Un equipo internacional conformado por investigadores canadienses y españoles, identificó mutaciones que explican la evolución agresiva de la leucemia linfática crónica y el meduloblastoma. Hasta los momentos no se habían realizado estudios de ciertas áreas del genoma de las células tumorales contempladas en la investigación.

En este sentido, se publicaron dos estudios en la revista  Nature relativas al genoma. En ellas se  demuestra  que en esas áreas o regiones no exploradas, se encuentran mutaciones reveladoras del desarrollo de diferentes tipos de cáncer. Cabe destacar que el genoma es el material genético en las células del cuerpo que contiene la información de cada persona.

Las investigaciones fueron realizadas por un grupo de científicos pertenecientes al Centro de Investigación del Cáncer de Ontario y el Hospital for Sick Children de Toronto. Además de científicos del Hospital Clínic-Idibaps de Barcelona y la Universidad de Oviedo.

Escoja siempre el mejor seguro de salud para usted y su familia

En el desarrollo de la investigación lograron identificar diferentes mutaciones que dan respuesta al por qué de la agresiva evolución de la leucemia linfática crónica. Asimismo del tumor canceroso del cerebro, específicamente del sistema nervioso (meduloblastoma).

Además, de estudiar también otros tipos de cáncer, por lo que será posible desarrollar nuevos “marcadores pronósticos”. O lo que es lo mismo, características no modificables que permitan clasificar los tumores y por ende desarrollar tipos de terapias específicas para cada uno de ellos.

De acuerdo a lo que explica el Doctor Elías Campo director de investigación del Hospital Clínic del IDIBAPS, el descubrimiento fue posible al uso de una nueva metodología bioinformática. Asimismo informa que las mutaciones identificadas, afectan a un gen muy pequeño, que no codifica proteínas como los ya conocidas. En conclusión se identificó por primera vez la importancia que representan estas áreas ocultas del genoma de las células tumorales.

Sin embargo, el pequeño gen U1-snRNA, afectado por las mutaciones identificadas contribuye a que gran parte de los genes de las células maduren. Por lo tanto, las mutaciones tendrán un efecto cascada. Y de esta forma, afectará a los mecanismos moleculares responsables de que el cáncer aparezca y evolucione.

Por otra parte, y en el mismo sentido, Xosé Antón Suárez Puente, profesor de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Oviedo y también uno de los autores del estudio, ratifica, que «el tipo de mutación determina la evolución del tumor. Así como la respuesta al tratamiento con fármacos específicos, de ahí la necesidad de conocer las mutaciones que causan esta transformación».

Revise ahora los mejores seguros de salud low cost y seguros de vida low cost, para realizar siempre la mejor elección

Consorcio Internacional de Genomas del Cáncer (ICGC)

En este sentido,  El ICGC, ha estudiado el genoma de una gran cantidad de células tumorales (+ de 17.000) de los principales tipos de cáncer. Con el objetivo de determinar cuáles son los genes que han mutado en esos tipos de tumores.

Con relación a ello, el Dr Xosé Antón Suárez Puente, explica

«Lamentablemente, algunas regiones del genoma son tan repetitivas y complejas, que habían quedado más allá de lo explorable con la tecnología de la que disponíamos”.

Así mismo hace una similitud, “es como tratar de completar un puzzle de una foto de un cielo azul. La mayor parte de las piezas azules podrían encajar en cualquier parte del puzzle, por lo que es muy difícil de completar»

Ahora, contando con nuevas tecnologías e innovaciones se logró explorar las áreas ocultas de genoma tumoral  y además, analizar más de 2.500 tipos de ellos. Y como consecuencia, revelar la existencia de dos nuevas mutaciones en tumores diferentes.

Además también es posible que se produzcan en regiones con características similares y dar lugar a otros tipos de cáncer y enfermedades genéticas. Lo que en concreto indica que la mutación identificada como U1-snRNA en muestras de leucemia linfática crónica, también se encuentra en el carcinoma hepático.

Por otra parte, Otra mutación en la misma área del genoma se encuentra en la mayoría de los tumores de los pacientes con meduloblastoma tipo SHH. Además de otros subtipos del mismo grupo de tumores que se presentan en el cerebro.

Los investigadores al realizar la validación funcional, confirmaron que esta mutación generaba una cadena de transformaciones en gran cantidad de genes. Además está relacionada con las formas más agresivas del cáncer leucemia linfática crónica la leucemia más frecuente en adultos.

En este sentid Elías Campo enfatiza,

«Hemos conseguido explicar por qué en un grupo de pacientes la enfermedad evoluciona rápidamente y requiere tratamiento. Mientras que en otros la leucemia es indolente y no requiere de tratamiento durante años».

Salud Extremadura registró elevados casos de listeriosis

Puntualiza además que estos nuevos descubrimientos son una gran oportunidad para generar nuevas alternativas de tratamientos. Además abren la posibilidad de que fármacos usados en otros tipos de tumores  sean efectivos en pacientes con  tumores de leucemia linfática crónica.

Es posible también que provea al sistema inmune, la posibilidad de reconocer las células tumorales a través de nuevos tratamientos de inmunoterapia.

El investigador concluye  que «Este estudio no solo es el primero en identificar mutaciones funcionales en las zonas repetitivas del genoma. Sino que pone de manifiesto la relevancia de hacer públicos y accesibles todos los estudios del genóma para que la comunidad científica pueda reanalizarlos a medida que se desarrollan nuevas herramientas de análisis».

Utilice siempre el mejor comparador de seguros de salud para encontrar y contratar el mejor seguro para usted y su familia

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES