Ácido Glutáminico

Ácido Glutáminico

El Ácido Glutáminico es un tipo de aminoácido no esencial conocido también con el nombre de glutamato, el cual nuestro organismo tiende a utilizar sobre todo para la síntesis de las proteínas así como también a la hora de transportar energía.

El Ácido Glutáminico es de gran importancia en el funcionamiento del sistema nervioso central, actúa como estimulante del sistema inmunológico, este funciona como neurotransmisor y esta medido por la estimulación de receptores específicos, denominados receptores de Glutamato, todas las neuronas contiene glutamato, pero solo una cierta cantidad lo usan como neurotransmisor. Además de desempeñar un papel esencial en la relación con los procesos de trasaminación, es decir la relación entre un aminoácido y un alfa-cetoacido, en la que el grupo amino es transferida de aquel a este con la conversión del aminoácido en su correspondiente alfa-cetoacido.

El Ácido Glutáminico desempeña un papel importante en la síntesis de distintos aminoácidos que necesita la formación previa de este acido entre los cuales tenemos: ornitina, Arginina, prolina e hidroxiprolina.

Es uno de los aminoácidos más abundante en nuestro organismo y un comodín para el intercambio de energía entre los tejidos.

Nuestro cerebro tiene una cantidad de Ácido Glutaminico libre unas 100 veces superior a la de la sangre. No obstante la ingesta de esta sustancia no le afecta ni positiva ni negativamente. También este aminoácido interfiere en la absorción de determinados nutrientes e interviene en la producción del ácido clorhídrico.

El ácido Glutaminico genera beneficios médicos o terapeutas. Este es usado habitualmente en el tratamiento de la distrofia muscular y epilepsia.

 

Funciones que desempeña el Ácido Glutáminico el organismo

– Es fundamental en el mantenimiento y crecimiento celular.
– Precursor para la síntesis de ácido nucleico ADN.
– Previene la atrofia intestinal e infecciones.
– Reduce la permeabilidad intestinal.
– Regula la producción de urea en el hígado.
– Es precursor para la síntesis de un metabolismo con alto potencial antioxidante como ser la producción de glutatión.
– Parece ser que interviene en la liberación de GnRH (hormona liberadora de la gonadotropina, la cual es fundamental para el dimorfismo cerebral y corporal).
– Nos ayuda en la producción de ácido clorhídrico.
– Controla los niveles de amoniaco en el cerebro.
– Junto a la vitamina B6, es precursor del neurotransmisor GABA, cuya acción sedante sobre el sistema nervioso es importante.
– Es requerido como fuente de energía por las células del sistema inmunitario.
– Ayuda en la producción de energía para el cerebro.
– Ayuda a controlar el alcoholismo.
– Ayuda a la cicatrización de ulceras.
– Alivia la fatiga, la depresión y la impotencia.
– Se usa en la demanda senil y la falta de concentración.
– Excelente en el tratamiento de las funciones normales de la próstata.
– Interviene específicamente en la utilización de la glucosa por las células del cerebro.
– Funciona como sistema de transporte de aminoácidos y de nitrógeno desde los tejidos periféricos hacia el hígado.
– Precursor de la biosíntesis de las bases purinicas y pirimidinicas.
– Como donador de nitrógeno del grupo de amida en el riñón, en este sentido, se ha visto que la glutamina cumple un papel muy importante en la regulación del equilibrio acido- base. Las personas deficientes en proteínas tienen deficiencia de Ácido Glutámico.

 

La falta de Ácido Glutaminico puede ocasionar

– Alteraciones graves en el aprendizaje, la memorización y la plasticidad neuronal.
– Alteraciones importantes del sistema nervioso.
– Falta de concentración y de reflejos.

 

Alimentos ricos en Ácido Glutaminico

ORIGEN ANIMAL: carne, pescado, huevos, productos lácteos, vegetales.

ORIGEN VEGETAL: algunas plantas ricas en proteína también contienen Acido Glutaminico.

 

Requerimiento diario de Ácido Glutaminico para el organismo

Dependiendo de la necesidad se debe consultar con un médico nutricionista.

 

Interacciones del Ácido Glutaminico con otros medicamentos

La lactosa ayuda a disminuir el amoniaco en el cuerpo. Teniendo glutamina junto con lactosa puede disminuir la eficiencia de la lactosa.

Los medicamentos usados para prevenir las convulsiones afectan las sustancias químicas en el cerebro, la glutamina también puede afectar los productos químicos en el cerebro.

Algunos medicamentos que se utilizan para prevenir las convulsiones y que incluyan mysoline, depakene, neurontin, tegretol, dilantin y otros podrían no ser beneficiosos al mezclarse con el Ácido Glutaminico.

 

Enfermedades en las que se aconseja el uso de Ácido Glutaminico

– Alcoholismo.
– Cansancio.
– Fatiga.
– Cicatrización de heridas, quemaduras y ulceras.
– Trastorno de concentración y la memoria.
– Demencia senil.
– Enfermedades degenerativas.
– Efectos negativos por radiaciones.
– Falta de concentración.
– Hiperplasia benigna de próstata.
– Impotencia.
– Infecciones intestinales, incluida la candidiasis.
– Trastorno del aprendizaje.

 

Precauciones a tener en cuenta con el uso de Ácido Glutaminico

Las personas con afecciones hepáticas o renales no deben ingerir grandes cantidades de aminoácidos sin las recomendaciones de un profesional de la medicina.

Se desaconseja su uso en trastornos bipolares, trastorno del sistema nervioso central, se ha encontrado un incremento del ácido glutaminico y de GABA en líquido encefalorraquideo en varias enfermedades neurológicas, como Parkinson, meningitis, tuberculosis, epilepsia.

También hay alteraciones en la función y expresión de los transportadores de membrana del Ácido Glutaminico.

También debe tenerse en cuenta cuando se esté consumiendo algunos medicamentos tales como metrotexaco, salvo indicaciones médicas.

Los adultos deben evitar el uso de más de 40 g de glutamina al día.

Los niños de 3 a 12 años no se deben administrar dosis mayores a 0,65 g por kg de peso por día.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *