MENUMENU

Cáncer de Esófago

Cáncer de Esófago
Cáncer de Esófago
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto

El cáncer de esófago actúa con mayor incidencia en personas con más de 60 años de edad. El cáncer de esófago se trata de una prominencia celular maligna de la zona del esófago. Este tipo de cáncer es poco frecuente entre la población.

Cuando se habla de esófago, se habla del conducto musculoso en forma de tubo flexible por el cual el alimento desciende hacia estómago desde la boca. El esófago está revestido por una mucosa. Esta mucosa se segmenta en tres secciones: 1. zona del cuello, 2. del tórax y 3. Del abdomen.

 

El cáncer de esófago se clasifica en dos patrones

Carcinoma de células escamosas: se genera en células de la mucosa.
Adenocarcinoma: se genera a partir de células glandulares.

Los factores de riesgo con mayor impacto frente al cáncer de esófago son el consumo frecuente de alcohol de alta graduación y de tabaco, incluyendo además de manera desfavorable alimentación diaria rica en grasas y la denominada enfermedad por reflujo, donde los ácidos gástricos ascienden por el esófago.

El cáncer de esófago provoca el estrechamiento del esófago. El cáncer puede encontrarse muy avanzado y este no puede en su momento manifestar ningún problema con la alimentación y el paciente no manifiesta molestias y ni síntomas algunos. Esto es debido a que el esófago es un órgano muy elástico.

A causa del estrechamiento se pueden desarrollar una variedad síntomas, los cuales tienden a reflejarse:

– Molestias en la deglución.
– Sensación de opresión o dolor en la espalda y detrás del esternón.
– Afonía.
– Pérdida de peso.

El examen endoscópico del esófago (endoscopia) es el método más habitual para la detección y diagnóstico del cáncer de esófago. Este consiste en la toma de muestras de tejido (biopsia). Además Para establecer si el cáncer de esófago se ha esparcido por el cuerpo y el impacto que este ha provocado, son precisos otros exámenes por ejemplo una TC.

Las expectativas de curación del cáncer de esófago tienden a aumentar y hacer positivas mediante la extirpación total del tumor en una cirugía. Otros métodos empleados son la radioterapia o la quimioterapia combinada con radioterapia.

 

Definición de cáncer de esófago

Se define el cáncer de esófago como un tumor maligno que su formación tiene origen en la mucosa del esófago.

El cáncer de esófago pude presentarse en dos patrones:

Carcinoma de células escamosas: se genera en células de la mucosa.
Adenocarcinoma: se genera a partir de células glandulares, manifestándose por ejemplo en el conducto gastrointestinal, en la lengua e incluso en la porción inferior del esófago.

El esófago se estructura en base a tres secciones: sección del cuello, sección del tórax y sección del abdomen.

 

Causas del cáncer de esófago

Las causas desencadenantes del cáncer de esófago no están determinadas actualmente. Pero algunos factores determinados como factores de riesgo, se determinan como altamente influyentes para generar su origen y desarrollo:

– Consumo de alcohol y tabaco considerados los factores de riesgos principales en el cáncer de esófago.
– Bebidas y comidas muy calientes.
– Nitrosamina (sustancia cancerígena que se produce, por ejemplo, al calentar pescado salado).
– Aflatoxinas (micotoxinas con efectos cancerígenos).
– Nueces de areca.
– Síndrome de Barrett (cambio anormal de la mucosa de la porción terminal del esófago).
– Defectos de nacimiento del esófago (como la estenosis esofágica congénita) o modificaciones adquiridas (por cicatrices, por ejemplo).
– Sustancias cancerígenas de los alimentos, como la nitrosamina.
– Las aflatoxinas, se tratan de venenos de los mohos las cuales pueden estar presentes en los alimentos de forma invisible, por ejemplo en el polvo de especias caducadas.
– Las nueces de areca, tienen la probabilidad de generar enfermedades oncológicas, especialmente en la zona de la boca y del esófago. Estas son consumidas como un tipo de estimulante en ciertas regiones del mundo, por ejemplo en Asia.

 

Síntomas del cáncer de esófago

Los síntomas respecto al cáncer de esófago no suelen percibirse es un estado temprano de la enfermedad, sino hasta alcanzar un estado maduro de la misma.

Las molestias en la deglución durante la ingesta de los alimentos, es en mucho casos el motivo preciso para una consulta médica. La pérdida de peso repentina, opresión o dolor detrás del esófago y en la espalda son parte de los síntomas que se presentan.

 

Diagnóstico del cáncer de esófago

El medico iniciaría su tarea de diagnóstico primeramente con el historial clínico del paciente, su estado actual y molestias presentadas.

El examen endoscópico del esófago es realizado para examinar el esófago con un tubo delgado y flexible con una cámara integrada (endoscopio). En general se trata de una prueba indolora, sin embargo para la mayoría de los pacientes sometidos a esta prueba les resulta desagradable. Por esta razón el médico ofrece al paciente un analgésico o un calmante y un sedante.

El examen endoscópico del esófago responde a las siguientes preguntas:

– ¿A qué altura del esófago se halla la mucosa afectada?
– ¿Hay más de un foco alterado en la mucosa?
– ¿Se ha estrechado el esófago?

Existen situaciones donde es posible que el medico extirpe superficialmente un cáncer de esófago que es visible en el esófago y que impide el acceso de los alimentos.

 

Tratamiento del cáncer de esófago

Mientras no exista una metástasis en otros órganos y el tumor original no se haya esparcido considerablemente, el tratamiento frente al cáncer de esófago actúa efectivamente.

Dependiendo de las condiciones del tumor, se establecerá el tratamiento oportuno para el paciente. Los tratamientos para el cáncer de esófago se concentran en la intervención quirúrgica un estadio temprano del cáncer, y la radioterapia.

 

Evolución del cáncer de esófago

Por lo general el cáncer de esófago es detectado en estados avanzados lo que disminuye las probabilidades desfavorablemente al igual que la esperanza de vida. En caso de ser detectado y tratado en un estado inicial, este evoluciona positivamente.

Posterior a la operación del cáncer de esófago, una atención postoperatoria periódica interviene de manera positiva en la esperanza y calidad de vida.

Existen casos donde es requerida una rehabilitación en clínicas de rehabilitación de tumores especializadas, por lo que mejoran y garantizan la calidad de vida a nivel físico, social, psíquico y profesional. Así mismo existen clínicas especializadas para pacientes alcohólicos que padecen cáncer de esófago.

 

Prevención del cáncer de esófago

La prevención se basa en erradicar tratando de evitar al máximo aquellos factores de riesgo que influyen en la enfermedad, por ejemplo el consumo abusivo de alcohol y tabaco, ardor de estómago crónico, síndrome de Barrett, etc.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *