarga de eliminar gérmenes como hongos y las bacterias.
– Colabora con el hígado para una correcta secreción biliar.
– Ayuda a desintoxicar el organismo.
– Es el responsables de mantener el aporte necesario de oxígeno en el cerebro.
– Funciona como intermediario metabólico en la síntesis de glutatión.
– Forma parte de las vitaminas.
– Participa en el metabolismo de las grasas e hidratos de carbono.
– Fortalece uñas y cabello.
– Mejora las reacciones alérgicas.
– El correcto funcionamiento de la insulina, esta molécula consta de dos cadenas de aminoácidos conectados entre sí por puentes de azufre, donde sin ellas la insulina no podría encargarse de realizar su actividad biológica.
– Colabora en el tratamiento de problemas que afectan a la piel, uñas y el pelo.
– Forma parte de las hormonas.
– Ayuda a eliminar las toxinas que se acumulan en la piel.
– Combate bacterias y hongos.
– Reduce el acné.
– Uniformiza la pigmentación de la piel.

 

Falta de Azufre puede ocasionar al organismo

– Retraso del crecimiento debido a la relación de síntesis de las proteínas.
– Pueden producirse alteraciones en el metabolismo de los lípidos y de los hidratos de carbono.
– Puede ocasionar ciertas debilidades en las uñas, piel y pelo.
– Puede generar una incorrecta secreción biliar.
– Puede ocasionar un desequilibrio en el organismo de otros minerales.
– Puede producir alteraciones del sistema nervioso.
– Impide que el organismo depure normalmente.
– Puede tener mucho que ver en problemas que afectan las articulaciones.

 

Causas que favorecen la deficiencia de Azufre en el organismo

– Personas con problemas cutáneos como ser ezcemas, psoriasis, acné, trastorno en el crecimiento de las uñas.
– Problemas nerviosos como ser ansiedad, estrés y depresión.
– Problemas respiratorios como bronquitis, rinitis.
– Problemas digestivos y hepáticos.
– Problemas del cuero cabelludo como ser seborrea, caída del cabello, alopecia.
– Problemas reumáticos como artrosis y artritis.

 

Alimentos ricos en Azufre

ORIGEN ANIMAL: Lácteos, pescados, carne magra, vísceras, huevos.
ORIGEN VEGETAL: Germen de trigo, frijoles, col rizado, alubias secas, cebollas, col de brúcelas, espárragos, ajos, puerros, maíz, judías verdes, lentejas, pepino, arroz, rábano, soja, patatas, trigo.
FRUTAS: Cerezas, naranja, fresas, albaricoque, melocotón,
FRUTOS SECOS: Nueces, anacardos, cacahuates, dátiles, castañas.

 

Requerimiento diario de Azufre para el organismo

Aun no se ha podido encontrar una dosis diaria recomendada de Azufre, a pesar de ello una dieta sana y equilibrada que posea altos niveles de proteínas será lo necesario para garantizar un consumo necesario y evitar una deficiencia en Azufre. Una persona sana puede tomar una dieta diaria aproximada de 800 mg. En caso de padecer algún tipo de problemas de salud como ser artritis o hígado se recomienda recurrir a suplementos alimenticios en Azufre y que sean bajo supervisión médica.

 

Enfermedades en las que se aconseja el uso de Azufre

– Exceso de colesterol y triglicéridos.
– Ansiedad, fibromialgia, depresión, trastornos del sistema nervioso, insomnio, angustia.
– Dermatitis, eccemas, psoriasis, acné, alopecia, debilidad capilar, debilidad de uñas, rosácea.
– Alergias.
– Enfermedades de carácter autoinmune.
– Dolor crónico. Diabetes.
– Congestión biliar, enlodamiento biliar, litiasis biliar.
– Artritis, tendinitis, artrosis, escoliosis, cifosis, espondilo artritis anquilosante, lordosis, luxaciones, reuma.
– Estrés.
– Lumbago.
– Neuralgia.
– Parásitos intestinales.
– Prevención de cáncer.

 

Precauciones a tener en cuenta con el uso de Azufre para el organismo

La carencia de Azufre en el organismo puede generar problemas de crecimiento.

Este mineral en exceso puede también ocasionar diarrea.

Al igual que su deficiencia un exceso de Azufre puede causar problemas de crecimiento, puesto que este mineral está muy ligado a las proteínas, si el exceso que se produjo viene por la alimentación no se considera toxico, este se vuelve toxico si la ingesta fue generada por Azufre inorgánico a través de otros productos ajenos a la alimentación.

El Azufre lo podemos encontrar frecuentemente en la naturaleza en forma de sulfuros, estos durante diferentes procesos se añade al medio ambiente en enlaces de Azufre dañinos también se forman en la naturaleza durante diversas reacciones, principalmente cuando se han añadido sustancias que no están presentes de forma natural, los compuestos del Azufre presentan un olor desagradable y a menudo son altamente tóxicos.

 

Efectos que causan las sustancias sulfurosas a nuestra salud

– Asfixia y embolia pulmonar.
– Efectos neurológicos y cambios de comportamiento.
– Alteraciones del metabolismo hormonal.
– Efectos dermatológicos.
– Defectos de la audición.
– Alteraciones de la circulación sanguínea.
– Daños cardiacos.
– Daños en las funciones del hígado y de los riñones.
– Efectos en los ojos y daños visuales.
– Daños al sistema inmune.
– Fallos reproductores.
– Desorden estomacal y gastrointestinal.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *