Virus del Papiloma Humano

Virus del Papiloma Humano
Virus del Papiloma Humano
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto[s]

El Virus del Papiloma Humano, por sus siglas VPH o HPV del inglés human papillomavirus, se trata de un virus que se extiende a través del contacto sexual y este puede generar condiloma acuminata o cáncer. De tal forma la infección por Virus del Papiloma Humano se define como una de las enfermedades de transmisión sexual más habituales. De igual manera, tanto el hombre como la mujer se encuentran expuestos a contraer la infección, desarrollar diversas lesiones o determinadas enfermedades y actuar como transmisores.

Actualmente se registran más de 130 tipos diferentes del Virus del Papiloma Humano, de entre los tales, aproximadamente más de 30 son propagados mediante las relaciones sexuales. Sin embargo la mayoría de los tipos son inofensivos, y por otra parte determinados pueden llegar a originar lesiones cutáneas, como ser condilomas/verrugas genitales, infertilidad en la mujer, lesiones serias en recién nacidos, en situaciones de infección en mujeres embarazadas o cáncer, ya se trate cáncer cervical, cáncer de vulva, cáncer de vagina, cáncer de ano, cáncer de pene o cáncer orofaríngeo.

Las causas más frecuentes de la infección por el VPH son las relaciones sexuales, en determinado punto se define como una de las principales causas, además, aunque infrecuentemente, se puede transmitir la infección durante el parto de madre a hijo.

El tratamiento para la infección se asocia a las condiciones de cada caso y este se enfoca en las lesiones que se presenten.

En relaciona a las medidas de prevención, la vacuna del virus del papiloma humano es la principal y la medida determinante para prevenir una infección futura.

Entre tanto en España, el VPH tiene un impacto elevado. Aproximadamente el 29% de las mujeres españolas en edades que oscilan los 18 y 25 años se encuentran infectadas por el virus. Se precisa que hasta la fecha se registran aproximadamente 2 millones de mujeres que tienen el VPH.

Este virus se posiciona en la escala del 5,2% de tumores a nivel global. Alrededor del 70% y el 80% de los cánceres de cuello de útero se asocian al VPH.

 

Definición de infección por el virus del papiloma humano

El virus del papiloma humano – VPH o HPV siglas del inglés “human papillomavirus”, integra la familia de virus denominada Papillomaviridae. Tales virus perjudican especialmente a las células de la piel y las mucosas, como ser genitales, ano, boca o vías respiratorias.

Hasta la fecha se registran en existencia más de 100 tipos diferentes de este virus, de entre los cuales unos genotipos son responsables de provocar lesiones cutáneas (condilomas o verrugas genitales) y otros específicamente en las mucosas y en el tracto genital, respecto a este caso se refiere aproximadamente a 45 genotipos diferentes, con probabilidades de llegar a desarrollar cáncer, entre los cuales cáncer cervical, cáncer de vulva, cáncer de vagina, cáncer de ano, cáncer de pene o cáncer orofaríngeo.

 

Causas de la infección por el virus del papiloma humano

La causa específica de infección de este virus es principalmente el contacto sexual. Además existen factores que elevan el riesgo de contagio, dentro de los cuales se consideran:

– Tener diversas parejas sexuales.
– Llevar a cabo relaciones sexuales sin el uso del preservativo.
– La edad temprana en el inicio de las relaciones sexuales.
– Contar con un sistema inmunitario deprimido.

Por otra parte, la infección por el virus del papiloma humano además se puede transmitir por las siguientes causas:

– Transferencia durante el parto. La madre puede trasladar la infección a su hijo en el momento del parto.
– Depilación púbica completa. El vello genital tiene el propósito de ayudar a evitar la proliferación de infecciones, ya que este actúa como un escudo frente al virus, tanto en hombre como mujeres.

 

Síntomas de la infección por el virus del papiloma humano

El virus del papiloma humano puedo no presentar sintomatología alguna, pero este aspecto no significa que no exista un desarrollo de la infección. En la mayoría de los escenarios la infección es pasajera y se resuelve naturalmente. Alrededor de un 3-10 % de las mujeres infectadas por los VPH determinadas de alto riesgo, la infección se desarrolla y se vuelve persistente aumentando aún más el riesgo de desarrollar cáncer en el tracto genital.

En situaciones de que la infección se presente, lo más común es que se reflejen condilomas o verrugas genitales tanto en el hombre como en la mujer, sin embargo las manifestaciones se asocian con el serotipo de VPH; algunos pueden llegar a afectar únicamente a la piel y mientras tanto otros a las mucosas y entre estos últimos unos pueden llegar a convertirse en riesgo y desarrollar cáncer y otros de considerados de bajo riesgo que únicamente generan verrugas.

Las verrugas genitales, de acuerdo al serotipo, pueden desarrollar enfermedades aún más graves. Si la infección por VPH no es tratada apropiadamente y si el sistema inmunitario no tiene las condiciones para contrarrestar la infección, pueden originarse diversos tipos de cáncer: cervical, de vulva, de vagina, de ano o de pene.

 

Diagnóstico de la infección por el virus del papiloma humano

Es bastante común que las personas que están infectadas por el virus del papiloma humano no lo perciban ni se den cuenta de la infección porque no presentan síntomas. Hasta la fecha lo métodos empleados son la exploración ginecológica y las citologías periódicas – prueba de Papanicolaou, estas herramientas han sido las fórmulas empleadas para el diagnóstico precoz del VPH o de determinada lesión precancerosa que se pudiera desarrollar.

La prueba de Papanicolaou se emplea con el propósito de percibir cambios celulares o células anormales localizados en el cuello del útero. El uso de las vacunas no erradica la necesidad de llevar a cabo citologías periódicamente. Esta prueba es importante como técnica de cribado, con influencia en la minimización de la morbilidad y mortalidad por cáncer de cérvix en más de un 75 % en las poblaciones en que es empleada de manera sistemática y continuada, gracias a la pronóstico temprano de lesiones preneoplásicas.

 

Tratamiento de la infección por el virus del papiloma humano

Es bastante común que el sistema inmunitario luche contra el virus por sí mismo, razón por la cual el condiloma acuminado, que as u vez es comúnmente definido como verruga genital, desaparece tras un lapso de tiempo. En situaciones donde se quieran erradicar rápidamente, se dispone de diversos tratamientos para tratar las verrugas genitales, entre ellos se encuentran:

– Fármacos para aplicar directamente sobre las verrugas.
– Cirugía o láser.
– Electrocauterización.
– Crioterapia.
– Inyecciones de interferón.

Por otro lado, para el tratamiento del cáncer de cuello de útero también se cuentan con diversos métodos que se adaptan a cada caso en específico. Por ejemplo, si el cáncer se encuentra en su primer estadio se puede optar por la extirpación. En escenarios donde este se encuentre muy avanzado, lo más común es tratarlo con métodos como la radioterapia, y en otros casos combinada con quimioterapia.

 

Evolución de la infección por el virus del papiloma humano

Tratándose del aspecto de la evolución, en la mayoría de las infecciones generadas por el virus del papiloma humano, estas se resuelven por sí solas, no obstante existe un grado de riesgo de que una infección por VPH se vuelva crónica y de que las lesiones precancerosas se encaminen hacia un cáncer de cérvix.

En el caso de mujeres que presentan un sistema inmunitario normal, este patrón de cáncer puede tardar en manifestarse hasta 20 años, entre tanto en aquellas mujeres con un sistema inmunitario debilitado puede manifestarse a los 5 o 10 años.

 

Prevención de la infección por el virus del papiloma humano

La forma más efectiva para prevenir el contagio es mediante el uso sistemático del preservativo mientras se sostienen relaciones sexuales. El uso del preservativo fundamental tanto en la penetración como durante el sexo oral. No obstante, esta táctica no es segura en un 100%, esto es a causa que el virus puede localizarse en áreas de la piel que el látex no cubre, razón por la cual el preservativo minimiza el riesgo pero no evita en un 100% la infección por el virus del papiloma humano.

En conclusión la forma más efectiva y segura sería evitar contacto genital con otra persona.

 


 

Información obtenida de fuentes externas. Desde www.salud-vida.es no nos hacemos responsables del uso o interpretación que se le dé a la información aquí mostrada ni de la autenticidad o veracidad de la misma.

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *