CALCIO

CALCIO

El Calcio es un mineral que podemos encontrar en abundancia en nuestro organismo, el cuerpo humano contiene un 2 % del peso corporal en Calcio el cual se encuentra distribuido principalmente en los huesos, dientes y en una porción menor en las neuronas, sangre, tejidos corporales y otros líquidos del cuerpo contienen el resto del calcio. Este se encarga de cumplir con funciones que son esenciales para la salud y el equilibrio orgánico de nuestro cuerpo.

 

Función del Calcio en el organismo

– Es esencial para la formación del esqueleto, principalmente en infantes y en adolescentes.
– Nuestro cuerpo utiliza el 99 % de calcio para mantener los huesos y dientes fuertes además de mantener las funciones del esqueleto.
– Previene la osteoporosis principalmente en personas mayores su uso se ve mayormente en aumento puesto que las personas mayores sufren de deficiencia de calcio.
– Contribuye en el mantenimiento del tono muscular.
– El calcio se encarga de activar algunas enzimas para realizar el proceso de enviar y recibir neurotransmisores durante la comunicación con otras células.
– Es importante para la coagulación de la sangre y los vasos sanguíneos.
– Ayuda a la contracción y relajación muscular.
– Influye en la liberación de hormonas y enzimas.
– Participa en la absorción de vitamina B12.
– Ayuda a conservar las encías sanas.
– Durante el embarazo previene la presión arterial alta durante el primer trimestre.
– Asiste al movimiento de los espermatozoides para fertilizar el ovulo.
– Contribuye a la función normal del cerebro.
– Facilita el proceso de la contracción de la célula muscular.
– Ayuda a regular los niveles de colesterol en el cuerpo.
– Ayuda a reducir los niveles de histamina, ayudando a disminuir las alergias.
– Puede ayudar a disminuir el zumbido en los oídos.

 

La falta de Calcio puede afectar

– Los huesos produciendo osteoporosis.
– Dolor de espalda y articulaciones.
– Debilidad en las uñas.
– Aparición de caries dentales.
– Palpitaciones y arritmias cardiacas.
– Problemas de presión arterial en mujeres embarazadas.
– Mal formaciones en los bebes.
– Huesos frágiles en niños y adolescentes.
– Al no ingresar mucho calcio a nuestro organismo el calcio en la sangre baja demasiado
– Producir alteraciones cutáneas.
– Alteraciones del sistema nervioso.
– Alteraciones de los niveles de colesterol.
– Produce un cuadro clínico llamado tetania donde presenta malestares como: Dolor de cabeza, malestar general, dolores, entumecimientos y calambres musculares, hormigueo general.

 

Causas que favorecen la deficiencia de Calcio

– Falta de vitamina D, puede generar también una pérdida de calcio en nuestro organismo.
– Personas que tienen un aporte alimenticio insuficiente en calcio.
– La menopausia en las mujeres podría generar una pérdida de calcio, puesto que una vez la menopausia ha pasado la mujer tiende a sufrir de una baja de Calcio en sus huesos.
– El envejecimiento, las personas en edad adulta deben tener una ingesta mayor de Calcio dado que los huesos se vuelven más frágiles.
– El consumo excesivo de café produce una pérdida significativa de Calcio.
– La falta de ácido clorhídrico en el estómago.
– Una dieta rica en grasas y azucares aumenta la eliminación de calcio.
– La falta de ejerció y estrés.
– No se puede mezclar calcio con hierro pues estos compiten en la absorción por lo que el efecto de ambos se ve muy reducido.

 

Alimentos ricos en Calcio

ORIGEN ANIMAL: Leche de vaca, cabra u oveja y derivados (queso, yogures, batidos, etc..), yema de huevo, salmón y sardinas enlatadas con huesos blandos.
ORIGEN VEGETAL: Berros, avellanas, perejil, almendras, brócoli, coles, acelgas, legumbres, higos secos, nabos, judías blancas, batatas, naranjas, garbanzos, calabaza, fresas, zanahorias, semillas de girasol, cereales, uvas, aguacates, caquis, apio blanco, puerros, pan. Leche de avena, arroz, almendras o soja.
FRUTOS SECOS Y SEMILLAS: Nueces, almendras, castañas, semillas de girasol, lino, calabaza, sésamo, etc.

 

Requerimiento diario de Calcio en nuestro organismo

Bebes de 0 a 12 meses: 200 a 250 miligramos / día.
Niños de 1 a 3 años: 700 miligramos / día.
Niños de 4 a 13 años: 1000 a 1300 miligramos / día.
Adolescentes de 14 a 18 años: 1300 miligramos / día.
Adultos de 19 a 50 años: 1000 miligramos / día.
Mujeres de 50 a 70 años: 1200 miligramos / día.
Hombres de 50 a 70 años: 1000 miligramos / día.
Personas de 70 a más años: 1200 miligramos / día.
Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia: 1000 a 1300 miligramos / día.

 

Enfermedades en las que se aconseja el uso de Calcio

– Caries dentales.
– Osteoporosis, artrosis, osteomalacia, raquitismo.
– Diarrea, colitis, mala absorción.
– Exceso de colesterol, triglicéridos.
– Trastornos de la piel, envejecimiento prematuro, acné.
– Ansiedad, angustia, estrés, depresión.
– Calambres musculares.
– Entumecimiento de miembros.
– Enfermedad de meniere.
– Deterioro cerebral.
– Alergias.
– Alteraciones en el ritmo cardiaco.
– Mala absorción de vitamina B12.
– Hipertensión arterial.
– Síndrome pre-menstrual.
– Trastornos de la coagulación.
– Tinnitis.
– Trastornos hormonales.

 

Precauciones a tener en cuenta con el uso del Calcio

Está contraindicado sobrepasar los 2500 miligramos / día de calcio esto podría acarrear problemas de toxicidad causando problemas de hipercalcemia, ansiedad, cálculos renales, trastornos digestivos, alteraciones cardiacas.

No se debe mezclar calcio con hierro pues podría generar una deficiencia de cualquiera de los dos.

Las dietas ricas en proteínas con exceso de sal, café, alcohol, favorecen la perdida de calcio por la orina.

Tomar dosis altas de calcio, más si se asocia a un tratamiento con vitamina D, se debe mantener en suma vigilancia el calcio en la sangre y el calcio en la orina para evitar la sobre dosificación pues esta podría acarrear problemas como cálculos renales.

Personas con problemas de insuficiencia cardiacos no debe dársele aportes de calcio.

Personas que deben tomar aportes extra de calcio deben tomar por lo menos 2 litros de agua al día para ayudar a los riñones a depurar.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *