MENUMENU

Gonorrea

Gonorrea
Gonorrea
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto

La gonorrea se distingue por ser una de las enfermedades infecciosas más comunes a nivel mundial. El patógeno responsable de esta patología es la bacteria Neisseria gonorrhoeae.

Debido a que los patógenos que a su vez son denominados gonococos se transmiten por vía sexual, la gonorrea pasa a formar parte de las determinadas enfermedades de transmisión sexual (ETS).

En el caso especial de las embarazadas infectadas a causa de la gonorrea, estas pueden llegar a transmitir los gonococos al bebé durante el parto. Entre tanto, los niños afectados padecen de una infección de los ojos que determina como conjuntivitis neonatal que se refleja como una inflamación purulenta del tejido de la conjuntiva.

La gonorrea tiende a caracterizarse por ser una patología asintomática, esto especialmente todo en las mujeres. Si la gonorrea manifiesta molestias, estas tienden a afectar por lo general a los órganos sexuales.

En estos escenarios los síntomas habituales de la gonorrea van desde dolores al orinar y flujo, hasta el desarrollo de infecciones por gonococos en el área anal, en la boca y en la faringe.

Tanto hombre como mujeres se ven afectados de igual manera en la boca y la faringe, mientras tanto que la gonorrea en el área anal es más común entre los hombres en comparación de las mujeres.

Debido a que los síntomas en estos indicativos de infección no tienden a ser significantes ni muy perceptibles, la gonorrea por lo general se mantiene durante mucho tiempo sin que sea detectada. Por tal razón existe un riesgo generosamente alto de que la enfermedad de transmisión sexual continúe propagándose.

El diagnóstico de la gonorrea puede asentar a través de la detección del patógeno responsable, mediante una frotis de la zona afectada como ser la uretra o el cuello uterino. El tratamiento de la gonorrea consiste en el suministro de antibióticos.

Entre las medidas de prevención no se dispone de una vacuna contra la gonorrea como herramienta de prevención frente al contagio.

Entre tanto, el uso de preservativos en las relaciones sexuales es altamente recomendado, ya que te protege eficazmente contra la gonorrea. Si durante el embarazo es posible detecta la gonorrea, los recién nacidos precisan de la llamada profilaxis de Credé en los ojos, como medida de prevención de la enfermedad.

 

Definición de gonorrea

En términos generales, la gonorrea se define como una enfermedad infecciosa desencadenada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae (gonococos). Esta patología se incorporan dentro del cumulo de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y se conoce desde hace siglos.

El nombre gonorrea se deriva del griego y este significa “flujo seminal”. La gonorrea conlleva síntomas distintivos de la enfermedad de transmisión sexual.

La gonorrea se considera una de las enfermedades de transmisión sexual con alta incidencia y como una de las más frecuentes, estimaciones indican que alrededor de unos 88 millones de personas se infectan cada año en el mundo con la enfermedad.

Gracias a campañas los altos índices por gonorrea han descendido considerablemente en los últimos 30 años por las campañas de prevención contra las enfermedades de transmisión sexual y el VIH, han logrado que se tomen más precauciones en relación a las relaciones sexuales (el uso de preservativos).

 

Causas de la gonorrea

Las causas que provocan la gonorrea se derivan de una infección que la provocan unas bacterias determinadas llamadas Neisseria gonorrhoeae, estas además son conocidas como gonococos).

La gonorrea forma es una patología que integra las enfermedades de transmisión sexual, razón por la cual las causas más comunes de la transmisión de los gonococos se dan a través de las relaciones sexuales sin protección prácticas sexuales específicas como ser como el sexo anal o el sexo oral.

Para los patógenos responsables de la gonorrea les es imposible habitar fuera del cuerpo humano, debido a que estos son sensibles al frío y al oxígeno, por dicha razón es muy casi imposible que se genere un contagio en los baños públicos.

En la gonorrea el lapso de tiempo entre la infección por los patógenos de la enfermedad de transmisión sexual y la manifestación de los primeros síntomas ronda entre los dos y los 10 días.

 

Síntomas de la gonorrea

En la sintomatología de la gonorrea se presentan síntomas variables tanto en hombres como en mujeres, además los síntomas pueden variar cuando se presenta la enfermedad de forma aguda y crónica.

Hombres y mujeres manifiestas síntomas por igual en la zona de la boca y de la faringe, entre tanto que las infecciones en la zona anal son más comunes los hombres, por lo general se suele producir una leve inflamación y enrojecimiento de la zona.

En los recién nacidos lo síntomas que se manifiestan son la inflamación de la conjuntiva.

En relación de los síntomas en hombres se presenta un enrojecimiento acompañado de una inflamación del meato urinario que incluye escozor al orinar y un flujo en primera instancia acuoso y por consiguiente viscoso y purulento.

Si la infección no es tratada tempranamente esta pueden continuar esparciéndose.

 

Diagnóstico de la gonorrea

El diagnostico se la gonorrea se logra con la identificación de los patógenos desencadenantes de la gonorrea, que en este caso se trata de las bacterias gonococos. Para la detección de los patógenos es preciso una frotis de las zonas afectadas, su sensibilidad supone hasta el 96% en los hombres, entre tanto en mujeres ronda entre el 50 y el 60%. El diagnóstico definitivo de la gonorrea se logra gracias a un cultivo de los patógenos con medios de selección y transporte determinados, además gracias a la detección de específicas enzimas bacterianas.

 

Tratamiento de la gonorrea

Una de las posibles opciones de tratamiento frente a la gonorrea es un tratamiento específico con antibióticos. Hoy en día se prescriben tratamientos con cefalosporinas intramusculares en una sola dosis, acompañados de un tratamiento simultáneo con doxiciclina o azitromicina.

 

Evolución de la gonorrea

La evolución de la gonorrea suele ser positiva cuando es tratada adecuadamente y precozmente y por lo general puede curarse sin complicaciones.

En caso de donde la gonorrea alcance un estadio avanzado, esta puede presentar una variedad de complicaciones, dentro de las cuales la más grave se trata de una esterilidad permanente tanto en hombres como en mujeres.

 

Prevención de la gonorrea

La medida de prevención efectiva y general consiste en el uso e preservativo durante las relaciones sexuales.

Mientras tanto en los recién nacidos la infección de los ojos conocida como conjuntivitis neonatal, que aparece como consecuencia de la transmisión de los patógenos de la gonorrea durante la labor de parto, puede prevenirse a través de la denominada profilaxis de Credé.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *