Dar a conocer la importancia de las vacunas ayudará a que la población esté consiente de todas las enfermedades graves que se pueden evitar.

 Los avances de la medicina han demostrado que diversas enfermedades pueden ser prevenidas a partir de las medidas que se tomen en el hogar y que sirven para garantizar la salud de toda la familia. Desde siempre se ha hecho saber la importancia de las vacunas desde la infancia como una de las opciones de mayor peso para evitar enfermedades.

Una de las enfermedades de gravedad es la producida por las bacterias, resaltando entre ellas el meningococo, siendo frecuente en el territorio español aquella que pertenece al tipo B, permaneciendo latente en las vías respiratorias altas de cualquier persona, con capacidad de afectar la salud cuando menos se espere.

Aunque se desconoce la razón por la cual se activa en algunos individuos. Quienes se muestran más sensibles, los cuales quedan expuestos a sufrir algún proceso infeccioso, como es el caso de la meningitis y la sepsis. Los resultados pueden dejar alguna secuela, pero lamentablemente también tiene cabida la muerte.

Recuerde: mantenga protegid@s a sus hij@s contratando siempre el mejor seguro de salud

Cuáles son las posibles secuelas de un proceso infeccioso    

  1. Daños al sistema circulatorio
  2. Daños al sistema neurológico

Daños al sistema circulatorio

Entre estos prejuicios ha habido casos de amputaciones, provocados por fallas circulatorias.

Daños al sistema neurológico

Los daños neurológicos se presentan como un abanico de consecuencias que afectan el desempeño de la persona que lo padece. De este modo figuran la parálisis, alguna deficiencia intelectual, psicológica o comunicacional y dificultades para escuchar o para ver.

El meningococo puede pertenecer a diferentes subgrupos, conocidos como serogrupos, siendo conocidos trece de ellos. En el territorio ibérico y europeo es frecuente diagnosticar la presencia del B, pero se ha expandido de igual forma el W y el Y. Gracias a los procedimientos de vacunación, el C ha aminorado su aparición.

La problemática de esta bacteria es que tiene la capacidad de propagarse por las gotas de saliva, un aspecto común que se produce a través de la tos o del estornudo, si las personas se encuentran cerca. Esto explica su aparición de contagios en las escuelas o en la casa familiar.

Sin embargo, para tranquilidad de quienes leen estas líneas, deben saber que no se trasmite de una manera tan rápida como lo puede hacer una gripe o un catarro, pero tiene la posibilidad de ocasionar cuadros de vómitos, confusión e intolerancia a la luz, un elemento anómalo denominado fotofobia.

Sus síntomas, que pueden surgir después de tres o siete días después de su activación en un organismo, suelen ser dolores de cabeza, fiebre y cierta rigidez en el área de la nuca. Aparece de una forma imprevista, de un momento para otro.

Importancia de las vacunas ¿A quién vacunar?

Los niños que aún no llegan a su primer año de vida son los más propensos a sufrir esta enfermedad. De ahí la importancia de seguir la recomendación del especialista en referencia al cronograma de vacunación que deben recibir los infantes. Sobre todo porque no es la única vacuna que se les debe administrar.

Casos de meningitis ¡Alerta!

España encabeza los casos de meningitis que se dan en Europa, a pesar de que su número no es elevado a nivel general, dado que la tasa de aparición puede acercarse a uno por cada 100.000 personas. Por esta razón la comunidad autónoma incluye la vacuna contra esta bacteria.

El combate ante el serogrupo C está incluida en esos calendarios, el B es más reciente. De acuerdo con la situación que se vivencie en cada país, cuando se planifica un viaje debe verificarse si se exige o no esta vacuna, que abarca grupos de infantes de seis semanas y adolescentes hasta los 18 años, extensible al resto de la familia.

Vacunas para niños

Un calendario actual en el país incluye un plan para infantes que cubra una vacunación contra polio, difteria, tosferina, tétanos, hepatitis B, influenza, varicela, así como para el neumococo y el meningococo, la cual cubre los serogrupos mencionados.

Los especialistas son los más indicados para presentar esta planificación a cada familia cuando llevan a los infantes a su consulta periódica, así como acordar con ellos su aplicación conforme lo dictado por la Asociación Española de Pediatría. Usualmente los pediatras que reciben a los niños al nacer los ponen al tanto.

Como sucede en los casos de enfermedad, vale más la prevención que enfrentarse a un cuadro de angustia producto de la aparición de alguna de estas enfermedades por la falta de inmunización de quienes están en edad de su aplicación. Quien tenga dudas sobre su efectividad, debe conversarlo con su médico de confianza.

Para comprar seguro de salud, utilice siempre el mejor comparador de seguros de salud.

También te puede interesar

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES