Los antibióticos son medicamentos de uso delicado. Por lo general, las personas los utilizan “alegremente” cuando tienen alguna infección o dolor de garganta, o presentan cuadros febriles. Pero cuidado, tenga precaución, los antibióticos no curan cualquier infección, solos las causadas por bacterias.

Las virosis, gripes o resfriados, o simples dolores de garganta no se curan con antibióticos. A excepción de las causadas por estreptococos. Es un hecho que los antibióticos salvan vidas. Sin embargo, cuando se usan sin necesitarlos, lo más seguro es que causen resistencia, si la bacteria logró mutar. En este caso los antibióticos provocan más daños que beneficios.

Cuando en realidad los requiera, ya no le serán efectivos. Las bacterias se vuelven resistentes a los antibióticos, pues se transforman o mutan para que el antibiótico no las elimine. De esta manera ellas son capaces de resistir la acción de estos medicamentos, por lo tanto, los antibióticos se hacen son cada vez menos efectivos.

Recuerde, son las bacterias las que se hacen resistentes al antibiótico, no las personas ni los animales. De esta manera, las infecciones más comunes en el cuerpo humano, sencillamente no se podrán curar. Pues no habrá antibiótico que sea efectivo contra las bacterias que las producen.

Además, no todas las infecciones se curan con un mismo antibiótico, hay de diferentes tipos. De acuerdo a la infección que esté presente, se indicará el antibiótico que accione directamente sobre esa parte del cuerpo.

Escoja siempre el mejor seguro de salud para usted y su familia

Clasificación de los antibióticos

Dependiendo de su modo de acción, los antibióticos se clasifican en dos tipos. Los antibióticos de bajo espectro, los cuales afectan a pequeños grupos de gérmenes. Y los antibióticos de amplio espectro, que atacan y acaban con grandes grupos de gérmenes.

Otra clasificación está basada en el mecanismo de acción del antibiótico. Así se tiene, que, si el antibiótico actúa evitando que los gérmenes nocivos crezcan, entonces se clasifican como antibióticos bacteriostáticos.

Pero si actúan destruyendo al germen se clasifican como antibióticos bactericidas. Entre los que se encuentran las penicilinas y estreptomicinas y tres grupos más.

Revise ahora los mejores seguros de salud low cost y seguros de vida low cost, para realizar siempre la mejor elección

El peligro de tomar antibióticos cuando no los necesita

Cuando las bacterias se hacen resistentes a los antibióticos, causan infecciones en el cuerpo. Y tratarlas es mucho más difícil, será necesario entonces indicar otro antibiótico. Tal vez más difícil de conseguir, o simplemente que no exista en el mercado otro antibiótico activo para combatir a esa nueva bacteria, más resistente.

Las infecciones que son resistentes a los antibióticos por lo general tienen efectos colaterales de cierta gravedad.  Por lo que requieren tratamientos más intensivos y prolongados. En ocasiones la persona requiere ser hospitalizada por largo período de tiempo e inclusive puede morir.

En tan alarmante las cifras sobre la automedicación de antibióticos y la resistencia a los antibióticos, que la ONU alertó que, en 2050, morirá mayor cantidad de personas por resistencias bacterianas a los antibióticos que a causa del cáncer.

La resistencia a los antibióticos es una de las principales amenazas para la salud a nivel mundial. Por lo tanto, tenga mucho cuidado con el uso de antibióticos. No se auto medique, consulte a su médico, él le indicará si realmente tiene una infección y si requiere tomarlo para curarse.

Utilice siempre el mejor comparador de seguros de salud para encontrar y contratar el mejor seguro para usted y su familia

¿Qué hacer para que los antibióticos sean siempre efectivos?

Lo primero que debe hacer es no auto medicarse. Primero consulte al médico, si tiene algún antibiótico sin usar en su casa, llévelo a la consulta para que el profesional le indique si ese es el que necesita o si requiere de otro tipo. O en tal caso le indicará que lo bote porque está vencido.

Cuando tome el antibiótico recomendado por el médico, siga cuidadosamente las instrucciones, al pie de la letra. No altere la dosis, si lo hace y toma mayor cantidad, no se curará más rápido.

Cuando ya se sienta mejor y se esté recuperando, nunca deje de tomar el antibiótico antes de cumplir el tratamiento. Termine el tratamiento por completo, así las bacterias no tendrán oportunidad de sobrevivir para infectarlo nuevamente.

No guarde el resto de los antibióticos que ya abrió e ingirió, bote el resto.

Nunca use antibióticos guiados por la receta de otra persona.

No tomes antibióticos que haya utilizado en otra ocasión. Tampoco se los de a familiares o amigos para que los consuman. Explíquele los peligros que eso conlleva y anímelo a ir al doctor.

Siga estas recomendaciones y ayude a evitar y promover resistencia de las bacterias a los antibióticos. Contribuya a mantener la eficacia de los medicamentos en el cuerpo humano y también a alargar la vida de muchas personas.

La resistencia a los antibióticos

Considerando que cada vez las bacterias se hacen más resistentes a los antibióticos, por el uso indebido, los médicos son ahora más cautelosos en recomendarlos.

Son conscientes de la necesidad de recomendarlos solo cuando es estrictamente necesario. En este sentido, en una encuesta publicada en JAMA, The Journal of the American Medical Association en 2002, dio resultados sobre el uso de antibióticos en 1990.

Los médicos redujeron el número de prescripciones con antibióticos a niños que padecían de infecciones respiratorias comunes, en un 40%.

Desde su descubrimiento, el éxito de los antibióticos fue cada vez mayor. Pues ha salvado una cantidad inmensurable de vidas humanas.

Pero al mismo tiempo, esta emoción se ha visto reducida por la resistencia a los antibióticos. Un problema que surgió después de la entrada de la penicilina y que ahora amenaza la eficiencia de esta importante medicina.

Es determinante para garantizar la efectividad de los antibióticos, que se usen de forma inteligente. Tomarlo solamente si el pediatra o el especialista se lo indica. Es la única forma de preservar sus propiedades curativas para las generaciones futuras. Usándolos de manera consciente es posible lograrlo.

Utilice siempre el mejor comparador de seguros de salud para encontrar y contratar el mejor seguro para usted y su familia

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES