Valore esta información

Los implantes de senos y nalgas están dejando secuelas. Investigaciones recientes, demuestran que hay un raro tipo de linfoma asociado a las cicatrices que dejan los implantes mamarios y de glúteos. Va cada día en aumento.

En este sentido, la FDA de los Estados Unidos asegura en un comunicado reciente que los casos de LACG relacionado con los implantes mamarios van en progreso. Durante los últimos 8 años, se registraron 660 casos. Del total, los últimos 246 casos se detectaron durante el último año.

Un estudio fue publicado en enero de 2018 en la revista JAMA Oncology y realizado en los Países Bajos.  El estudio señala que los implantes mamarios estaban relacionados con un raro tipo de cáncer. La probabilidad de que aparezca es baja, sin embargo, se puede desarrollar tumoración.

Los investigadores holandeses, alertan sobre la aparición de este carcinoma e indican que es conveniente prestarle atención.

A pesar de su baja ocurrencia, el nuevo estudio proporcionó una mejor estimación sobre el riesgo de sufrir linfoma anaplásico de células grandes (LACG), al tener implantes mamarios.  Afecta al sistema inmune, no es un cáncer de mama como tal sino un subtipo de linfoma.

Diagnostíquese a tiempo, contrate el mejor seguro de salud utilizando el mejor comparador de seguros de salud

Este aparece en las cicatrices que quedan de la operación. Se forma siempre alrededor de los implantes. Se presenta en un pequeño porcentaje de mujeres operadas del pecho.

Los investigadores afirman que el riesgo es realmente bajo. Sin embargo, aconsejan a las mujeres a evaluar, si la operación es con fines estéticos, si realmente lo deben hacer. Asimismo consideran que se debe informar correctamente a las pacientes sobre este riesgo. Además indicarles como reconocer si se presentan síntomas.

Se conocían antecedentes sobre el riesgo que ocasionan los implantes. Había indicios de que se desarrollara este tipo de linforma. Sin embargo, no se tenían pruebas claras en relación a ello. Los implantes más propensos a desarrollar este tipo de tumoración son los texturados. Representan el 82% de los implantes donde se presenta el linfoma

Implantes de senos

En esta ocasión los investigadores del VU University Medical Center de Amsterdam utilizaron una muestra mayor para hacer análisis estadísticos. Se consideró un registro nacional de patología para identificar a pacientes que habían diagnosticado con linfoma no Hodgkin. Este incluye al LACG, en senos. El registro incluyo mujeres diagnosticadas entre 1990 y 2016

En lugar de investigar si los implantes, aumentan el riesgo del tumor maligno, los investigadores la enfocaron en otro sentido.  A partir del diagnóstico de LACG, analizaron en qué casos estaban presentes los implantes mamarios. Luego compararon la información con la tasa total de implantes en mujeres, que habían desarrollado otros tipos de linfomas en senos en senos.

De total, de casos revisados  43 pacientes tenían LACG y 32 se había realizado implantes mamarios. También se determinó que solo 1 de cada 146 mujeres que presentaban otros linfomas de mama había sido operada. Es decir, las mujeres con LACG en los senos tienen 421 veces más probabilidades de poseer estos implantes.

Los resultados hacen que los investigadores sospechen que es posible que sea una relación causal. A pesar de que es una relación estadística precisa. Aun así, no es suficiente para hacer cálculos del riesgo a largo plazo

Los resultados indican que una de cada 35.000 mujeres con implantes a los 50 años presenta linfoma anaplásico. Asimismo, una por cada 12.000 aparece a los 70 años y 1 por cada 7.000 a los 75 años de edad.

Los implantes de glúteo también presentan riesgos

En el mismo sentido, un nuevo trabajo también develó el primer caso conocido en la literatura médica sobre un LACG relacionado con implantes de glúteos. El estudio se publicó en la revista Aesthetic Surgery Journal. En él se concluye que debe hablarse del LACG, como un tipo de cáncer «relacionado con los implantes».

No se deben referir a él como exclusivo de los implantes de mamas. También se presenta en implantes de glúteo.

Fue un estudio de caso de una mujer de 49 años quien recibió implantes texturizados de glúteos. Un año después de operada, presentó ulceración, dolor e hinchazón, alrededor de los implantes.

El LACG se extendió a diversas partes del cuerpo hasta llegar a los pulmones. La biopsia de una masa pulmonar permitió identificar células de LACG. La mujer falleció meses después.

Los síntomas se pueden presentar décadas después de la intervención quirúrgica.

Diagnostíquese a tiempo, contrate el mejor seguro de salud utilizando el mejor comparador de seguros de salud

 

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES